GRUPO PLAZA

la organización convoca tres manifestaciones el 20 de noviembre en la comunitat

La plataforma valenciana por la financiación insta a Andalucía y a Murcia a crear órganos similares

11/09/2021 - 

VALÈNCIA. La Plataforma per un Finançament Just alcanzó este viernes algunos acuerdos significativos en la hoja de ruta de la organización, que tiene como principal objetivo lograr que el Gobierno de España active de una vez por todas la reforma del sistema actual, caducado desde 2013, y que perjudica notablemente en el reparto de recursos económicos a la Comunitat Valenciana.

Tal y como informó este diario, la principal novedad es la convocatoria para el próximo 20 de noviembre de una nueva manifestación en las tres capitales de provincia para exigir el citado cambio de modelo. De esta manera, y pese a las restricciones que existan en ese momento debido a la pandemia, el organismo se lanza a un llamamiento para, aunque con las condiciones obligadas por el coronavirus, emular la protesta realizada también en noviembre en 2017.

No obstante, al margen de este acuerdo también se alcanzaron otros consensos destacados. Según fuentes presentes en el encuentro, la plataforma también aprobó instar a otras Comunidades Autónomas (CCAA) que reivindican la reforma del sistema crear órganos similares a esta plataforma en sus respectivos territorios. 

De hecho, otra de las regiones implicada en esta cuestión, Baleares, ya conformó la plataforma; por lo que la intención es que otras como Andalucía y Murcia se sumen a esta iniciativa con el objetivo de elevar la presión hacia el Gobierno central. Cabe recordar que el presidente de la Generalitat, el socialista Ximo Puig, se reunirá el próximo 21 de septiembre con su homólogo andaluz, Juanma Moreno (PP), para abordar este cuestión. De la misma manera, el presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras (PP), también ha proclamado su interés en sumarse a esta frente y apoyar la reivindicación.

En la Comunitat Valenciana, la plataforma está conformada por la patronal, sindicatos y todos los partidos con representación parlamentaria excepto Vox. De lograrse esta participación también en las autonomías señaladas, sería otro pequeño paso adelante en el objetivo común de la remodelación del sistema. 

En este sentido, 'Per un finançament just' se ha planteado en algunos momentos -especialmente antes de la pandemia- la posibilidad de intentar articular una gran protesta en Madrid. No obstante, el temor a un 'pinchazo' al ser un asunto complejo que, aunque fundamental para la Comunitat Valenciana, no termina de calar en la sociedad, ha disuadido a los integrantes de la mesa. Una circunstancia que podría cambiar si en las citadas CCAA también se articulan plataformas de estas características que pudieran llegar a diseñar, a medio plazo, un acto de reivindicación más potente en la capital.

La visita a Montero y las palabras de Calviño, claves

Respecto a la protesta convocada, el presidente de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV), Salvador Navarro, subrayó que la idea de repetir la manifestación "se forjó" tras la última visita en julio de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que posiblemente fue "tan clara y tan realista que dijo la verdad" y se ratificó tras el paso el jueves de la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, sin haberse obtenido compromisos firmes ni plazos sobre el cambio de modelo.

En ese sentido, sobre las declaraciones de Calviño de que "lo prioritario" es la elaboración de los presupuestos, comentó que desconoce si trasmitió al presidente Pedro Sánchez la reivindicación de los valencianos de un nuevo modelo, pero aseguró que sí se la hizo llegar a la ministra de Hacienda porque "el mensaje por la noche ya fue claramente distinto al de la mañana".

En esta línea, destacó que Calviño vino con "una visión" y "se marchó con otra", que es que la financiación es "un problema que afecta a otras comunidades, pero con datos se demuestra que somos los más perjudicados". Navarro pidió además que la ministra ponga "el documento encima de la mesa" antes de que se celebre el Congreso federal del PSOE, que se celebrará en octubre en València, para que la oposición pueda pronunciarse.

No obstante, recalcó que esto "no es solo un problema del Ejecutivo, sino también de la oposición", porque se turnan en el Gobierno, y "al final esta comunidad no tiene la solución". Por ello, insistió en mantener "la presión" para que se resuelva porque es una situación "fragante" para los valencianos, que son "cinco millones de votantes".

Por su parte, el secretario de Organización del PSPV-PSOE, José Muñoz, se mostró "feliz" de que el PP "también entre" en la reivindicación, además de recalcar que Calviño sí recogió "la sensibilidad" de los valencianos cuando "insistió que el eje de la propuesta de reforma debe ser el criterio poblacional" y se comprometió a que "el esqueleto de la reforma se presentará en noviembre".

No obstante, recalcó que para que pueda ser aprobado en el Congreso se requiere del apoyo del PP y en ese sentido ha "lanzado el guante" a Pablo Casado para que "diga si lo apoyará y qué modelo quiere, si el basado en la dispersión geográfica y el envejecimiento" como piden desde Galicia y Castilla León, o el de la población ajustada, que "es el valenciano que también defiende el Gobierno de España".

"Decepción"

El presidente del PPCV, Carlos Mazón, quien acudía por primera vez a la reunión, mostró su "decepción" por las declaraciones de la ministra y, por contra, ha recalcado que el líder de su partido, Pablo Casado, dijo en València que la infrafinanciación de la Comunitat se tiene que "resolver lo antes posible", además de comprometerse a acercar posturas con los Gobiernos de Murcia y Andalucía. Mazón, preguntado por el incumplimiento del expresidente de Gobierno Mariano Rajoy de aprobar un nuevo modelo, replicó que la situación era muy distinta por la crisis y recordó que en su momento ya dijo que fue "un error".

Del mismo modo, la secretaria general de Més Compromís, Àgueda Micó, tildó de "decepcionantes" las declaraciones de Calviño, como fueron las de Montero, que demuestran que el Gobierno "no está tratando la financiación con la seriedad que tiene este problema, que es gravísimo y endémico, gobierne quien gobierne a Madrid". "La presión debe seguir creciendo porque este problema debe resolverse sí o sí", sentenció

Por su parte, la síndica de Cs en Les Corts, Ruth Merino, recalcó que "ya no caben más excusas ni más promesas incumplidas" y lamentó las palabras de Calviño de las que se desprende que "el Gobierno no es consciente del problema de infrafinanciación y de la injusticia que sufren los valencianos". Por último, desde Podem-EU Luis Poveda señaló que "seguirán peleando por esta reivindicación justa".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email