GRUPO PLAZA

Cuatro comunidades se beneficiarán de la inversión de 325 millones de euros

La Comunitat Valenciana queda fuera del préstamo del BEI a Galp para plantas solares en España

23/10/2021 - 

BRUSELAS. La Comunitat Valenciana no se beneficiará del proyecto fotovoltaico de Galp, consistente en una cartera de plantas solares fotovoltaicas de unos 2 GWp a instalar en España con la financiación del Banco Europeo de Inversiones (BEI). Andalucía, Aragón, Castilla-La Mancha y Extremadura serán las autonomías agraciadas con este proyecto, en el que priman factores de cohesión regional. Se desconoce si los valencianos también se quedarán fuera de otro proyecto del BEI, para desplegar estaciones de recarga para coches eléctricos, ya que el acuerdo con Galp se destina también a “las regiones menos desarrolladas y de transición en toda la Península Ibérica”.

Uno de los acuerdos consiste en un préstamo del BEI para energía verde de hasta 325 millones de euros, destinado a financiar la construcción y desarrollo por parte de Galp de un gran número de plantas solares fotovoltaicas de uso comercial en España. Se prevé que las obras comiencen en los próximos tres años, incluyendo la infraestructura auxiliar para la interconexión a la red.

Con unas dimensiones que van desde los 24 MWp hasta los 449 MWp, las plantas fotovoltaicas se ubicarán en regiones incluidas en el mapa de cohesión de España, como son Andalucía, Aragón, Castilla-La Mancha y Extremadura.

La cartera de proyectos incluye plantas solares fotovoltaicas de uso comercial con una capacidad total de unos 2 GWp, equivalente al consumo energético anual de 866.400 hogares. Más adelante también podría acordarse un importe adicional de 325 millones de euros en forma de financiación de proyectos (Project Finance), lo que significa que la financiación global del BEI para este proyecto podría alcanzar 650 millones de euros.

La financiación del BEI impulsará la seguridad del suministro energético, la lucha contra el cambio climático, la creación de empleo y la cohesión social, además de contribuir a los objetivos españoles de energías renovables establecidos en los Planes Nacionales Integrados de Energía y Clima (PNIEC).

El otro proyecto del BEI con Galp, en el que tampoco se señala la Comunitat Valenciana como beneficiaria, consiste en un préstamo de 41,5 millones de euros por el que se promoverá el despliegue de estaciones de recarga de vehículos eléctricos en España y Portugal. También en este proyecto se señala que las regiones favorecidas serán las “menos desarrolladas”.

Estaciones de recarga para coches eléctricos

El sector del transporte por carretera representa tres cuartas partes del total de las emisiones del transporte en la Unión Europea, por lo que no será posible alcanzar el objetivo de la UE de la neutralidad del carbono en 2050 sin un cambio fundamental hacia la electromovilidad en el sector del transporte por carretera.

Para contribuir al objetivo de la Unión Europea (UE) de poner en funcionamiento un millón de estaciones de recarga y repostaje en las carreteras europeas para 2025, el BEI le proporcionará a Galp 41,5 millones de euros en apoyo del despliegue de una red de carga de vehículos eléctricos en toda España y Portugal. El proyecto prevé la implantación de 5.500 puntos de carga en el 2025, el 55% de los cuales se situará en las regiones menos desarrolladas y de transición en toda la Península Ibérica.

También se espera que este acuerdo contribuya al desarrollo del mercado de infraestructuras de carga de vehículos eléctricos, lo que mejorará el rendimiento tecnológico, reducirá los costes iniciales de los equipos y movilizará inversiones en la industria de los vehículos eléctricos, contribuyendo así a lograr vehículos más eficientes y asequibles.

En consonancia con la política de préstamos en el sector del transporte del BEI, el proyecto cuenta con el apoyo del Mecanismo por un Transporte más Limpio (CTF, por sus siglas en inglés) y las ventajas del instrumento de deuda del Mecanismo «Conectar Europa», instrumento financiero que apoya los objetivos del CTF. Galp tiene intención de ampliar su oferta de puntos de recarga a 10.000 puntos de recarga de vehículos eléctricos para 2025 en la península ibérica.

Galp en Portugal

De otro lado, el BEI financiará también un proyecto fotovoltaico de Galp por 40 millones de euros, consistente en una planta solar fotovoltaica de unos 144 MWp en la región del Algarve (Portugal). Este acuerdo tiene el fin de construir y explotar cuatro plantas interconectadas de energía fotovoltaica solar con una capacidad total de 144 MWp en el Algarve (sur de Portugal), en el municipio de Alcoutim (Viçoso 48,0 MWp, Pereiro 18,7 MWp, São Marcos 48,9 MWp y Albercas 28,4 MWp).

Una vez operativas, se espera que las cuatro plantas fotovoltaicas generen una media de 230 GWh de energía renovable al año, equivalente al consumo energético anual de 72.800 hogares. Este acuerdo contribuye al objetivo vinculante de la Comisión Europea de que, para 2030, al menos el 32% del consumo energético final proceda de fuentes renovables. Asimismo, le ayudará a Portugal a cumplir sus objetivos del Plan de la Energía y el Clima, que prevé un 47% de fuentes renovables en el consumo energético final bruto en 2030.

El total de generación renovable bruta operativa y en desarrollo de Galp asciende a 4,7 GW, repartidos entre Portugal, España y, recientemente, Brasil, de los cuales 926 MW ya están en funcionamiento. La empresa tiene el objetivo ambicioso de contar con más de 4 GW y 12 GW de capacidad operativa bruta para 2025 y 2030, respectivamente.

Noticias relacionadas

La murciana Gmp obtiene 28 millones de inversión verde del BEI para rehabilitar edificios en Madrid

Por  - 

El Banco de la UE financia a Gmp con un préstamo de 28 millones de euros para el desarrollo de edificios de consumo de energía casi nulo y obras de reforma para mejorar la eficiencia energética. El objetivo es un ahorro de energía de 420 megavatios hora al año. Durante la fase de construcción se crearán cerca de 280 puestos de trabajo. Gmp tiene origen en un grupo empresarial de Murcia, fundado por Francisco Montoro Gil en los años 50, que se diversificó entre el sector inmobiliario y el energético, especializándose en edificios de oficinas de alta calidad. La familia Montoro Alemán está a la cabeza de esta Socimi, con un 32,9% de capital extranjero del grupo GIC, fondo soberano de Singapur.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email