Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

La oposición critica la gestión de las residencias y Oltra dice no se ha "abandonado" a nadie

22/04/2020 - 

VALÈNCIA (EP) Los grupos de la oposición en Les Corts (PP, Ciudadanos y Vox) han criticado este miércoles la gestión realizada en las residencias de mayores por la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas que dirige Mónica Oltra, llegando incluso en el caso de Vox a aludir a que se ha dejado a residentes "abandonados a su suerte" y también le han pedido más autocrítica, que pida perdón por los fallecidos por coronavirus en estos centros o "apartar la ideología" de su política.

En su réplica, Oltra ha defendido que en la Comunitat Valenciana "ninguna persona ha sido abandonada a su suerte", ni por la Conselleria de Sanidad ni por la de Igualdad, y ha negado que haya habido residencias donde el personal "haya echado a correr", sino que "se ha batido y se bate el cobre todos los días en condiciones complicadas".

La diputada del PP Elena Bastidas ha criticado la actitud de la vicepresidenta respecto a la oposición durante esta crisis y también con los colectivos de su sector, por lo que le ha pedido "más autocrítica" y una visión "más integradora". Ha lamentado que "ha seguido en su línea de muchas declaraciones de intenciones pero respuestas con poca diligencia y eficacia".

Le ha echado en cara que no haya mantenido reuniones con los portavoces del área social de los grupos y que haya descartado "a golpe de tuit" propuestas que planteó el PP como reagrupar a los residentes contagiados en tres centros, uno por provincia, para después "ponerlo en marcha en abril".

"No debería ver con mirada sectaria todo lo que viene de la oposición", ha dicho, agregando que se le "parte el alma pensando cuántos dramas personales se hubieran podido evitar". Además, le ha pedido que sea capaz de "anticiparse para evitar más dolor" y no siga "detrás del problema intentando apagar fuegos".

Desde Cs, Mamen Peris ha tendido la mano a la consellera para desarrollar "una buena gestión y anticipación", y ha remarcado que no ha acudido al hemiciclo "con camiseta negra ni pidiendo su dimisión o poniendo el número de fallecidos en las residencias", y ha puntualizado que "la sociedad juzgará" y también Fiscalía hará su labor.

Ha asegurado estar convencida de que la pandemia "ha dejado al descubierto muchas carencias no previstas por el Botànic" y que se imagina incluso la tensión que ha podido vivir el Consell al ver "almacenes casi vacíos" y "colectivos casi desatendidos". "Cuesta dormir cuando hay 1.000 muertos en la Comunitat", ha agregado.

Por ello, ha incidido en la necesidad de aportar material a las residencias, realizar tests y también en que no se despliegue la política ideológica, ya que ahora "más que nunca la colaboración público-privada es más que necesaria".

Desde Vox Llanos Massó ha sido mucho más crítica con Oltra, ya que aunque no presuponen mala fe en su actuación ve "incompetencia" y a su juicio "lo primero que tenía que haber hecho era pedir perdón" por los fallecidos en las residencias por Covid y después "presentar su dimisión".

Ha destacado que el 34% de los fallecidos en la Comunitat son residentes y "no debían haber sido abandonados a su suerte". Así, le ha planteado si puede afirmar que "se hizo todo lo posible para salvar la vida de 386 seres humanos, no perros como Excalibur" y ha incidido: "Si le queda algo de humanidad, váyase".

Oltra pide respeto

En su turno de réplica, la consellera ha calificado de "muy injusto" para el sector residencial que se diga que en la Comunitat han muerto 386 mayores --los fallecidos en residencias-- ya que la cifra es mucho más elevada en el conjunto autonómico, donde más del 82% de las víctimas mortales son mayores. Por ello, ha pedido "respeto" y que "no se falte el respeto a nadie y menos a los muertos para hacer eslóganes partidistas".

Ha afirmado que le "duele el corazón" cuando ve lo que pasa en otras comunidades y ha admitido que, sabiendo lo que se sabe ahora, "claro" que hubiera tomado decisiones antes. "Y en Castilla-León, y en Italia, claro, y el 15 de enero", ha subrayado, pero se ha preguntado si, en esa fecha, alguien hubiera entendido un cierre de residencias cuando "la gente esta haciendo memes riéndose de China" y el 26 de febrero "nos estaban diciendo que las mascarillas para no infectados no eran útiles. A toro pasado, macho seguro". 

Asimismo, ha aceptado la petición formulada por las diputadas de PP y Cs de que haya encuentros con los portavoces "semanalmente o cuando lo requieran", si bien ha explicado que entendía que con el encuentro semanal con los síndics ya recibían esa información y ha subrayado que el 12 de marzo creó un grupo de whattsap para ver cómo se canalizaba la comunicación, al que ni PP ni Cs contestaron. "Tendría que haber insistido quizá", ha apuntado.

En esta línea, les ha replicado que tienen su teléfono para contactarla, "operativo 24 horas", a diferencia de cuando ella misma estaba en la oposición. "Yo no tenía el de nadie, de ningún conseller, y tienen el mío para usarlo", ha manifestado.

A la diputada de Vox, --a la que ha recordado el mitin de Vistalegre después de que esta se refiriera al 8M-- le ha dicho que le pide "perdón por lo que quiera, si se siente mejor", aunque ha advertido de que el virus "seguirá mostrando nuestra vulnerabilidad" porque "para esto no nos había preparado nadie en ninguna parte del mundo".

"Estamos trabajando sobre ensayo-error pero también en Japón o Corea, porque la ciencia aún no sabe cómo funciona" y hasta que llegue el momento de controlarlo, ha instado a "arrimar el hombro". "Hay muchos muertos, los suficientes para que todos tengamos alguno cerca al que no hemos podido velar", le ha replicado.

Test en residencias

La consellera ha confirmado que desde Salud Pública se está ultimando un plan para que en residencias con casos de Covid-19 se haga test de PCR a todo el personal y usuarios en una primera fase y, en una segunda, a las no afectadas a la plantilla de trabajadores que son los vectores.

La vicepresidenta ha defendido que han tenido que armar "toda una normativa que pusiera orden al caos" y ha rechazado "echarse el número de muertos a la cara entre comunidades autónomas" porque "siempre es feo, pero en este caso más aún".

A su juicio, estos centros "no son hospitales ni deben de serlo", al tiempo que ha reivindicado su "marcado carácter social". Por ello, ha apelado a "no hacer de residencias hospitales porque será peor" en el futuro, cuando llegue la desescalada.

El Botànic le muestra su apoyo

Desde el PSPV, Rosa Peris ha admitido que los datos de fallecimientos de mayores son "desastrosos" y no caben paliativos, pero ha resaltado en que en la reconstrucción futura "hay que blindar el Estado del Bienestar y reforzar el gasto social".

También ha subrayado la necesidad de revisar de forma integral el sistema de atención a la dependencia, las ratios de plantillas y los salarios que recibe el personal en las residencias.

Carles Esteve (Compromís) ha destacado que Oltra "no ha dudado en arremangarse" y gestionar, y también ha criticado el uso de los datos por algunos grupos de la oposición, ya que si en la Comunitat el porcentaje de fallecidos en residencias es del 33% en el conjunto de España es del 69%: "No creo que la consellera saque pecho de esta cifra, no hagan lo contrario".

La diputada de Unides Podem Estefania Blanes ha incidido en que esta crisis ha dejado patente la necesidad de unos servicios sociales "fuertes y de calidad", avanzando en el modelo de gestión pública de las residencias. Asimismo, se ha preguntado qué habría pasado si esta pandemia hubiera ocurrido en el pasado, "antes de duplicar el Botànic el presupuesto social".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email