GRUPO PLAZA

proyecto con galería punto

La banda Uke convierte una galería de arte en sala de concierto

17/03/2021 - 

VALÈNCIA. Los espacios culturales están en continua reflexión, especialmente en un año en el que las restricciones les han obligado a mudar de piel más de una vez. En este sentido, quizá más que nunca, es importante tender puentes entre creadores y disciplinas, un espíritu del que galería Punto sabe una cosa o dos. El espacio expositivo se convertirá este fin de semana en el estudio de grabación/sala de concierto de la banda Uke, compuesta por Laura Soriano y Roberto Martín, que tocarán en la sala sus dos últimos temas, avance de un disco que verá la luz en septiembre. Esta suerte de concierto surge de la necesidad y, también, de la estima, una grabación que se podrá ver online aunque, eso sí, se ha querido huir de la idea de “usar y tirar” de los Instagram Live que explotaron durante el confinamiento, generando una grabación profesional un formato acústico que pretende mostrar en un “envoltorio distinto” (tanto en sonido como en el contenedor) su música.

Aunque para la banda los espacios inusuales para la música no son novedad, lo cierto es que la galería de arte como sala de concierto no es habitual tampoco para Uke, aunque, si bien, podría ser inicio de un idilio que se alargue en el tiempo. “Nuestra música suele ser muy calmada, necesita atención. Una sala de conciertos por lo general es bastante hostil par este tipo de música, por eso siempre hemos buscado espacios como librerías o jardines”, explica Roberto Marín en conversación con Culturplaza. “Estar rodeado de obras de arte es mejor que estar rodeado de botellas de ginebra”.

La banda tocará en director ‘Lo vulgar’ y ‘La destrucción o el amor’, avances de su próximo disco, un álbum que saldrá en septiembre con una tirada limitada de 200 vinilos y que sabe a despedida. “Todos nuestros discos están vertebrados por algún tema. Este es un viaje a un tipo de despedida”, explica Martín. El titulo, Au revoir, les enfants, remite a esa despedida y, también, es un guiño al cine francés, un proyecto compuesto por doce temas, de los cuales cuatro son instrumentales, creados en un contexto, cómo no, extraño. “Ha sido una cura espiritual. Ponernos a componer y grabar. No sé si se verá reflejado en las canciones, pero ha sido un proceso muy bonito. Hemos usado la música como terapia, hemos transformado lo que estábamos pasando en belleza”.


El resultado de estos meses de trabajo se verá ahora con este adelanto en galería Punto que abre una nueva línea de trabajo para el espacio. Así, esta iniciativa se enmarca en ‘Experiencias’, el programa de acciones de la galería de arte mediante el que buscan “compartir un momento íntimo y memorable” a través del arte, más en un contexto dificultoso para la creación como el actual. “Tanto por nuestra parte como la galería somos viajeros del mismo barco, que es la cultura. Debemos crear esas interacciones, apoyarnos y buscar nuevas formulas”, explica Martín. 

“Somos un tejido de experiencias que compartimos con otros” añade por su parte el galerista Jorge López. Fue el propio López, quien se convirtió en propietario de la mítica galería valenciana en 2020, el que puso sobre la mesa un cambio que no solo pasaba por repensar el espacio desde el punto de vista expositivo. Ya entonces, en conversación con este diario, avanzó su intención de generar un “laboratorio de ideas” que sume más actividades que las que tradicionalmente se asocian a una galería. “La galería debe ser testigo de su presente”, explicaba entonces López, quien apela a recuperar el espíritu de los primeros años de Punto, tomando el pulso a la nueva creación y ampliando los objetivos de la galería. La grabación de Uke coincide, además, con la preparación de la próxima exposición de Punto, protagonizada por el murciano Juan de Dios Morenilla, muestra que se podrá ver a partir del 24 de marzo. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email