X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

grand place / OPINIÓN

Kramer contra Kramer

30/07/2019 - 

Mi recuerdo del Museo del Prado no fue La maja desnuda, ni La maja vestida, ni Los fusilamientos del 2 de mayo o Las Meninas de Velázquez… La primera visita que realicé con mis padres me dejó indeleble en la memoria la imagen de Saturno devorando a su hijo, una de las más tenebrosas obras de la serie de “pinturas negras” de Goya. Un dios tenebroso con sangre en las comisuras de su boca, los ojos desorbitados, mientras sujeta en la mano el cuerpo de su hijo, ya sin cabeza…

Ésta es la imagen, aunque del revés que me vino a la mente cuando escuché al recién nombrado Primer Ministro británico, Boris Johnson, vanagloriarse de que el 31 de octubre el Reino Unido saldría de la Unión Europea sí o sí y, a ser posible, por las bravas… Digo que es una imagen del revés, porque en esta historia, que no leyenda, será el hijo el que devorará al padre. 

Hete aquí que Saturno -el originario Cronos, el dios del tiempo en la mitología griega-,verá cómo su hijo le devora. Como en la ochentera película Kramer contra Kramer, donde una pareja arrastraba sus disputas durante el proceso de divorcio bajo la incrédula mirada de su hijo, asistiremos al episodio Boris contra Boris sin que, en estos momentos, ni padre ni hijo sean realmente conscientes.

Va de Brexit, como habrán imaginado a estas alturas del artículo. Efectivamente, creo que el Primer Ministro Boris Johnson y su padre Stanley Johnson van a tener algunas diferencias cuando se acerque la hora de la despedida…, como que Johnson hijo puede dejar sin pensión a su padre. 

Resulta que Stanley Johnson es un afortunado pensionista doble de la Unión Europea. El señor Johnson trabajó como funcionario desde que el Reino Unido entró en el club, en 1973, hasta que cogió en 1990 una excedencia para dedicarse a otros negocios a nivel internacional. En ese ínterin, además tuvo el privilegio de ser elegido diputado del Parlamento Europeo, tras pedir una excelencia de la Comisión, durante la legislatura 1984-1989. En 1994 se prejubiló como funcionario de la Comisión…

Si tenemos en cuenta el primer y principal efecto del Brexit sin acuerdo que amenaza con aplicar Johnson Jr., éste será salirse sin pagar a Bruselas la factura del divorcio, es decir, la deuda reconocida en el Acuerdo de Salida: 43.000 millones de euros. El Primer Ministro ha hecho gala de ello, como si este dinero fuera a parar a los bolsillos de los ciudadanos europeos.

Foto: Jonathan Brady/PA Wire/dpa

No cariño, no. Esta cantidad va destinada a contribuir a algunos de los pasivos de la Unión, en los que ha incurrido el Reino Unido antes del 31 de diciembre de 2020, fecha prevista inicialmente para una salida con acuerdo. Parte de esta cantidad son las pensiones de los funcionarios europeos y británicos ya jubilados o que irán jubilándose en el futuro hasta el año 2060, entre ellas, la del señor Johnson padre.

Además, hay otras deudas pendientes como los fondos y proyectos europeos en curso, los préstamos del Banco Europeo de Inversiones y otros créditos, el coste de la mudanza de las agencias europeas con sede en el Reino Unido, las subvenciones a las políticas de cohesión como la agraria… 

Pero, será la pensión del papá de Johnson, una jubilación dorada de más de 5.000 euros de paguita como funcionario, más la proporcional de sus cinco años como eurodiputado, la que provoque un desencuentro similar al del cuadro de Goya y Lucientes. Y, si no, al tiempo, digo, a Cronos…

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email