X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

El Govern de la Nau deja la aprobación del Plan del Cabanyal en manos del futuro consistorio

15/05/2019 - 

VALÈNCIA. No parece que el Govern de La Nau vaya a culminar uno de los planes que más había reivindicado y que ha costado de tejer varios años: el nuevo Plan del Cabanyal (PEC). Al menos, no se prevé que se apruebe antes de las elecciones del próximo 26 de mayo. No dará tiempo a que el pleno municipal dé el visto bueno, por lo que quedará pendiente para el próximo mandato.

Se quería que el Plan, que viene a sustituir al antiguo y ya derogado Pepri diseñado por el gobierno del Partido Popular, pudiera salir adelante en estos cuatro años, pero al final no podrá ser posible. Actualmente, el área de Urbanismo que dirige el socialista Vicent Sarrià, está estudiando a destajo las últimas alegaciones presentadas. Este trabajo sí podría finalizar esta semana o la próxima. Sin embargo, el siguiente paso es que la Generalitat Valenciana valide el planeamiento, trámite ineludible antes de su aprobación definitiva.

Más tarde se deberá elevar a la comisión de Desarrollo Urbano, y finalmente al pleno. Si se quisiera aprobar el PEC antes de los comicios municipales, se debería convocar a la comisión y al pleno de forma extraordinaria, algo que se puede hacer hasta el último día. De hecho, en las últimas jornadas ha sobrevolado en los pasillos del consistorio la posibilidad de hacerlo. Ahora bien, la necesidad de que pase antes por la administración autonómica hace que los plazos sean más que complicados. Así que con toda probabilidad su aprobación definitiva dependerá de la nueva corporación salida de las urnas.

En este contexto, la pregunta parece formularse sola: ¿Podría el nuevo gobierno modificar el PEC? La respuesta es no. El documento elaborado por Urbanismo no podría sufrir grandes variaciones porque ya ha superado dos períodos de exposición pública en los que se han incluido algunas alegaciones en el nuevo planeamiento. Si otro ejecutivo quisiera cambiarlo, debería elaborar otro trabajo -basado en el PEC o no- y empezar su tramitación de nuevo. Otra posibilidad es aprobar el Plan tal y como está y acometer más tarde las modificaciones que se considerason oportunas. En este sentido, La Nau lo habría dejado medio atado.

No es extraña la pregunta porque entre los vecinos del barrio, existía el temor de que ocurriese, de tener que empezar el diseño de un nuevo plan desde cero y quién sabe si a la postre podría resultar más perjuicioso con ellos. Por ahora, la única propuesta alternativa escuchada a otros partidos políticos ha sido del Partido Popular, si bien su candidata a la Alcaldía, María José Català, todavía no la ha explicado con más detalle. La mencionó nada más ser elegida candidata en una entrevista a este medio: "Creo en abrir València al mar. Ahora bien, pienso que podemos renunciar a una gran avenida que termine en una gran rotonda".

Esta misma semana, su 'número dos' en la lista, María José Ferrer San Segundo, explicaba un poco más el planteamiento de los populares al respecto. "A lo mejor hay que pensar una vía alternativa por la que València llegue al mar, revisando las rotondas problemáticas y el plan del tripartito", apuntaba. La idea, en palabras de San Segundo, sería "esponjar la salida al mar mediante otras vías como el cauce o buscar otra alternativa".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email