X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

financiada por bill gates y leonardo dicaprio

La hamburguesa Vegana que sabe a carne llega a Valencia: The Beyond Burger

Sorry, hater, pero el futuro es vegano lo quieras o no 

Por | 15/02/2019 | 6 min, 54 seg

La hamburguesa Beyond Burger lleva poco más de un mes haciendo mucho ruido, desde que ha llegado a València, concretamente al restaurante de fast food Khambú, ubicado en El Carmen. Y yo, por fin, la he probado. Una hamburguesa que promete saber, oler y tener la misma textura que una hamburguesa de carne de vacuno.

Primero, pongámonos en antecedentes. Ya se vaticina que o hay cambio o se nos va de las manos, cada vez la prensa, las revistas, las celebridades y las grandes marcas se rinden ante la idea del veganismo, sea por moda, sea por motivos económicos o por querer acaparar todo el mercado, la evidencia está ahí. Hace pocos años, donde en las grandes superficies había un pasillo abarrotado de productos lácteos, ahora el espacio es compartido con infinidad de bebidas vegetales.

El consumo de alimentos basados en la proteína vegetal se ha disparado, un informe de Report Buyer de 2017 arrojaba ya sus datos. El 6% de EEUU era vegano, habiendo crecido un 500% desde 2014.  Hace poco The Economist nos decía que 2019 sería el año de lo vegano y que un cuarto de la población entre 25 y 34 años se reconocía como vegano o vegetariano. A esto sumamos que las ventas de alimentos basados en proteína vegetal suben como la espuma y se prevé que en 2.054 el consumo llegue a sobrepasar los 300.000 millones de dólares, siendo un tercio de la proteína total a nivel mundial.

Se dice que en breve nos quedaremos sin carne y, a parte de los vegetales, solo nos quedará comer insectos cual Bear Grylls en ‘Men vs Wild’ si seguimos a este ritmo, y parece que el tema ha tocado conciencias. Muchas son las empresas que, conociendo estos datos y sabiendo la que se nos viene encima, se han adelantado elaborando todo tipo de productos sustitutivos a la carne o al queso, intentando imitar el sabor. Incluso una empresa está creando carne real (REAL) en laboratorios utilizando células madre de animales sin necesidad de que resulten dañados.

Y en este contexto es donde aparece The Beyond Burger, creada por la empresa Beyond Meat, una empresa americana, fundada en Los Ángeles en 2009 y financiada, entre muchos, por Bill Gates y Leonardo DiCaprio. Nace con un único objetivo, sustituir el consumo de carne animal por el de sustitutivos 100% basados en plantas. No solo quieren procurarte una experiencia gastronómica, sino que también se cuidan de que te aporte todas las propiedades que se buscan en la carne animal a nivel nutricional.

The Beyond Burger ha llegado a la ciudad. Durante el mes pasado las redes se plagaron de fotos de esta hamburguesa con opiniones de todos los gustos. Y yo tenía que probar eso. ¿Primera sensación? Te la cuento al final pero antes, planteemos todas las caras morales que suscita esta hamburguesa.

Intentando alcanzar mi opinión sobre esta hamburguesa, me di cuenta de que colisionaban mil ideas, y creo que lo suyo es diseccionarlas una a una.

¿Qué podría objetar un ecologista? 

Partamos de la base de que la huella de carbono del consumo de carne es significativamente elevada. Las ganaderías ocupan el 83% de los terrenos agrarios y emiten el 60% de gas invernadero. Cada kilo de carne de ternera necesita 15.400 litros de agua, según la Water Footprint Network. La Universidad de Michigan realizó un Análisis del Ciclo de Vida (LCA) en el que comparaba el impacto ambiental de The Beyond Burger con el de una hamburguesa de carne de res de un cuarto de libra de EE.UU. El estudio concluyó que la hamburguesa vegetal usa el 99% menos de agua, 93% menos de terreno agrícola, emite un 90% menos de carbono y gasta un 46% menos de energía. Queda claro el punto de vista ecologista, ¿no? Aparte de evitar el maltrato animal, claro.

¿Y un “realfooder”?

El movimiento REALFOODING se basa en una alimentación a base de comida real, evitando lo ultraprocesados y defendiendo una alimentación saludable para la población.

Esto es un tema peliagudo, porque hay nutricionistas que defienden algunos procesados contra otros profesionales del sector que si pudieran los retirarían de la faz de la tierra.

Vamos a ver de qué está hecha, ¿será plástico? ¿será químico? ¿cómo va eso a saber a carne sin pasar por el laboratorio? Obviamente detrás de la elaboración de estas hamburguesas hay una investigación previa a nivel molecular hecha en laboratorios, lo que no implica que lleve ingredientes de laboratorio.

¿Cuáles son sus ingredientes? La empresa concluye tras varios estudios que las partes centrales de la carne, las que le dan ese sabor, no son algo exclusivo del reino animal, sino que podemos encontrarlas en los vegetales, con los que han intentado imitar la arquitectura de la carne animal. La principal fuente de proteína de la Beyond Burger son los guisantes, teniendo la hamburguesa 32% gramos de proteína (20g). El color rojo similar a la sangre se consigue con la remolacha. Ninguno de los ingredientes ha sido modificado genéticamente (GMO free), y la hamburguesa está libre de soja y gluten. Podéis verlos todos en su web.

Valor nutricional: 270 calorías, 20g de grasa, 5g de grasas saturadas, no tiene colesterol ni azúcar, 5g de carbohidratos y 3g de fibra.

¿Contra? que es un procesado. ¿A favor? No GMO, sin antibióticos, sin hormonas…

El carnívoro y omnívoro, ¿qué dicen?

Pues yo creo que hay dos grupos. El primer grupo son los haters que no entienden por qué los veganos quieren copiar el sabor de la carne. Para empezar, los productos de Beyond Meat no fueron pensados para los veganos, tal y como la misma empresa explica, sino para consumidores de carne (segundo grupo) que querrían comer menos carne o dejar de comerla, pero no quieren prescindir de su sabor.

Son muchas las personas que comen carne que me han repetido infinidad de veces que dejarían de comer carne, pero “es que, está tan buena”. La realidad es que han sido creadas para acercar una dieta basada en plantas a aquéllos que no se plantean la vida sin carne o que la ven demasiado complicada, tanto la hamburguesa como cualquier otro sustituto, ya sea queso, chorizo vegano, etc. ¿Y por qué se les ponen estos nombres? Sí, a ti, (pseudo) experto de la RAE. Pues imagínate una persona de 60 años o más queriendo enfocar su vida a los vegetales, pero con sus rutinas y costumbres entre las que están el embutido y demás… así tiene más sentido llamarlo chorizo vegano, ¿no crees?

En primera persona, ¿qué opinan un vegano o vegetariano?

Pues antes de lanzarme a responder esta pregunte hice una encuesta en Instagram y un 66% de personas afirmó haberla probado y gustarles contra un 34% que no les gustó. En la siguiente encuesta pregunté si la probarían y un 88% de personas respondieron de manera afirmativa. Pregunté a varias personas y su opinión se acerca bastante a la mía, otros lo fliparon y no quieren parar de comérsela.

¿Mi experiencia? Al primer bocado me eché a reír, a mi mente vinieron imágenes de mí hace años en el restaurante Hollywood, pero ésta estaba más jugosa. Es verdad que mi opinión no es muy objetiva, llevo casi 5 años sin probar la carne así que seguro que tengo el gusto algo distorsionado en cuanto a su sabor. Al principio me gustó, igual que antes de dejar de comer carne me gustaban las hamburguesas. Pero cuando llevaba media hamburguesa me costaba seguir, de hecho, dejó de gustarme, y no creo que vuelva a repetir. La idea de comerme algo con sabor a carne no me inquieta ni me conquista, pero la recomiendo encarecidamente, a ella y a cualquier competencia que le salga, ya que, si gracias a su sabor alguien la elige antes que la carne animal, aunque sea solo una vez, BRAVO.

Comenta este artículo en
next