GRUPO PLAZA

la ute erescanner salud facturó a la Generalitat 38 millones el último año y ganó 6,65

La empresa que gestionó las resonancias públicas valencianas ganó 145 millones en 13 años

13/10/2022 - 

VALÈNCIA. Que la privatización de las resonancias magnéticas en la Comunitat Valenciana entre el año 2000 y 2021 había sido un gran negocio para las empresas que lo gestionaron era una evidencia, sobre todo en la segunda etapa, a partir de 2008, cuando la UTE Erescanner Salud se adjudicó el servicio a unos precios desorbitados, a lo que se añadió la falta de control sobre el número de resonancias practicadas y/o facturadas, lo que llevó a que la Sanidad pública valenciana fuera, con diferencia, la que más resonancias por habitante contabilizaba en España.

Ahora, las ganancias de la UTE controlada por Eresa (Grupo Ascires) tienen ya cifras definitivas. El contrato otorgado en noviembre de 2008 por el Gobierno de Francisco Camps -el del año 2000 había sido adjudicado por el también popular Eduardo Zaplana- tenía un período de diez años pero el Consell que preside Ximo Puig lo alargó más de tres años, hasta el 15 de diciembre de 2021, de manera que su duración fue de algo más de trece años. 

En estos trece años, la suma de los beneficios anuales ascendió a 144,81 millones de euros y la factura acumulada que pagó la Generalitat fue de 539,01 millones. Es decir, una envidiable rentabilidad sobre ventas del 26,9%.

La UTE Erescanner Salud está controlada por el Grupo Ascires (Eresa e Iberdiagnosis), que posee el 57%. Los otros socios son el grupo propietario de Clínica Benidorm, con el 28,5% a través de Inscanner y Beanaca, y Ribera, con el 14,5%.

No fue siempre así, ya que, como publicó en exclusiva este periódico, una sociedad instrumental administrada por testaferros tomó el 8% de la UTE mediante un documento privado el mismo día que esta se constituyó, tras adjudicarse el concurso. Vendió esa participación tres años después a la familia Saus, propietaria de Eresa.

Tras el fin del contrato y la asunción de la gestión por parte de la Conselleria, un total de 122 empleados que trabajaban para la UTE pasaron a integrarse en la plantilla de Sanidad mediante subrogación.

Alta rentabilidad

Este periódico ha venido publicando cada año el considerable beneficio que obtenía la contrata por este servicio público, que algunos años ha llegado a superar el 40% de rentabilidad sobre la facturación y los 17 millones de euros en solo un año. La facturación y, sobre todo, la rentabilidad, bajó en 2020 y 2021 después de la UTE y la Conselleria de Sanidad pactaron una rebaja de tarifas del 17%

La caída del beneficio en 2019 se debió a una dotación por una reclamación de 6,5 millones de la Conselleria aún no resuelta, lo que significa que los beneficios para la UTE que dirige Lorena Saus -presidenta del Grupo Ascires- aún podrían ser mayores si la demanda de la Generalitat no prospera.

En el último ejercicio, el de 2021, la empresa facturó a Sanidad casi 38 millones de euros y logró unos beneficios de 6,65 millones. El aumento de la facturación fue considerable respecto al de 2020 debido al estallido de la pandemia de covid, que redujo el número de resonancias practicadas ese año.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme