Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

políticos al habla / OPINIÓN

La política meritocrática

28/03/2019 - 

En este tiempo los partidos políticos nos disponemos a configurar las listas electorales con las que vamos a concurrir a las elecciones nacionales, autonómicas, europeas y locales. En ese afán, la política no se puede convertir en una agencia de colocación. El bipartidismo ha dado amplia cuenta de ello. No hace falta dejar caer ningún nombre para ver que determinadas personas ocupan cargos públicos, o del partido, desde hace más de veinte años.

No parece razonable que todas esas personas valgan igual para sanidad, educación o cementerios. Los partidos clásicos se ven en la necesidad de recolocar a "los suyos" como una estrategia de supervivencia de los actuales mandatarios.

Eso ha cambiado con la irrupción de nuevas composiciones políticas. Unos han optado por movimientos asamblearios que han acabado como el rosario de la aurora. Los pactos han saltado por los aires, cuando han tenido que repartirse los puestos en las listas. Cuando se decía que lo importante eran los programas políticos, y las políticas públicas, te encuentras con una lucha sin cuartel por ver el puesto número tres de quién es.

En Ciudadanos hemos intentado combinar experiencia en la política, acumulada durante la reciente historia de nuestro partido, con incorporaciones de la sociedad civil que aporten valor al proyecto liberal de centro. Por eso, en las listas de Cs a Les Corts Valencianes, presentadas recientemente, Cs ha apostado por aunar a un grupo de profesionales economistas, abogados, médicos, ingenieros, deportistas o profesores, entre otros.

Se trata de un equipo con experiencia para liderar el cambio necesario en la Comunitat Valenciana. Los valencianos están hartos de responsables públicos que llevan 30 años viviendo de la política. Estamos convencidos de que, frente al gobierno de la corrupción y el capitalismo de 'amiguetes' del PP y el gobierno de las trincheras ideológicas y los enchufismos del tripartito, la sociedad necesita personas que saben qué es cotizar a la Seguridad Social o montar una empresa.

Foto: KIKE TABERNER

Aunque a veces, incluir a este tipo de perfiles técnicos no siempre es fácil. Al propio desprestigio de la política se añaden las reticencias de los viejos partidos para incorporar candidatos que tengan su vida resuelta antes de venir a la política. Las propias estructuras, humanas, de poder y de contrapoder en las organizaciones políticas chirrían al intentar captar mérito y capacidad para capitanear un cambio político.

Además, en los últimos meses estamos viendo cómo partidos históricos ven con cierta repulsa su crecimiento por la vía de incorporaciones nuevas, porque la estructura y los intereses personales, a veces, ahogan la sana intención de nuevos valores. Algunos deberían aprender que el avance de los propios partidos políticos pasa por incorporar talento, y que no solo vale la antigüedad en la organización.

Si realmente queremos cambiar el país, no nuestra propia nómina domiciliada, tendremos que hacer esfuerzos todos los políticos para poder incorporar a gente que aporte a la sociedad. Y eso no es fácil. Las políticas de selección de los partidos no pueden ser denostadas.

Cada vez que se aproxima una elección, sea la que sea, estamos eligiendo a personas para que nos representen y gestionen nuestros recursos. Por eso es tan importante que cada uno de los que vayan en listas pueda solucionar nuestros problemas como sociedad.

Son momentos críticos para cualquier elección. Por eso una mirada a las capacidades de nuestros futuros representantes es una buena opción. Sé que habrá gente que votará por motivos muy ideológicos sin ambages. Pero una nueva sociedad está esperando unos nuevos políticos que dejen un panorama público mejor del que se encontraron. Y así, si elegimos a los mejores, desde el punto de vista de capacidades, posiblemente habremos mejorado el aspecto público. El mérito es más importante que la antigüedad en la organización. Si ponemos a los mejores a que jueguen con la Selección Española, habremos de hacer lo mismo en la política.


Emilio Argüeso es secretario de Organización de Ciudadanos en la Comunidad Valenciana y secretario primero de la Mesa de Les Corts.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email