GRUPO PLAZA

PP, Cs y Vox rechazan la falta de previsión y barceló defiende que "nadie tiene la fórmula mágica"  

La oposición exige la dimisión de Barceló y ella responde: "Me hago cargo de esas vidas rotas"

25/01/2021 - 

VALÈNCIA. (EP) El PP ha exigido este lunes la dimisión "irrevocable" de la consellera de Sanidad, Ana Barceló, ante la situación de la pandemia en la Comunitat Valenciana, mientras Ciudadanos ha criticado que "siga en su puesto y sin asumir responsabilidades" y Vox ha defendido que "debería dejar paso a alguien mejor".

""Claro que me hago cargo de todos los que sufren, de esas vidas rotas y de esas familias destrozadas. Me duele cada vida aunque no las conozca, porque al final son valencianos y no podrán volver a disfrutar de su compañía", ha respondido la consellera socialista, para añadir que sigue acostándose "todas las noches" preguntándose qué más se puede hacer para frenar el virus.

En la diputación permanente de Les Corts, donde ha comparecido a petición propia, Barceló ha recordado que la pandemia es mundial y que "nadie tiene la fórmula mágica para parar los contagios y, sobre todo las muertes, lo que más nos duele". Es más, ha afirmado que nadie ha preparado a ningún político para una crisis de estas dimensiones y que "siempre se aprende algo" de las críticas de la oposición.

El portavoz de Sanidad del PP, José Juan Zaplana, ha recordado los 4.131 valencianos fallecidos para defender que "si quiere limpiar su conciencia, debe marcharse porque ha mentido, ha engañado, ha sido incapaz y encima ataca a esos sanitarios que se están dejando su vida por salvar la de los todos los demás". "Cese a todo su equipo y dimita. Ni un minuto más, ni una muerte más", ha enfatizado, rechazando que llevara sin comparecer en Corts desde el 4 de septiembre.

A esto ha sumado que hay más de 4.000 sanitarios "fuera de combate mientras Barceló, después de decirles que se contagiaban por ir de viaje y salir a almorzar, se permite interponer querellas contra ellos para asustarlos y callarlos", en relación a la querella criminal anunciada por Sanidad contra la médico de Elche que afirmó que la capilla se utilizaba como morgue. "Esto es censura. Esto es de pura mafia", ha enfatizado.

El 'popular' ha ironizado que al 'president' de la Generalitat, Ximo Puig (PSPV), "se lo ha llevado al viento y la ha dejado sola porque sabe que está amortizada" y ha preguntado si las medidas son adecuadas cuando la Comunitat lleva "1.156 muertos en 24 días y uno de cada cuatro en España es alicantino, valenciano o castellonense"

Como respuesta, la consellera ha rebatido esta afirmación asegurando que la tasa de letalidad de los valencianos es la quinta más baja de España, el 1,77%, y preguntando al PPCV si su modelo es el de Ayuso o el de Castilla y León, además de lamentar que este diputado esté "en guerra permanente contra la sociedad valenciana con tal de sembrar desánimo y desmoralización".

Por su parte, Fernando Llopis (Cs) ha criticado el "triunfalismo" de la Generalitat por la gestión de la pandemia durante los últimos meses y lo ha ligado al "exceso de confianza de la ciudadanía" en diciembre. "Estamos pagando esa falta de previsión. No hay reconocimiento de errores: sigue sin tener un plan y está peleada con todo el personal sanitario", ha atacado.

También ha tachado de "broma" el rastreo en la Comunitat y ha advertido que "muchos valencianos morirán por la falta de atención" tanto por COVID como por otras patologías, además de cuestionar que Barceló apele a la unidad cuando "en el Botànic cada uno dice una cosa".

El diputado 'naranja' le ha reclamado así que se rodee "de los mejores" y cese a la secretaria autonómica de Sanidad, Isaura Navarro (Compromís), afirmando que "cada minuto que pasa en su puesto supone la muerte de un valenciano". Y ha vuelto a exigir más coordinación con la sanidad privada a través de un mando único.

En su réplica, Barceló ha asegurado que es algo que hacen "desde la primera ola, porque no hay sectarismos, solo puede haber unidad". "De marzo a julio derivamos a los hospitales privados a 1.202 personas (otras patologías) y de noviembre a enero a otros 503 (entre estos ya algunos COVID)", ha resaltado, para defender que se sentó "desde el primer día" con la privada. "La sanidad privada ha entendido bien que ahora tenemos que colaborar", ha afirmado, para destacar su trabajo "magnífico" en el plan de choque.

A nivel de personal, ha sostenido que el sistema valenciano no puede estar más preparado y ha agradecido la generosidad de los sanitarios, ya que "sufren más por los pacientes que por su agotamiento" tras casi un año: "No hay más enfermeras en bolsa, no me las puedo inventar, ojalá tuviera también formación sanitaria para echar una mano, como los jubilados que se ofrecen. No hay más recursos humanos, hemos contratado todo lo que se podía contratar".

La titular de Sanidad también ha rechazado las críticas de PP y Cs por la falta de PCR, ya que "según los datos del Ministerio de Sanidad la Comunitat es la segunda que más ha hecho, solo por detrás de Castilla y León", con un porcentaje del 28,49% a 19 de enero. "Hemos hecho las pruebas que la estrategia marcaba para tener resultados favorables", ha defendido, para recordar que "Madrid anunció un millón de test que nunca llevó a cabo.

Finalmente, Vox ha coincidido en que debería "asumir responsabilidades, dimitir y dejar paso a alguien mejor" y ha rechazado que no la hayan acompañado ni Puig ni ninguno de los vicepresidentes --Mónica Oltra (Compromís) y Rubén Martínez Dalmau (Podem)-- "con la que está cayendo". "Tiene que irse ya para no enturbiar más su historia", ha reclamado su portavoz adjunto, José Mª Llanos.

Frente a esto, la titular de Sanidad ha recordado que ni Estados Unidos estaba preparado para afrontar la pandemia y ha acusado a Vox de apoyar al anterior gobierno de Trump que "ni siquiera obligó a usar mascarilla". Ha defendido, por contra, que la Generalitat escucha a los expertos y que "en esta pandemia nunca se puede hablar con triunfalismo, solo cabe la humildad de algo que sobrepasa a media humanidad".

Entre los partidos del Botànic, Pilar Lima (Unides Podem) ha reiterado que la Comunitat se podría haber anticipado a la "nube de contagios" en Navidad, además de mostrar su preocupación por la salida de Illa y pedir la vacunación prioritaria para las limpiadoras y los trabajadores de funerarias y exigir la lista de cargos políticos vacunados de forma improcedente. También ha mostrado su apoyo a Barceló: "Por más que la derecha salive, este gobierno está fuerte y va a seguir estándolo".

Carles Esteve (Compromís) ha vuelto a defender que es necesario "ir más allá" en las restricciones y plantear el teletrabajo, mientras ha tachado de ridículo que la oposición "ataque sistemáticamente lo que hace en otras comunidades". "No es momento de pensar en los votos ni en tácticas de partido", ha subrayado, garantizando que el Consell toma decisiones "siendo impopular si hay que serlo y sin atender presiones de ningún lobby" y que las diferencias son lógicas en un tripartito.

En general, la consellera ha llamado a que todos los partidos sean capaces de "remar juntos" y ha rechazado los "bulos" de algunos datos que se difunden, defendiendo que "los números son fríos y lo más importante es transmitir tranquilidad". También ha mostrado su respeto al resto de consejeros de salud y ha recordado que es una tarea difícil para todos.

"Reservo mis fuerzas para lo que está ahí fuera: el virus. Hemos podido cometer errores, 24 horas al día, siete días a la semana, pero nunca sembraré el desánimo ni utilizaré verdades a medias. Es momento de sembrar aliento y esperanza", ha remachado.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email