X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

SALVEM 0-3 CRITICA LA MEDIDA

La escuela Nuno Nono pone 5.500 euros de su bolsillo para ampliar el bono infantil del Consell

Las asociaciones de Escuela Infantil consideran que la ayuda debe pagarla el Consell y lo contrario es "regalar el trabajo”

27/03/2017 - 

VALÈNCIA. Los padres que llevan a sus hijos a la escuela infantil, pese al esfuerzo económico que les comporta, sienten la amenaza de no estar en la lista de beneficiarios del bono que concede la Generalitat como ayuda. De ahí que los centros apliquen diferentes medidas para paliar esta incertidumbre. La estrategia de Nuno Nono, escoleta ubicada en la calle Alzines del barrio de Campanar, consiste en correr con la diferencia económica entre lo que la familia tiene previsto si le conceden la ayuda y lo que al final desembolsa si no la obtiene. La cantidad no resulta nimia en absoluto: desde septiembre a diciembre de 2016 calculan que han aportado hasta 5.572 euros de su bolsillo.

“Hemos asumido ese importe porque si no había familias que, por miedo, preferían no matricular a su hijo”, explica el director Francisco San José Ríos. Algunas de ellas han sido luego incluidas en la lista de beneficiarios del bono infantil, “pero en ese momento no lo tenían claro y era una manera de darles seguridad”, explica. En ningún caso han asumido el importe completo de la matrícula, porque entienden que si alguien queda fuera de la convocatoria supera holgadamente el umbral de renta establecido. “Lo que nosotros hemos propuesto es que, si alguien contaba con percibir 90 euros, pero al final se ha quedado en 70 por cualquier motivo, le descontamos esos 20 de la cuota”, detalla.

"Si una escuela puede permitirse el desembolso, ¿por qué no le baja el importe de matrícula a todas las familias?”

Para el tramo de 0-3 donde se aplica dicha ayuda, Nuno Nono dispone de 5 aulas y cuenta con 68 alumnos. Aseguran que alrededor de un 20% no han obtenido finalmente la ayuda esperada, motivo por el que han tenido que hacer tal desembolso. Esto quiere decir que 13 se han visto afectados, por lo que el centro ha puesto (como media) unos 428 euros por alumno en tan solo un trimestre. O lo que es igual, una estimación de 142'6 al mes por niño, que no es exacta porque depende de cada caso. Los resultados vendrían a reforzar la teoría de las plataformas de escuelas infantiles, que en contra de las cifras oficiales, insisten en que este año hay menos beneficiarios del bono del Consell.

Sin embargo, la estrategia aplicada desde Nuno Nono no es bien recibida, en absoluto, por el sector. “Cada cual que haga lo que quiera en su centro, pero que algunas escuelas regalen su trabajo no tiene ningún sentido”, opina María José González-Mayo, portavoz de Salvem 0-3. Argumenta que el bono infantil es “una ayuda que debe conceder el Consell”, no el sector, y alerta de la posibilidad de que se produzca una guerra por conseguir más alumnos “a costa de precarizar”. “Es que si una escuela puede permitirse el desembolso, ¿por qué no le baja el importe de matrícula a todas las familias?”, insiste, al tiempo que afirma en su centro no podrían permitirse nada similar porque el precio que se paga ya es muy ajustado.

San José defiende su argumento. “No sé si otras escuelas lo están haciendo, yo sé lo que hago yo. Cada centro funciona de una manera y esta es una medida como cualquier otra”, insiste. Pone como ejemplo el hecho de adelantar o no los descuentos del bono infantil, que es algo que los centros deciden de manera autónoma y ellos siempre han defendido. Además señala que, con el cambio de normativas con respecto al bono infantil, y las amenazas con privar del descuento si la Generalitat no pagaba a tiempo, las familias han ido albergando temores “y nosotros queríamos reducirlos”. Es por ello que han tomado con referencia las ayudas de 2015/16 y en base a ellas han calculado qué pagan sus clientes.

La empresa Centro de Educación Infantil San José, fundada en 2010, se caracteriza por poner en marcha diferentes iniciativas de carácter altruista. Tanto es así que 2016 creo una asociación, Nuno Solidario, con vocación social. “Y qué mejor manera de ayudar que empezar por nuestras familias”, insiste su propietario. “No estamos dando el trabajo gratis, sino amortiguando una situación complicada para las familias”, concluye.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email