Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

informe de la comisión de expertos en comunicación

Los expertos proponen una RTVV que duplica el coste previsto por el Consell

Las cifras que manejan los expertos de las universidades distan considerablemente del proyecto más modesto del Consell

19/11/2015 - 

VALENCIA.- Un "enorme marasmo legal" condicionaría y retrasaría la reapertura de Canal 9. El president de la Generalitat, Ximo Puig,  lamentaba y anticipaba en julio con estas palabras las trabas que complicarían el regreso del ente público. Pese a las conocidas dificultades, el camino de la nueva Radiotelevisión Valenciana (RTVV) ha comenzado a andarse de la mano del informe de los expertos en comunicación de las universidades valencianas.

La CECUV, siglas que agrupan a la Comisión de Expertos en Comunicación de las Universidades Valencianas, entregó este miércoles en les Corts el informe sobre el que trabajará la comisión parlamentaria de Radiotelevisión Valenciana, encargado por el Foro del Audiovisual.

El documento es una combinación de los trabajos publicados sobre RTVV y su cierre con las aportaciones de los profesores universitarios valencianos y sus investigaciones sobre el sector audiovisual. Para la creación de estas líneas maestras no sólo se han basado en las publicaciones propias, sino también en los modelos de las autonomías españolas con lengua propia (con especial atención al modelo gallego) y en los sistemas europeos. 

Sin embargo las ideas plasmadas en el informe no parecen cuadrar con las que el Consell tenía en mente. Las cifras que se reflejan se intuyen bastante alejadas de lo que se pretendía en origen.

Si atendemos a los presupuestos, la Generalitat destinará para el próximo año 29 millones de euros para la nueva RTVV (y 26 más para la liquidación del ente antiguo), unas cuentas establecidas para aproximadamente medio año de funcionamiento. Por contra, la CECUV cifra el presupuesto anual de 142 millones anuales para el organismo que tampoco se llamará Radiotelevisió Valenciana, sino Corporación Valenciana de Medios de Comunicación. Además, establece un presupuesto mínimo: "el gasto por habitante de la futura RTV no debería bajar más de 22 euros por habitante, lo que representa un presupuesto anual de unos 109 millones de euros".

 

El informe fija una declaración de voluntades a través de un catálogo de valores de los profesionales del audiovisual que ocupan las universidades valencianas. Muestra de ello son los principios que refleja y que se reiteran a lo largo de las 117 páginas del documento: la información de proximidad, la independencia del poder, garantizar los derechos de los trabajadores, la igualdad de sexos en los puestos de la toma de decisión, los contenidos en lengua valenciana y la promoción cultural de la Comunitat. Y muestra de esta radiotelevisión idílica también son las previsiones económicas.

Sin embargo, el presupuesto que ha presentado el Consell implicaría un número de trabajadores más reducido que la que propone la Comisión de las universidades. Según el documento de CECUV, la plantilla inicial de la nueva RTVV sería de unos 800 trabajadores. "La nueva RTVV pública valenciana debería tener alrededor de la mitad de la antigua plantilla de trabajadores de RTVV", dice el texto.

Este choque de cifras, aunque no son definitivas, ha sido recogido con cierto escepticismo desde la Generalitat por la distancia que reflejan respecto a su objetivo. Los números del informe son en algunos aspectos más próximos a la gestión de Canal 9 del PP que al proyecto del nuevo Consell -el presupuesto para 2012 fue de 154,2 millones-. Fuentes de la Generalitat consultadas por este diario admitieron esta diferencia de cifras de partida tanto en lo que se refiere a la plantilla como en un presupuesto que se va de las manos (30 millones de euros del Consell para medio año frente a 142 del informe de cara a un hipotético ejercicio completo).

El gobierno valenciano preveía, atendiendo a lo estipulado en las cuentas, un proyecto más modesto, con alrededor de 350 trabajadores -lejos de ser "la mitad" del viejo ente-, una dotación económica moderada y, en base a ese planteamiento inicial, crear sinergia con el sector audiovisual valenciano, buscando así compensar las necesidades de dicho sector, pero lejos del antiguo monstruo que fue RTVV.

En cualquier caso, el informe será discutido en la comisión parlamentaria que se encargará de la nueva Radiotelevisión. En la arena de les Corts será donde tomen forma las líneas definitivas del nuevo ente y del modelo audiovisual público valenciano. 

Un informe conciliador

Por otro lado, el aspecto que ha venido causando polémica desde que se habló de la nueva RTVV es si esa nueva plantilla debería estar formada íntegramente por los extrabajadores de Canal 9 y Radio 9 o abrirse a nuevos integrantes. Para esto, la CECUV propone una solución conciliadora que aúne ambas posibilidades. "El proceso de contratación de los trabajadores de la futura RTVV respete escrupulosamente los principios de igualdad, mérito y capacidad, y de máxima transparencia y esté abierto tanto a los extrabajadores de la antigua RTVV como otros profesionales de la comunicación y de las áreas de actividades que se requieran, como las nuevas generaciones de licenciados y graduados en periodismo, comunicación audiovisual" y otros grados como ingenierías técnicas.

 

En cuanto a la financiación, el informe propone un sistema mixto que combine las subvenciones de la Generalitat, los ingresos por publicidad y los ingresos por explotación del producto audiovisual (comercialización de series, programas y otros contenidos).

La CECUV considera que el presupuesto del nuevo ente debería basarse en un criterio de proporcionalidad en base a la población y que éste debería fijarse en aproximadamente 142 millones de euros al año, unos 28,76 euros por habitante. El informe también cita explícitamente la prohibición del endeudamiento de la nueva corporación.

También prevé la creación de órganos de control interno y externo del ente, como poner en marcha  el proyecto que no llegó a constituirse del Consell del Audiovisual Valencià convirtiéndolo en el Consell Valencià de Comunicació, con capacidad sancionadora. Se propone que esté compuesto por 7 miembros profesionales del audiovisual, propuestos por dos grupos parlamentarios, aprobados por mayoría de dos tercios en les Corts y con remuneración y dedicación exclusiva, con garantías de independencia del poder político y del sector audiovisual durante su ejercicio.

Otra de las nuevas apuestas es la integración de las plataformas digitales y las nuevas tecnologías en la nueva RTVV. Los nuevos servicios contarían, según el informe, con una plataforma multimedia que alojaría un canal de información 24 horas, servicio de podcast y contenedor de archivos para la programación y reproducción de contenidos a la carta. Asimismo, los mecanismos de transparencia también se cuelan en este informe, que prevé que toda la información relativa al presupuesto del nuevo ente se haga pública por la Generalitat y que ésta comunique el gasto por habitante que suponga.

Este informe será explicado por los expertos y debatido en el Foro del Audiovisual, convocado para el próximo día 30. En él, el resto de colectivos del sector (como los extrabajadores de Canal 9 o la Unió de Periodistes) podrá debatir el documento y someterlo a enmiendas para que, una vez aprobado, la comisión parlamentaria pueda trabajar sobre él.

Será en esta comisión, prevista según el líder de Podemos, Antonio Montiel, para después del puente de diciembre, la que realmente decida cómo funcionará la futura Corporación Valenciana de Medios de Comunicación, en el plazo de seis meses. 

Reacciones al informe

En una primera lectura, tanto la Unió de Periodistes Vancians como el antiguo Comité de empresa de RTVV coinciden en que es un informe conciliador. Ambos portavoces recalcaron en declaraciones a este diario la importancia de que se contemple el derecho de los extrabajadores del ente público y aplaudieron la apertura de puertas a nuevos profesionales y recién licenciados o graduados.

El punto de discordia es el referente a la plantilla, que desde el Comité consideran inferior al que ellos planteaban (unos 950 empleados). En cualquier caso, en el Foro del Audiovisual los diferentes actores del ecosistema comunicativo valenciano podrán presentar enmiendas -la Unió anunció que estudiará una serie de mejoras- y otras propuestas que lo complementen,

Por otro lado, desde Podemos recordaron al PSPV su promesa de retirar el recurso de inconstitucionalidad. Como también refleja el informe, los partidos firmantes del Pacto del Botánico firmaron una Proposición de Ley para la recuperación del Servicio Público de Radiodifusión y Televisión de ámbito autonómico, tramitada por el procedimiento de urgencia, en la que está prevista la retirada del recurso de inconstitucionalidad contra el cierre de RTVV.

Por su parte, Ciudadanos criticó a través de su diputado Toni Subiela,  que "una radiotelevisión valenciana con 800 empleados sigue siendo una barbaridad". El grupo ha recalcado que no quiere una "nueva institución que controle los medios audiovisuales de manera partidista".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email