Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

RUVIRA RECURRE "POR DIGNIDAD"

La impugnación contra la elección de Vicent Ros como director del Palau sigue adelante

23/03/2018 - 

VALÈNCIA. La dirección del Palau de la Música que ostenta Vicent Ros desde el verano de 2016 sigue en tela de juicio. Josep Ruvira, candidato y segunda mejor puntuación para la comisión que tomó la decisión, impugnó de manera automática el fallo del juzgado de lo contencioso-administrativo. Es más, en declaraciones a Valencia Plaza, asegura que lo seguirá haciendo "hasta agotar los recursos posibles. Es una cuestión de dignidad". En cualquier caso, la demanda apunta a esa comisión como responsable de la decisión, mientras Ros sigue trabajando con normalidad y la reversión del concurso difícilmente llegaría antes de 2019 (en caso favorable al demandante), año en el que expira el contrato.

Hace año y medio Ruvira decidió impugnar aquellas calificaciones con razones que calificada de "probadas y sobradas", tal y como avanzó este diario. El periódico Levante EMV también publicó la tentativa de otro candidato –de 15 en total– de sembrar algo más que dudas en el proceso de elección de Ros, mientras que el Ayuntamiento de València apuntó al jurado como responsable de la decisión. Además, insistió en la transparencia del proceso y criterios de garantías por los cuales se había escogido al jurado.

El proceso llegó a los tribunales en marzo de 2017 y el juez responsable decidió desestimar la impugnación. Sin embargo, los representantes legales de Ruvira aseguran que la causa es "tan evidente" que debe quemar todos los recursos posibles hasta ser procesados judicialmente. En su caso, las alegaciones son por calificaciones de 0 en áreas de su curriculum en las que tiene "probada, sobrada y conocida experiencia", como ya comentó él mismo a Valencia Plaza

Ruvira, no obstante, es consciente de que los procesos judiciales no interrumpirán la actividad de Ros. Tampoco lo espera: "seguimos adelante con el proceso por una cuestión puramente de dignidad". Él actual director del Palau, una posición que no existía exactamente hasta su nombramiento, lleva adelante su proyecto Palau Obert "sin que esta impugnación aminore su marcha ni influya en la hoja de ruta", según fuentes de la propia institución.

Cabe destacar que el fallo del contencioso-administrativo del pasado mes de octubre hace una alusión directa al proceso y conviene que "se hizo en criterios de igualdad". También habla de que las puntuaciones estaban "debidamente motivadas", aunque parece hacerlo en alusión a las del candidato ganador. Empero, esa no esa la cuestión que impugna Ruvira, que evidencia según su abogado una serie de calificaciones injustificables en su caso. Calificaciones bajas en algún caso y de 0 en otros. 

Como ya se ha citado, no fue el único candidato en mostrarse airadamente contrariado por las valoraciones del jurado, aunque sí fue el único que decidió iniciar este proceso legal. No obstante, los jurados del proceso ya se justificaron tal y como recogió el periódico El Mundo el pasado mes de marzo: en el caso de la calificación de 'Plan de actuación' hubo tres miembros que se abstuvieron ("dos alegaron que, al ser expertos jurídicos, no podían valorar los conocimientos técnico-artísticos. El otro se abstubo en todas las candidaturas"), en el caso de los 'Méritos' recibió un punto de 5,50, algo que todavía no se ha justificado y que Ruvira entiende como una calificación sesgada; en calificaciones como 'Liderazgo y dotes de comunicación, negociación, planificación y toma de decisiones' (1,57 de 5,50) o 'Capacidad para representar al Palau' (0 de 5,50) tampoco entiende el demandante qué criterios se han seguido para poder justificar esas puntuaciones.

El proceso continúa abierto y Ruvira se mantiene confiado en sus argumentaciones. La solución no tendrá ningún efecto de cara al mandato de Ros que, casi con toda seguridad, habrá expirado. No obstante, y en el supuesto de que judicialmente el demandante obtuviera la razón, podrá influir de alguna manera en el proceso en torno a la elección de este cargo en 2019.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email