GRUPO PLAZA

Los contratistas habían recurrido varias licitaciones al considerar las condiciones "abusivas"

La decisión de Adif de eliminar una cláusula de sus pliegos desbloquea otras 3 obras en la Comunitat 

Foto: EDUARDO MANZANA
7/10/2022 - 

VALÈNCIA. El Consejo de Administración de Adif tomaba esta semana la decisión de eliminar de sus pliegos de condiciones la cláusula que había llevado en los últimos meses a los contratistas a presentar una cascada de recursos contra varias licitaciones. Una decisión que permitía desbloquear las obras del canal de acceso de València, tal y como anunciaba este jueves la vicealcaldesa de la ciudad, Sandra Gómez. No obstante, sobre este contrato todavía se sigue negociando otro punto que también había generado malestar entre los empresarios. Pero hay predisposición por ambas partes para llegar a un acuerdo, según explican fuentes conocedoras de la negociación.

En cualquier caso, la supresión del punto que más fricción había generado abre la puerta a que muchos desarrollos paralizados se vuelvan a reactivar. Y en la Comunitat Valenciana serán otras tres importantes actuaciones las que volverán a ponerse en marcha tras haber quedado suspendidas por el Tribunal Central de Recursos Contractuales (TARC) tras la impugnación de los contratistas.

En concreto, se trata de las obras de la primera fase de la terminal intermodal y logística de Valencia Fuente San Luis por valor de 22,1 millones; el proyecto constructivo de la plataforma para el nuevo acceso ferroviario sur al Puerto de Castellón, (102,1 millones); y la restauración de las fachadas y cubiertas de la estación de Valencia Nord, (16,3 millones). Por tanto, los tres contratos ascienden a los 140,5 millones de euros.

La disputa radicaba en la incorporación por parte de Adif en sus pliegos de condiciones de unas "obligaciones esenciales y condiciones ejecución del contrato que son incompatible con el ordenamiento jurídico", según denunciaba la Confederación Nacional de la Construcción (CNC), que ha sido la encargada de recurrir los procesos. El punto de la discordia se refería a los motivos e incumplimientos que podía incurrir el contratista y que cabía la posibilidad de que derivaran en causa de exclusión en la participación del procedimiento de licitación. 

De esta forma, el gestor ferroviario tenía la potestad de resolver el contrato de forma anticipada por incumplimientos, una cuestión que el sector tachaba como "arbitraria y que genera inseguridad jurídica" ya que defendían que previamente había habido un concurso y una adjudicación en base a un proyecto técnico. 

Foto: EDUARDO MANZANA

No obstante, este apartado finalmente ha sido suprimido ante la parálisis de cerca de una decena de obras en toda España. Así, Adif ha decidido rectificar y eliminar esta cláusula con el fin de lograr "un ahorro de trámites y un acortamiento de plazos, en especial cuando se trata de licitaciones con fondos europeos que exigen el cumplimiento de unos hitos muy estrictos". 

Una decisión que ha sido acogida como una victoria por parte de los contratistas valencianos. "Finalmente la justicia y el Estado de Derecho han prevalecido contra la arbitrariedad y a favor de la Ley de Contratos del Sector Público. Es un éxito", destaca Manuel Miñés, director-gerente de la Cámara de Contratistas de la Comunitat Valenciana.

Ahora, lo que ha hecho Adif en la mayoría de casos ha sido ampliar el plazo de presentación de ofertas para seguir adelante con los procedimientos. Este ha sido el caso, por ejemplo, del canal de acceso de València. Así, este miércoles el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicaba que se podrán presentar propuestas hasta el 13 octubre, cuando antes estaba previsto que se cerrara el 21 de septiembre. Se trata de una obra estratégica y muy reivindicada en la ciudad porque permitirá el soterramiento de todas las vías a las estaciones de Valencia Nord y Joaquín Sorolla, prolongando los túneles del nudo sur, y la remodelación de la estación del AVE.

Imagen de los terrenos del canal de acceso ferroviario de València. Foto: AYUNTAMIENTO DE VALÈNCIA

No obstante, el canal de acceso de València y la licitación de la construcción de una plataforma en el entorno del Túnel de la Font de la Figuera se siguen negociando y se cree que pronto se llegará a un acuerdo. Y es que en ambos casos se incluía otro requisito que obligaba al contratista, además de contar con la maquinaria y medios auxiliares necesarios para ejecutar la obra, a disponer a pie de obra de recursos extra para evitar problemas. Una exigencia "desmesurada", según los empresarios del sector de la obra pública.

Canal de Acceso de València

En cualquier caso, los contratistas son optimistas. Y la propia Sandra Gómez, tras conversaciones con Adif, anunciaba este miércoles el desbloqueo del canal de acceso porque aunque falta ese fleco por despejar, hay confianza en resolver el asunto al haberse suprimido la cláusula que mayor tensión había generado.

Con una inversión de 550 millones de euros, esta intervención incluye no sólo el soterramiento de las vías de Cercanías y AVE desde la V-30, sino también la ampliación de la estación de Joaquín Sorolla, que en un principio iba a ser provisional pero que, con el incremento de usuarios derivado del desarrollo del Corredor Mediterráneo y la liberalización del sector ferroviario, necesitará más vías. Se instalarán dos andenes más y un vestíbulo puente, y se harán más grandes los aparcamientos.

En este proyecto también se derribará el conocido scalextric -el viaducto de Giorgeta- y se liberará por completo el espacio que ahora ocupa la playa de vías en superficie. La idea inicial era que  las máquinas pudieran entrar a principios de 2023, y acabar en 2027 esta compleja actuación. Entonces sería el momento en el que el Ayuntamiento de València pueda empezar con la urbanización del futuro bulevar García Lorca, sobre el canal de acceso.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme