X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

uvecuatro entró en la ute recién adjudicado el concurso y salió tres años después

Una sociedad instrumental cobró el 8% del contrato millonario de resonancias magnéticas

Foto: KIKE TABERNER
3/12/2019 - 

VALÈNCIA. El controvertido contrato de gestión de las resonancias magnéticas en los hospitales públicos valencianos por casi 500 millones de euros, adjudicado en 2008 por el Gobierno de Francisco Camps (PP) con Manuel Cervera como conseller de Sanidad, tuvo un desconocido —hasta hoy— beneficiario: una empresa vinculada al grupo de material sanitario Imex, que se hizo durante tres años con el 8% de la concesión. Entró en el negocio el mismo día de la constitución de la UTE Erescanner Salud, la adjudicataria, y lo vendió tres años más tarde a uno de los socios, Eresa.

La sociedad, denominada Uvecuatro Gestión Integral de Servicios, fue constituida a finales de 2007 y fue una mera instrumental hasta su disolución tras ser adquirida por Eresa, perteneciente a la familia Saus y hoy integrada en el Grupo Ascires. En su corta vida y con solo un empleado, Uvecuatro obtuvo alrededor de 3 millones de euros de beneficios gracias a su participación en la UTE, por la que había pagado solo 800 euros.

La cesión de ese 8% fue realizada el mismo día de la constitución de la UTE por la otra gran partícipe de la agrupación, la alicantina Inscanner, perteneciente al empresario de Benidorm Carlos Paz —ya fallecido—, dueño de la Clínica Benidorm y gran amigo de Eduardo Zaplana.

Cronología de los hechos

2-9-2008: se constituye ante notario la UTE Erescanner Salud, formada por Eresa (49%), Inscanner (28%), Ribera Salud (14,5%) y Beanaca (8,5%). Inscanner y Beanaca pertenecen al mismo grupo, el de la familia Paz.

2-9-2008: en la misma fecha, Inscanner traspasa un 8% de la UTE a Uvecuatro, sociedad creada en noviembre de 2007. Dado que no era legalmente posible modificar las participaciones de la UTE hasta pasados dos años, se firma el acuerdo mediante un contrato de cuentas en participación (participación en los beneficios).

Manuel Cervera, conseller de Sanidad en 2008. VP

18-9-2008: la Conselleria de Sanidad, dirigida por Manuel Cervera, anuncia la adjudicación del contrato de gestión de las resonancias magnéticas durante diez años por un valor estimado de 475 millones de euros a la UTE Erescanner Salud. En la resolución, publicada semanas después, no consta Uvecuatro como partícipe de la UTE.

17-7-2009: Uvecuatro amplía su objeto social a "la prestación de servicios médicos de diagnóstico por la imagen", que no estaba en su objeto fundacional.

Finales de 2011: Iberdiagnosis, matriz de Eresa, compra Uvecuatro.

1-8-2012: Iberdiagnosis absorbe Uvecuatro y se convierte en integrante de la UTE con el 8%. Con ello, los Saus, dueños de Eresa y de Iberdiagnosis, pasan a controlar el 57% de la UTE.

Vicente Saus, principal accionista de Eresa. Foto: GUILLERMO LUCAS

31-10-2018: Finaliza el contrato, pero la UTE continúa prestando el servicio a petición de la Conselleria de Sanidad Universal.

¿Quién es el dueño?

Las fuentes consultadas por Valencia Plaza entre las empresas y empresarios que intervinieron en las operaciones no han aclarado quién o quiénes eran los accionistas de Uvecuatro. 

En el Registro Mercantil aparece como primer administrador único Francisco Catalán pero cesa justo después de entrar en la UTE y pasa a ser administradora la empresa Triumval. Sin embargo, las memorias anuales esta empresa nunca incluyeron a Uvecuatro entre sus participadas —sí otras sociedades— ni hicieron referencia alguna a su venta posterior.

Es más, en el pacto de socios de la UTE firmado ante notario el 2 de septiembre de 2008 aparece como firmante por parte de Uvecuatro José María Gimeno —administrador de Triumval— en calidad de "mandatario verbal", representación insuficiente, según advirtió el notario, pero que fue admitida como válida por el resto de firmantes si después se ratificaba.

Triumval es una empresa participada por los socios del grupo Imex, José María Gimeno, Francisco Sanchis y Francisco Catalán, que tiene varias participadas dedicadas a la distribución de material sanitario y hospitalario. En sus inicios estaban especializados en distribución de lentes intraoculares, lo que, según fuentes del sector sanitario, hizo que tuvieran una larga relación con el oftalmólogo Manuel Cervera antes de que este ocupara, desde 2003, cargos en la Conselleria de Sanidad. En junio de 2007 fue nombrado conseller.

¿Cuánto cobró?

Otra incógnita es cuánto pagó Iberdiagnosis por el 8% de la UTE. Desde Eresa rehusaron dar explicaciones sobre la operación e instaron a este periódico a pedirla a Inscanner, con la que mantiene un enfrentamiento en los juzgados de lo penal a cuenta del reparto de los beneficios de la UTE

Ana Paz Brown, principal accionista de Inscanner, con el busto de su padre, Carlos Paz. Foto: Clínica Benidorm

Fuentes cercanas a Inscanner explicaron a Valencia Plaza que la entrada de Uvecuatro en la UTE estaba prevista desde antes de la adjudicación, pero por problemas técnicos no se pudo incluir en la oferta al concurso, de ahí que se incluyera después. Sobre la venta a Eresa, manifestaron que los Saus compraron Uvecuatro porque ninguno de los otros socios quiso hacerlo, ya que todos tenían derecho de adquisición preferente. 

Consultados los socios, ni José María Gimeno ni Francisco Sanchis supieron explicar quién era en 2008 el propietario de Uvecuatro. "No lo recuerdo, porque no llevaba yo el tema y no lo recuerdo exactamente, hace muchos años", respondió Sanchis, quien añadió: "Llevábamos equipos y algo de tecnología porque proveemos material de muchas especialidades, pero no teníamos nada que ver con la gestión; no se pudo continuar y nos salimos".

Más de 125 millones de beneficios en 10 años

El negocio de las resonancias magnéticas en hospitales públicos valencianos a un precio muy superior al de mercado ha supuesto un chollo para los socios de la UTE. Como publicó este periódico con datos de 2017, el negocio en los diez años de concesión ha supuesto un beneficio aproximado de 125 millones de euros con una facturación de más de 425 millones. A ello hay que sumar los beneficios de Eresa, Inscanner y Beanaca por los servicios prestados a la UTE, ya que son ellas las que realizan las resonancias.

La facturación es inferior a la estimada a la firma del contrato —475 millones—, aunque puede que acabe superándose porque la UTE continúa prestando el servicio sin contrato más de un año después de su vencimiento el 31 de octubre de 2018. El motivo es que la Conselleria de Sanidad Universal ha sido incapaz de ejecutar la reversión del servicio a la gestión pública que anunció Carmen Montón hace años y para la que Ana Barceló no tiene fecha. Lo más que ha logrado, el pasado verano, es que la UTE acceda a rebajar los precios un 17%.

Como ha venido contando en exclusiva Valencia Plaza, los dos principales socios de la UTE, los Saus y Ana Paz Brown, heredera del grupo sanitario fundado por su padre, están enfrentados en los tribunales por cinco millones de euros de beneficios, tras una querella de las dos empresas alicantinas, Inscanner y Beanaca, contra sus socios valencianos, que están imputados. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email