Hoy es 18 de julio
GRUPO PLAZA

Es la Tercera región en España con mayor déficit

La Comunitat Valenciana necesita más de 40.000 viviendas hasta 2025, según el Banco de España

Foto: EDUARDO MANZANA
4/06/2024 - 

VALÈNCIA. El Banco de España pone cifras al problema de la vivienda en la Comunitat Valenciana. Ya no solo los promotores alzan la voz ante la escasa producción de inmuebles de obra nueva en el mercado, sino que también el supervisor advierte del elevado déficit habitacional que hay en España, y concretamente en la región valenciana, una situación que está imposibilitando el acceso a la vivienda a muchos ciudadanos. En este sentido, señala que la autonomía necesita 40.400 viviendas más de las proyectadas ahora mismo para el bienio 2024-2025. Esta necesidad, mientras crece la demanda, es la consecuencia directa de que los precios hayan ido al alza.

Tanto es así que, según el informe del Banco de España, la Comunitat es la tercera autonomía en España con mayor desfase de obra nueva, solo por detrás de la Comunidad de Madrid, que lidera el ránking con un déficit de unas 60.000 viviendas; seguida de cerca por Cataluña, donde faltarán alrededor de 55.200 unidades en estos dos ejercicios. Y es que, según el documento, todas las autonomías, a excepción de Castilla y León y Asturias, van a tener necesidades de producción de inmuebles hasta 2025. En total, España precisa 600.000 nuevos inmuebles, en línea con la generación de hogares de cada año en el país.

De hecho, refleja que, por el lado de la demanda, el principal problema de este desajuste viene por la elevada absorción del producto existente, ya que las compraventas siguen creciendo porque la creación de nuevos hogares en el país avanza a un ritmo mayor que la construcción de viviendas. Pero también por las compras de los internacionales, principalmente en la costa Mediterránea y las islas. 

Por el lado de la oferta, su escasez se debe a "la aparición de usos alternativos y las limitaciones a la producción de vivienda por la escasez de mano de obra, el aumento de los costes o la falta de inversiones para desarrollar suelo", apunta el informe. Un diagnóstico que coincide con el de los promotores que llevan tiempo advirtiendo de esta situación, que está agudizando la emergencia habitacional. Por ello, reclaman a la Administración una colaboración para buscar soluciones al problema del acceso a la vivienda. 

"La creación neta de hogares hasta 2023 se sitúa por encima de la producción de vivienda nueva, dando lugar a un déficit actual de unas 375.000 viviendas. Además, en 2024 y 2025, las proyecciones de creación neta de hogares, junto con el volumen de viviendas actualmente iniciadas que se terminarán en este período, implicarían un déficit adicional superior a las 225.000 viviendas", señala el documento del supervisor financiero. Por tanto, la cifra se elevará a las 600.000 unidades en 2025, concentrado las comunidades con mayor actividad económica y turística el mayor volumen de necesidad.

Foto: EDUARDO MANZANA

"En los años 80 y hasta 2010, el desarrollo de inmuebles de nueva construcción superaba ampliamente al volumen de creación de hogares, lo que significa que la oferta estaba respondiendo incluso de una manera holgada y flexible a esas necesidades de creación neta de los hogares", según explicó Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España, durante un encuentro de economía celebrado a finales de abril en Badajoz. 

En este sentido, añadió que lo que está sucediendo ahora es que la creación neta de hogares es "significativamente más importante que las viviendas iniciadas y las viviendas terminadas". "Si uno acumula las diferencias de los últimos dos años y las proyecciones para los dos próximos, el déficit acumulado entre 2022 y 2025 podría acercarse a las 600.000 viviendas", puntualizó.

"Sin sobredimensionamiento de la actividad inmobiliaria"

Por tanto, remarcó que no se detectan señales de "sobredimensionamiento de la actividad inmobiliaria". Es más, lo que se necesita es una mayor ejecución de proyectos, principalmente en aquellos municipios en los que ha crecido su población y se han registrado incrementos más acentuados de los precios, apuntando a la rigidez de la oferta para absorber el impulso de la demanda. 

"El déficit de vivienda nueva es particularmente intenso en aquellas comunidades en donde se concentra el crecimiento poblacional y la actividad turística. Por ejemplo, la vivienda nueva podría satisfacer cerca de un 40% de la demanda potencial de los nuevos hogares en el período 2022-2025 en el conjunto de España. Esta cuantía se reduciría a menos de un 20% en las Islas Canarias y a un rango de entre el 25% y el 30% en Cataluña, la Comunitat Valenciana o Murcia", incidió De Cos.

Por todo ello, como recetas para revertir este panorama, el gobernador del Banco de España defiende una evaluación del impacto de las políticas públicas ya desplegadas sobre el acceso a la vivienda, así como una coordinación de las actuaciones entre las distintas Administraciones, priorización del incremento de la oferta de vivienda residencial y colaboración público-privada.

También, la asignación de los recursos públicos disponibles a los colectivos con menores ingresos y actuaciones en áreas tensionadas; reforzar la seguridad jurídica; mejorar los procedimientos administrativos relacionados con las políticas de suelo y urbanismo; y combinar el diseño de las políticas de vivienda con reformas estructurales (productividad y empleo), reformas tributarias y mejoras en las políticas de transporte metropolitano.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme

Acceso accionistas

 


Accionistas