X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

MINIMAL – NEW AGE

'La Nau dels Argonautes' de Pep Llopis llega hasta el desfile de Chanel en París

El director de sonido de la firma francesa seleccionó la canción 'Jardins Aquàtics' para la presentación de la colección otoño-invierno 2018/2019 

26/04/2018 - 

VALÈNCIA. Hace poco más de un año celebrábamos en CulturPlaza la inminente reedición del disco de Pep Llopis Poiemusia. La Nau dels Argonautes (Grabaciones Accidentales, 1987) por parte de la discográfica neoyorquina RVNG. La noticia era importante por varios motivos. Por una parte, se rescataba una gran joya de la música española de vanguardia, cuyas copias originales llevaban años revalorizándose entre coleccionistas europeos, norteamericanos y japoneses. Además, esta nueva reedición, impulsada por una casa de prestigio mundial dentro del circuito de música experimental, abría nuevas oportunidades para un álbum que en su momento pasó prácticamente desapercibido. Nadie, empezando por el propio compositor de la obra, podía prever que dos meses después de su publicación en Estados Unidos, una de sus composiciones sería seleccionada para cerrar un desfile de Chanel en el Grand Palais de París.

'Jardins Aquàtics', un tema impresionista y etéreo con versos recitados en valenciano por Montse Anfruns y el poeta Salvador Jàfer, formó parte de la banda sonora creada por Michel Gaubert para la presentación de la colección de alta costura otoño-invierno 2017/2018 que tuvo lugar en la capital francesa el 4 de julio de 2017. También fue una de las canciones seleccionadas para los videos promocionales del desfile que se distribuyeron posteriormente, compartiendo protagonismo con otros músicos de ascendencia minimal como Mario Batkovic y referentes de sofisticación pop como Bertrand Burgalat o Cavern of Anti-Matter (el proyecto en solitario del fundador de Stereolab, Tim Gane). De la noche a la mañana como quien dice, el disco de Pep Llopis se había catapultado desde los contubernios underground hasta el front row de una de las plazas más importantes del mundo de la moda, con la presencia de celebridades como Julianne Moore, Tilda Swinton o Sofia Coppola.

El recorrido mediático de la banda sonora no se detuvo ahí. La firma de moda francesa firmó recientemente un acuerdo con Apple Music para publicar las playlists de sus desfiles en exclusiva mundial. (Las listas de reproducción Chanel Show Soundtracks también incluyen selecciones musicales de amigos como el rapero Pharrel Williams, la modelo y productora musical Caroline de Maigret o el compositor Sébastien Tellier).

Un director de sonido con aura de estrella

Pero, ¿quién es Michel Gaubert y cómo llegó a fijarse en Poiemusia? Nacido en Bolougne-sur-Mer en 1950, este dj francés lleva más de veinte años vinculado al mundo de la moda. El primer diseñador que confió en él para crear la atmósfera sonora de sus desfiles fue precisamente Karl Lagerfeld, director creativo de Chanel y Fendi. Después vendrían Raf Simons, Gucci, Louis Vuitton, Céline… El ojo clínico de Gaubert para ensamblar bandas sonoras enigmáticas y sugerentes, nunca obvias, le ha granjeado un puesto entre los personajes más influyentes del mundo de la alta costura.

Como apuntábamos al inicio de este artículo, uno de los primeros sorprendidos por este repentino salto a la cumbre de la sofisticación fue el propio Llopis. Sobre todo cuando recibió el pago de royalties por la licencia de uso de “Jardins Aquàtics” durante el desfile: 5.500 dólares.

“No es que no le diera importancia en su momento, pero cuando los dueños de la discográfica me comunicaron que Chanel estaba interesado en la canción, no me lo creí del todo”, comenta el autor, quien reconoce que los responsables de RVNG “están muy felices con la marcha del disco”. Por el momento se han vendido 1.200 vinilos y cerca de 500 CDs de Poiemusia, y se han realizado más de 43.400 descargas digitales. Una cifra nada desdeñable en los tiempos que corren, sobre todo tratándose de un disco alejado de las tendencias comerciales.

Llopis, que además de compositor en activo es presidente del Consejo Territorial de la SGAE en la Comunitat Valenciana, cree que no pudo escoger mejor la discográfica con la que reeditar Poiemusia. “Nunca he llegado a conocerlos en persona, pero desde junio de 2015 hemos cruzado cientos de mails, y siempre me han transmitido un feeling estupendo. Son gente con una cultura musical muy amplia y curiosidad genuina por la historia y la cultura españolas. Me preguntan por los años de la dictadura, por la música española de los años ochenta, conocen proyectos súper experimentales de aquel entonces como los de Juan Alberto Arteche… cosas que muy poca gente conoce”. 

Como era de esperar, sus socios norteamericanos ya han puesto sobre el tapete la propuesta de realizar un concierto con los cinco temas del disco (que solo se interpretaron en directo el 13 de febrero de 1986, en el desaparecido teatro princesa de València). “Las partituras no son un problema; todavía las tengo. Pero ¿quién recita los versos en valenciano? Montse ya falleció… ”, musita para sí mismo Llopis. 

Cuenta el compositor de Líria que “Jardins Aquàtics” fue fruto de un rapto de inspiración. “Lo escribí en una sola tarde, improvisando de forma muy espontánea”. “Nits de cristall” es muy íntimo y profundo, “La Nau dels Argonautes” me gusta mucho… pero el que han escogido es probablemente el más comunicativo del LP”.

Divinas Palabras, una banda sonora entre lo sagrado y lo profano

Pep Llopis tiene más de cien bandas sonoras a sus espaldas, entre las que destacan las que ha desarrollado junto a la compañía de danza Ananda Dansa a lo largo de más de dos décadas. Su último trabajo ha sido para Divinas Palabras, espectáculo dirigido por Rosángeles y Édison Valls, que tras su estreno el pasado mes de abril vuelve el próximo 2 de mayo al Teatro Principal de València.

Partiendo de la obra homónima de Valle-Inclán, el montaje prescinde de las palabras para recrear el esperpento descrito por el autor gallego a través de la danza y la música. “Estoy muy satisfecho de esta banda sonora, que he creado junto a Jorge Gavaldà –apunta Llopis-.  Tiene un bloque más melódico, vinculado a las raíces de la música sacra; otra parte de música más profana y festiva, basada en piezas antiguas y, por último, música procesada con sonoridades atípicas para las escenas más duras y escabrosas del espectáculo. Jorge, que es de Elche, se basó mucho en el Misteri. Para mí, la gran inspiración para esta banda sonora ha sido el organista valenciano Cavanilles, al que investigué mucho. Me fascina la capacidad que tenía este hombre para sugerir cambios armónicos sin hacerlos. Para crear disonancias donde no las hay; para salirse de tonalidad y ser aun así tan rico en matices”.


Noticias relacionadas

MATERIAL FUNGIBLE

Todo lo que Ale-Hop ha borrado de nuestro mundo

Leila Guerriero comienza a conversar con el pianista en su departamento de Once, un barrio popular del centro de Buenos Aires. Y entre esas conversaciones, budines y pasteles, confidencias y maldades, se yergue un personaje fascinante, un geniecito de la música atrapado en el piso 12 de un edificio modernista, a espaldas de los teatros de la avenida Corrientes

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email