Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

opinión

La FED está adoptando una postura más relajada en política monetaria

A juicio de la experta, Jerome Powell no ha dicho más que obviedades porque expresa lo que el mercado está empezando ya a percibir

30/11/2018 - 

MADRID. La gran historia del mercado de divisas este pasado miércoles fue sido la venta masiva de dólares. El 'billete verde' descendió rápida y agresivamente después de que el presidente de la FED, Jerome Powell, sorprendiera a los inversores diciendo que los tipos de interés están "justo por debajo del nivel neutral”. Esta visión supone una diferencia significativa con respecto a sus declaraciones de octubre, cuando dijo que la Fed está "lejos del nivel neutral en este momento". Teniendo en cuenta que no ha habido subidas de los tipos de interés desde septiembre, estas declaraciones nos dicen una de dos cosas: la FED por fin ha descubierto dónde está el nivel neutral o cree que es necesario hacer una pausa en la implementación de ajustes. Lo más probable es que sea lo último porque los datos económicos se han ido debilitando, las acciones han descendido y los bajos precios del petróleo y gas han limitado en lugar de impulsar la inflación. 

Como resultado, ya no hace falta que las subidas de los tipos sean constantes. Los traders del mercado de divisas no han sido los únicos sorprendidos, pues los inversores de capital se apresuraron a adoptar posiciones cortas, provocando el mayor repunte intradía del Dow en los últimos ocho meses. La subida de más de 600 puntos contribuyó a la subida de otras de las monedas principales como el euro, el dólar australiano, el dólar neozelandés y la libra.

¿Influyeron realmente las declaraciones del miércoles en el rumbo del dólar y las acciones? No cabe duda de que el presidente de la FED, Jerome Powell, está adoptando una postura más relajada en cuanto a la política monetaria. Aunque cree que la economía seguirá creciendo a un ritmo sólido con un bajo nivel de desempleo y una inflación en alrededor del 2%, sus declaraciones sobre la reciente actuación de las acciones y los datos de Estados Unidos indican que cree que pasar a la acción demasiado rápido podría poner en riesgo la expansión de la economía de la nación. En muchos sentidos, Powell no ha dicho más que obviedades, ya que expresa lo que el mercado está empezando ya a percibir. A principios de este mes, los futuros de los fondos federales apostaban por una subida de los tipos en diciembre, seguido de una pausa hasta marzo. Hoy esas expectativas no han cambiado, por mucho que los inversores sigan confiando en que habrá una subida en diciembre y un descanso hasta primavera o verano. 

Expectativas del mercado

De hecho, las probabilidades de una segunda subida en marzo son de en torno a un 40% y a un 56% en junio, de manera que la curva sólo estima una subida de tipos en todo 2019 frente a las previsiones de la FED que hablar de tres subidas el año que viene. Sin embargo, esto también fue la opinión general a principios de noviembre, lo que significa que las declaraciones de Powell no tuvieron un gran impacto en las expectativas del mercado. Aun así, al confirmar lo que los inversores estimaban necesario, dio a los traders de divisas una buena razón para vender dólares y volver a comprar acciones, que llevan cayendo los últimos dos meses.

Las declaraciones de Powell podrían influir en el rumbo del dólar pero es importante tener en cuenta que los factores externos que lastran a las demás divisas no han cambiado. La zona euro sigue experimentando una ralentización de su crecimiento y las últimas declaraciones del presidente del BCE, Mario Draghi, han sido prudentes. China sigue envuelta en una guerra comercial con Estados Unidos y el riesgo de un Brexit sin acuerdo lastra la demanda de libra. Pero la mayoría de las veces, el interés del mercado por los dólares determina la tendencia general de otras divisas. 

Powell no es el único presidente de la FED preocupado por implementar los ajustes demasiado rápido. Si sus preocupaciones se convierten en el mensaje habitual del banco central y altera el tono del próximo anuncio del FOMC, los inversores podrían despedirse oficialmente del repunte del dólar. Los datos sobre ingresos, y gastos personales y las actas del FOMC que se publican este jueves serán una prueba importante para el billete verde. Si estos informes no cumplen las expectativas o las actas contienen un tono de advertencia, de traders se aferrarán a ello rápidamente como excusa para vender dólares más agresivamente.

Kathy Lien es directora general de Estrategia FX en BK Asset Management

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email