Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Recupera el mítico ‘cinema valencia’

La escuela italiana de artes LABA abre sede en València

15/09/2020 - 

VALÈNCIA. València contará el próximo curso con un nuevo santuario para las artes. La escuela italiana LABA (Libera Accademia di Belle Arti) abrirá en 2021 su primera sede en España, un ambicioso proyecto educativo que ampliará la oferta de la ciudad y que, además, recuperará un espacio mítico en el centro histórico. Será el antiguo Cinema Valencia, en la calle Quart, su sede, un espacio de aproximadamente 1.000 metros cuadrados que en pocos meses acogerá a alumnos y profesores. El inmueble está actualmente en pleno proceso de remodelación con el fin de actualizar sus instalaciones, obras en marcha desde el pasado mes de junio y que se prevé finalicen en pocas semanas, una renovación que culminará con una moderna escuela que también contará con espacios culturales que la conecten con la ciudad, como una sala de exposiciones. El objetivo: abrir sus puertas antes de que acabe el año. “Una sede LABA en Valencia sin duda nos proporciona un crecimiento significativo en términos de "prestigio internacional". Tener una representación LABA en la tercera ciudad más importante de España es un valor determinante para nuestra institución”, explica Domenico Cafasso, director de LABA en Florencia.

Tras veinte años de aventura en Italia, repartida en cuatro campus en el país vecino, la escuela aterriza ahora en España de la mano de Andrea Contino, que será el encargado de poner en marcha la sede valenciana -única sede europea fuera de Italia-, acompañado de la directora adjunta y artística, Cristina Casanova, y la subdirectora académica, la galerista María Tinoco, la punta del iceberg de un largo listado de profesionales vinculados al proyecto. Entre los 'fichajes' de la escuela, algunos nombres bien conocidos en el panorama cultural valenciano, como Álvaro de los Ángeles, Mira Bernabeu o Ismael Chappaz, que darán forma a un proyecto que todavía tiene algunas cartas por desvelar. 

València ha sido elegida, aunque no fue la única que estuvo sobre la mesa. En un primer momento batalló con otras ciudades como Málaga, un primer tanteo que nunca contempló los gigantes Madrid o Barcelona. Sin embargo, la balanza pronto se inclinó hacia la ciudad del Turia, un proyecto que lleva gestándose alrededor de dos años y que pronto se materializará. “Es una ciudad muy viva culturalmente. Es una ciudad que puede aportar mucho pero, también, creemos que LABA puede aportar mucho a València […] Es un proyecto que realmente se quiere integrar en la ciudad”, explica Andrea Contino, que también destaca la “apuesta” de la ciudad con el sector a través del proyecto Capital Mundial del Diseño. Su carácter mediterráneo y conexión con Italia ha sido otro de los puntos clave para haber llevado esta sede a València, una ciudad con la que no solo esperan conectarse a través de la marca sino también generando un puente cultural de la mano de sus alumnos y profesorado. 

Es a través de distintos proyectos de intercambio que esperan conectar LABA Valencia con sus escuelas hermanas, sedes situadas en Florencia, Rimini, Brescia y Trento, a las que se suman otras asociadas fuera de Europa, en Vietnam y Camerún. En cualquier caso, estos dos últimos proyectos suponen un convenio con una universidad ya existente en el primer caso y, en el segundo, una iniciativa de carácter más social, con lo que la sede de València sería la primera a todo pulmón fuera de Italia. Ese carácter internacional se quiere ver reflejado en el alumnado, que esperan conviva con el local, y en otros proyectos como una convocatoria para artistas por la que un creador valenciano podrá conectarse con espacios como el Museo Nacional de Arte Contemporáneo de Atenas o el Museo Nacional de Eslovenia. 

Foto: ESTRELLA JOVER.

Con su apertura prevista para final de año, la escuela reivindica su papel como actor cultural en la ciudad, un rol activo con el objetivo de generar un flujo de actividad que incluya también a profesionales no directamente vinculados al proyecto educativo. “Es un espacio para la ciudad”, explica Cristina Casanova. Es por ello que para calentar motores, en los próximos meses pondrán en marcha distintas iniciativas, como Bla Bla Nights, una serie de máster class abiertas y gratuitas organizadas en la colaboración con València Capital Mundial del Diseño y Espai Tactel, que una vez al mes traerá a un profesional que conecte el ámbito digital con las artes, encuentros que contarán, entre otros, con la visita de Carlos Padrissa, uno de los directores de La Fura dels Baus. Otro de los proyectos que completará la oferta es un programa de conciertos capitaneado por el artista Edu Comelles o diferentes actividades junto con el festival internacional Dreamhack. "Se espera que sea un espacio muy vivo".

El espacio ambiciona ser un epicentro cultural en València, sí, pero, ¿y el apartado educativo? Explica Contino y Casanova, en conversación con Culturplaza, que la clave de su programa está, por un lado, en la interdisciplinariedad y, por otro, en un proyecto que tiene tan en cuenta la profesionalización como la experimentación. En este primer curso su oferta pasa por dos grados, Diseño Digital y Multimedia y de Fotografía y Video, y un máster, Máster Internacional en Creación Multimedia para el Espectáculo, este último en colaboración con LABA Florencia y la Fundación Épica La Fura dels Baus y orientado, adelantan, a realizar un espectáculo que se podrá ver en distintas ciudades. "Otro de los fuertes de LABA es dar respuesta a las nuevas profesiones que emergen con las industrias culturales [...] Ahora hay un abanico increíble de industria que está reclamando profesiones para los cuales hay poca gente todavía. Por supuesto, el desarrollo multimedia, de apps, etc. Todo lo que es el mundo de desarrollo tecnológico, de diseño de desarrollo multimedia hay una demanda increíble y falta gente”, explica Casanova. 

Esperan en su primer curso recibir a aproximadamente medio centenar de alumnos, un año de apertura que supone la primera piedra de un proyecto levantado con la intención de caminar lejos. ¿La ambición? "Consolidar LABA Valencia, que sea una referencia para el diseño digital, para los nuevos medios", relata su director, quien desliza alguno de los planes en su hoja de ruta, una ampliación dela oferta inicial vinculada a la parte escénica multimedia. Por lo pronto, habrá que esperar algunos meses para verla en pleno funcionamiento. La cuenta atrás para su apertura ha comenzado.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email