GRUPO PLAZA

informe de ccoo

La pandemia devuelve a València a niveles de empleo de 2015

31/12/2020 - 

VALÈNCIA. El impacto de la pandemia en la actividad económica es, a estas alturas de la película, indudable, y los interrogantes se ciernen ahora sobre la manera y la rapidez con la que el tejido económico y social se recuperará en los próximos meses y años. Por el momento, la fotografía en València ciudad no es demasiado halagüeña, a juzgar por el último informe elaborado por Comisiones Obreras en el marco del Pacto para el Empleo de la capital del Túria.

El informe analiza la situación del mercado de trabajo tomando como referencia el segundo trimestre de 2020, periodo condicionado por la crisis sanitaria, social y económica provocada por la covid-19. Y pese a que no es posible por el momento analizar períodos posteriores por la falta de datos en el Ayuntamiento de València, la organización sindical incide en que los resultados ofrecen información "que no deja lugar a dudas de la incidencia negativa de la pandemia y la incertidumbre que provoca en nuestro mercado de trabajo presente y futuro". Todo ello, sostienen, teniendo en cuenta que no se incluyen las personas afectadas por los ERTE, ya que la metodología de la EPA los considera como población ocupada mientras la suspensión sea inferior a tres meses.

Así pues, uno de los datos más reveladores tiene que ver con la situación de la ocupación en el Cap i Casal, que ha retrocedido unos cinco años, a fechas de 2015. Así, según recoge el citado informe, en el segundo trimestre de 2020 había en València 295.500 personas ocupadas. Esto significa que en apenas tres meses desde la irrupción de la pandemia de coronavirus se perdieron unos 34.800 puestos de trabajo, un 10,5% del tejido laboral. Una caída mucho mayor que la experimentada a nivel provincial (-5,7%), autonómico (-6,2%) y estatal (-5,5%).

En este sentido, tres cuartas partes de los puestos perdidos se concentran en el sector servicios. Concretamente se registraron 26.100 empleos menos especialmente en el sector de la hostelería, el comercio al por mayor, las actividades de hogares como el personal doméstico o las actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento. Pero no han sido los únicos que han recibido de pleno el impacto de las restricciones y la pandemia. También el sector industrial perdió en la ciudad 4.700 trabajos, a los que siguieron otros 3.000 en la construcción y otro millar en agricultura y pesca. Por el contrario, las que han experimentado un mayor crecimiento son las actividades sanitarias y de servicios sociales.

A tener en cuenta también es el dato que recoge quiénes han sido los principales perjudicados en la pérdida de empleo. Así pues, la reducción de puestos de trabajo "ha repercutido únicamente entre la población asalariada", según explica CCOO en el informe. Se perdieron en el segundo trimestre 33.700 trabajos en el sector privado (-14,9%), aunque también desaparecieron 2.600 empleos públicos (-4,7%). Sin embargo, aumentó el número de personas empresarias en 3.100 (un 6,6% más).

 "Es importante ver cómo la crisis sanitaria se ha convertido rápidamente en económica, a pesar de que se han tomado medidas para paliar la afectación", recoge el sindicato, cuya secretaria de Empleo Ana García Alcolea cree que "se debe seguir avanzando a la vez en medidas de carácter coyuntural y estructural que puedan transformar la precariedad laboral instalada".

Según Alcolea, es necesario desarrollar políticas activas de empleo para orientar, formar e insertar en el mercado laboral a los trabajadores y las trabajadoras, pero también "en la línea de transformar el tejido productivo, enfocándose a sectores generadores de empleo de calidad". Destaca en este sentido "los efectos traumáticos de las últimas reformas laborales", así como la importancia de la subida del salario mínimo interprofesional.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email