GRUPO PLAZA

la plaza se cerrará al tráfico parcialmente

La nueva linea de bus lanzadera de la Plaza del Ayuntamiento empezará a operar después de Fallas 

16/01/2020 - 

VALÈNCIA. La nueva línea de bus lanzadera de la EMT de València, la C-1, que discurrirá por la Plaza del Ayuntamiento tras su peatonalización, entrará en funcionamiento el próximo 23 de marzo. Así lo ha anunciado este jueves el concejal de Movilidad de la ciudad, Giuseppe Grezzi.

Esta línea será la única de la EMT que cruzará la Plaza del Ayuntamiento de lado a lado tras su cierre al tráfico después de Fallas. Cubrirá el trayecto Porta de la Mar, calle de la Paz, primer tramo de la calle San Vicente, Plaza del Ayuntamiento, Marqués de Sotelo y Xàtiva-Luis Vives, funcionando así de bus lanzadera entre un extremo y otro del centro de la ciudad.

Huelga recordar que en la calle Xàtiva se está construyendo un intercambiador de autobuses. Las obras, que empezaron este mismo miércoles prevén estar finalizadas el próximo 1 de marzó, según avanzó el edil. Así, la línea C-1 conectará directamente este intercambiador con el de la Porta del Mar, y la intención es que tenga una frecuencia de paso de unos 4 o 5 minutos.

El 20 de marzo, se peatonaliza la Plaza

Como había anunciado ya el Ayuntamiento de València, la plaza del Ayuntamiento de València empezará su camino hacia la peatonalización el próximo 20 de marzo de 2020, el día siguiente a la finalización de las Fallas. Y se hará con la puesta en marcha de una actuación táctica, o una actuación blanda: el espacio se cerrará para los peatones mediante elementos de mobiliario urbano como báculos, jardineras, pilones o bolardos.

Los báculos servirán para señalizar la entrada a la plaza, mientras que las jardineras y el resto de elementos tácticos servirán para delimitar la zona peatonal de los viales para el tráfico. Asímismo, se están estudiando otras actuaciones para embellecer y "rehumanizar" la plaza como es el uso de pintura en el suelo, la instalación de elementos desmontables para proporcionar sombra en los meses de más calor, el uso de objetos móviles -así como sillas- para la ciudadanía, e incluso la disposición de un letrero con el nombre de la ciudad a modo de photocall. Para ello, los expertos y técnicos han tomado como referencia otras grandes ciudades que han implementado acciones de este tipo: Alicante, Londres, Madrid o Detroit.

Pero una de las cuestiones que más controversia podría provocar es cómo quedará la red viaria cuando se lleve a cabo este plan de actuación blanda. La zona oeste -la situada justo en frente del edificio del Ayuntamiento- es la que se peatonalizará, junto a la dársena central utilizada especialmente para la parada de varias líneas de bus. En la otra mitad de la plaza se mantendrán los viales para vehículos, pero sólo los podrán usar la EMT, los taxis, los vehículos de carga y descarga y vecinos.

Concretamente, se restringirá el acceso desde la calle San Vicente hasta el cruce con la calle Lauria. Sí que se permitirá el acceso al vehículo privado desde la calle Marqués de Sotelo y Periodista Azzati, que será conducido inevitablemente hacia Lauria también. El espacio que se convertirá al uso de los viandantes es fundamentalmente el que comprende la zona anaranjada coloreada en el plano inferior.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme