X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

La celiaquía afecta a más de 12.460 personas en la Comunitat Valenciana

30/05/2017 - 

VALÈNCIA, (EP). La consellera de Sanidad, Carmen Montón, ha destacado que "el papel del pediatra y del médico de familia en atención primaria es especialmente relevante en el diagnóstico precoz de la enfermedad celíaca, evitando así el desarrollo a largo plazo de complicaciones graves". En la Comunitat Valenciana hay 12.466 pacientes diagnosticados con esta enfermedad.

Montón se ha manifestado en estos términos coincidiendo con la celebración, este sábado, del Día Mundial del Celíaco. En la Comunitat Valenciana hay 12.466 pacientes diagnosticados con esta enfermedad, según datos de diciembre de 2016, según ha informado la Generalitat en un comunicado.

Por provincias, 6.347 personas diagnosticadas con celiaquía se encuentran en Valencia, 1.391 en Castellón y 4.728 en Alicante, por lo que 250 de cada 100.000 habitantes de la Comunitat padecen esta patología. En el año 2016 se diagnosticaron 1.903 nuevos pacientes, de ellos 695 en edad pediátrica (hasta 14 años) y 1.208 en edad adulta.

La enfermedad celíaca es una forma de enteropatía que afecta a individuos genéticamente predispuestos, al entrar en contacto con alimentos que contienen gluten. Esta enfermedad puede presentarse a cualquier edad de la vida y se da con manifestaciones clínicas muy variadas, aunque en muchos casos la enfermedad es asintomática.

Los síntomas más frecuentes que presenta esta patología son intestinales como la diarrea, retraso en el crecimiento, irritabilidad y falta de apetito, en niños, y diarrea crónica y anemia, en adultos.

Ante esto, solo existe un único tratamiento que es el de una estricta dieta sin gluten. Por ello, los médicos digestivos recomiendan no ingerir alimentos que contengan trigo, cebada, centeno y avena.

Una vez un paciente es diagnosticado, es necesario realizar un seguimiento clínico con el objetivo de vigilar la evolución de los síntomas, controlar el crecimiento en los niños y vigilar el cumplimiento de la dieta. Al principio estas revisiones son más frecuentes, pero una vez el paciente no presenta síntomas se realizan controles de forma anual para descartar anemia o falta de vitamina D, a través de un estudio de anticuerpos.

En cuanto a los comedores escolares, están obligados a disponer de un menú especial o de régimen para atender al alumnado que, mediante el correspondiente certificado médico, acredite la imposibilidad de ingerir determinados alimentos que puedan ser perjudiciales para su salud, de acuerdo con la Orden 53/2012, de 8 de agosto de la Conselleria de Educación, Formación y Empleo.

El pasado mes de marzo la dirección general de Salud Pública de la Conselleria elaboró un informe donde se recogen los resultados del Programa de Control de Alergias e Intolerancias Alimentarias en comedores escolares.

En este informe se muestra que el 2,6% de los niños que acuden al comedor escolar requieren un menú especial adaptado a sus alergias o intolerancias. De ellas, las más frecuentes entre los escolares son a la leche y al gluten, con un 18,7% y un 13% respectivamente.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email