Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

restorán de la semana

Karak

Rakel Cernicharo, cocina creativa con sentido común

Por | 15/03/2019 | 1 min, 18 seg

Rakel Cernicharo no está cómoda en lo previsible y de ahí, digo yo, alguno de nuestros desencuentros. La madurez, dicen, es saber quién eres y aprender que la renuncia, a veces, es una virtud; y supongo ahí andamos los dos, aprendiendo a base de zarpazos. Yo siento que no siempre la presté la atención que merecía, pero la vida también es corregir. Y en esas estamos.

No me alargaré con la glosa: este Karak funciona como un reloj y no está tan lejos, en su forma de entender la gastronomía, de lo que proponen otros grandes: DSTAgE de Diego Guerrero o Dos Pebrots de Albert Raurich. Cocina creativa con sentido común, mesas compartidas frente a la cocina abierta (me encanta la distribución), un salón con pretensiones más ‘gastronómicas’ y un ciervo que mira de frente. Como ella. Me gustaron el queso de flor de naranjo, el steak tartar de pato y especialmente el guiso de garbanzos y curry; y me alegró muchísimo encontrarme, al mando de la bodega, a José Ramón Romero —gentleman, enópata (lo conocí en aquella época maravillosa, allá por dos mil siete; cuánto le debemos tantos amantes del vino a aquellos años cobijados bajo las alas de Juan Ferrer) y alma sensible. En los bajos del hotel One Shot, dos años después de tanto ruido y tantos cambios; y con todo el futuro del mundo. No se pierdan este Karak.

Comenta este artículo en
next