GRUPO PLAZA

con la experiencia de la crisis de la covid

La Diputación permitirá teletrabajar por salud, embarazo o ser víctima de violencia de género 

Se contempla para víctimas de violencia de género, de acoso sexual o laboral, por protección a la propia salud o enfermedad grave de hijos

23/11/2021 - 

VALÈNCIA. (EP) El pleno de la Diputación de Valencia ha aprobado este martes, sin ningún voto en contra, los reglamentos de teletrabajo y de la carrera profesional horizontal y evaluación del desempeño, respaldados por los sindicatos mayoritarios UGT y CCOO, las modificaciones de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) en el sector no sanitario, que ha contado con el apoyo unánime de los sindicatos y el único voto en contra de Ciudadanos.

Estos reglamentos preceden a la próxima aprobación del primer Plan Estratégico de Recursos Humanos de la Diputación, en cuya elaboración se ha dado voz a todos los grupos y sindicatos representados y a las distintas áreas de gestión, según ha informado la corporación provincial en un comunicado.

La Covid-19 y el confinamiento entre los meses de marzo y mayo del pasado año aceleraron la creación del reglamento de teletrabajo, que se contempla como "una necesidad organizativa más allá de las situaciones de emergencia". El reglamento articula esta modalidad a través de la elaboración de programas por servicios y el establecimiento de planes individuales en los que se definirán los objetivos, funciones y tareas a alcanzar por quienes accedan a esta fórmula.

SUPUESTOS

Es posible acceder al teletrabajo en supuestos de mujeres víctimas de violencia de género, periodo de gestación, víctimas de acoso sexual o laboral, por motivos de protección a la propia salud de la persona trabajadora o por enfermedad grave de hijos o hijas. Según señala la corporación, "la experiencia acumulada durante la crisis sanitaria derivada de la Covid-19 ha sido de gran ayuda".

En este sentido, la diputada de Administración General, Pilar Molina, ha defendido que la corporación "supo reaccionar en los momentos más complicados y mantuvo su actividad durante la pandemia, cuando más necesitaban a la Diputación los ayuntamientos y la ciudadanía".

Respecto al reglamento de carrera profesional horizontal y evaluación del desempeño, regula la progresión de los empleados públicos de la corporación a través de un sistema de grados "que facilita la evolución profesional de los trabajadores, sin descuidar su continua formación y analizar su productividad".

En este sentido, Pilar Molina explica que "implementar el sistema de carrera profesional contribuirá a mejorar la motivación y la satisfacción de las empleadas y empleados, lo cual redundará en un incremento de la eficacia en la prestación de los servicios".

"La carrera profesional, cuya aprobación cumple con lo dispuesto en el actual convenio de condiciones de trabajo, es una medida más que nos permite avanzar en la dirección de la gestión por objetivos y resultados, y debe concebirse como una medida de racionalidad y modernización de la gestión de los servicios públicos que nos permitirá una mejora sobre el control y revisión de los procesos de trabajo y la adopción de criterios de evaluación", ha indicado Molina.

Los dos reglamentos aprobados y los cambios en la RPT están "alineados" con el proyecto de Plan Estratégico de Recursos Humanos, que pretende marcar los ejes de actuación en la gestión de los recursos humanos de la corporación entre 2021 y 2024, "con el mayor consenso posible y la intención de perdurar en el tiempo por encima de vaivenes políticos", ha indicado la institución.

El presidente de la Diputación, Toni Gaspar, ya lo avanzó a mediados de febrero de este año cuando abrió el plazo de aportaciones al nuevo plan de RRHH a sindicatos, jefes de servicio, habilitados nacionales y grupos políticos.

El objetivo es la "profesionalización de los recursos humanos como base de la corporación que queremos para el futuro", en la línea 2de modernizar una institución que cuenta con 1.200 trabajadores y trabajadoras y cuyo funcionamiento debe ser digno del siglo XXI".

El plan estratégico, que considera al personal que presta su servicio en la Diputación como un "elemento central y su mayor activo", se encuentra en su recta final antes de su presentación en sociedad.

Del borrador se extraen líneas fundamentales como la optimización de las estructuras organizativas de los servicios provinciales, la elaboración de un manual de funciones y competencias de los puestos de trabajo, la actualización del reglamento de gestión de la relación de puestos de trabajo y la revisión del sistema retributivo, así como la elaboración de un plan de transmisión del conocimiento, entre otras medidas.

El documento, "la columna vertebral de la Diputación para los próximos años gobierne quien gobierne", contempla además abrir una línea de actuación de apoyo a los ayuntamientos en su gestión de recursos humanos en materia de procesos selectivos y contratación temporal.

Pilar Molina ha destacado que la nueva hoja de ruta en la gestión de los recursos humanos "ordena y regula todos los ámbitos de la empleabilidad y la productividad de la plantilla de la Diputación, pero sobre todo garantiza los principios de igualdad, mérito, capacidad y publicidad" en cada uno de los procesos. La diputada ha defendido que el actual equipo de gobierno "ha hecho más en dos años en materia de Personal que en los últimos 25, a pesar de las dificultades que implica seguir conviviendo con una pandemia".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email