X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

teme más atascos en 2018

La Federación de Vecinos pide más recursos para la EMT 

Pone en tela de juicio los cambios introducidos por Grezzi en el tráfico del centro histórico y recuerda que los autobuses son los principales perjudicados por los atascos que se han producido este año en la ciudad

25/12/2017 - 

VALÈNCIA (VP).  La Federación de Vecinos de València, con su presidenta María José Broseta a la cabeza, en su balance de lo que ha sido el año 2017, ha llamado especialmente la atención sobre los problemas de atascos que se están produciendo en València. Al respecto, la dirigente ha destacado que el año ha estado marcado por las novedades en materia de movilidad y por un aumento del tráfico que por diversos motivos está provocando problemas de atascos, especialmente en hora punta, en gran parte de la ciudad (ronda interior, grandes vías, avenidas principales, centro histórico, etc).

Entre las principales medidas adoptadas figuran la apertura de un gran número de carriles bici, con el anillo ciclista como proyecto estrella, la prohibición de estacionar por las noches en el carril bus de la EMT que cuenta con líneas nocturnas o las restricciones de tráfico en el centro histórico con la creación de bucles para evitar el tráfico oportunista. Al respecto, Broseta ha comentado que “nadie puede poner en cuestión hoy en día los indiscutibles beneficios que tiene el uso de la bicicleta como medio de transporte, así como la necesidad de ganar espacio para los peatones, especialmente en el centro histórico”.

Sin embargo, ha pedido a los responsables políticos y especialmente al edil de Movilidad, Giuseppe Grezzi, que tenga en cuenta los datos sobre la evolución del tráfico en los últimos años y las previsiones de cara al futuro antes de tomar medidas que dificulten aún más la circulación por la ciudad, ya que se corre el riesgo de congestionarla, una congestión cuyo principal damnificado es el servicio de la EMT y sus miles de usuarios por los retrasos que esta situación produce en unas ya de por sí mejorables frecuencias de paso.

Y es que, si el objetivo es reducir el tráfico de vehículos privados, no es suficiente con hacer infraestructuras ciclistas sobre la calzada. Unas infraestructuras que se deben hacer siempre con previo acuerdo de las asociaciones vecinales. Además, “habrá que dotar a la EMT de autobuses y plantilla suficiente como para hacerla más competitiva puesto que las actuales frecuencias de 15 y 20 minutos, no contribuyen a que los ciudadanos se planteen dejar el coche en casa”. Unas esperas que, si se incrementan con atascos interminables, se pueden convertir en la mejor excusa para no volver a coger un autobús.

A vueltas con el carril bus

Sobre la prohibición del aparcamiento nocturno en el carril bus, Broseta ha insistido en que la medida debería haber ido acompañada de líneas que funcionaran durante toda la noche, al menos los fines de semana, para facilitar una alternativa al coche que actualmente es inexistente tanto en bus como en metro, a diferencia de lo que sucede en la mayoría de grandes ciudades españolas, por lo que ha insistido en que se estudie esta propuesta de cara al año que viene.

En cuanto a la creación de los bucles en el centro histórico para evitar el tráfico oportunista, Broseta ha comentado que los vecinos y vecinas de las zonas afectadas ya opinaron en su momento que estas medidas han complicado la accesibilidad de los residentes a sus viviendas y plazas de garaje: “No es de recibo que para sacar el tráfico del centro se esté perjudicando a los ciudadanos que residen en esas zonas con menos vías de acceso a sus casas; hay que facilitar la vida al residente que vive todo el año en esos barrios en lugar de complicársela cada vez más”.

Broseta ha advertido que todas estas complicaciones, tanto la falta de alternativas de acceso de los vecinos del centro como las deficitarias frecuencias de paso de la EMT causadas entre otras cosas por los atascos que se vienen produciendo podrían agravarse seriamente con el inicio de las obras de reurbanización de la plaza de la Reina previstas para abril de 2018, lo que también supondrá la peatonalización de parte de la plaza del Ayuntamiento.

Las promesas de Grezzi

Al respecto, ha recordado al edil Grezzi el compromiso adquirido en el seno de la Federación en una reunión en la que presentó un primer esbozo de la remodelación de líneas prevista: “Se comprometió a informarnos de todos las novedades antes de aprobarlas con el objetivo de que las asociaciones pudieran introducir mejoras o cambios”.

Ha pedido que se aporte cuanto antes el plan de reordenación de líneas puesto que la falta de información clara y concreta está creando una situación de desasosiego entre las diferentes asociaciones de vecinos y vecinas y que en todo caso “los hospitales y centros de salud tienen que quedar cubiertos y tiene que haber líneas que lleguen al centro histórico, ya que el exceso de trasbordos puede desincentivar el uso de la EMT”.

Noticias relacionadas

crónicas por los otros

La fiesta sostenible

La fiesta del clima y la energía sostenible se celebra mañana domingo en el Jardín del Túria. 'Nuestra luz. Nuestra energía' es el lema de este año para concienciar sobre la importancia de las renovables y el autoconsumo. Esta fiesta nos invita a todos y todas a ser agentes activos en este periodo de transición energética

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email