X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 25 de junio y se habla de CÓMICS Caso Alcàsser el saler HISTORIA valència rnb
GRUPO PLAZA

La prevención, clave para frenar el avance del cáncer de pulmón

Entre el 80 y el 90% de los cánceres de pulmón los padecen fumadores y el riesgo de estos a sufrirlo es de 10 a 20 veces mayor respecto a los no fumadores

28/11/2018 - 

VALÈNCIA. El cáncer de pulmón es la principal causa de muerte por cáncer en hombres y mujeres. Cada año se diagnostican más de 28.000 nuevos casos de cáncer de pulmón en España, la mayoría de ellos cuando la enfermedad ya está avanzada. Y es un cáncer que en gran medida se podría evitar, ya que el mayor factor de riesgo asociado a esta dolencia es el tabaco. De hecho, entre el 80 y el 90% de los cánceres de pulmón los padecen fumadores y el riesgo de estos a sufrirlo es de 10 a 20 veces mayor respecto a los no fumadores. “El 39,5% de los afectados son fumadores habituales mientras que otro 44,6% es exfumador. El humo del tabaco contiene más de 7.000 sustancias químicas, incluyendo más de 70 que se conoce que pueden causar cáncer, carcinógenos, y no sólo de pulmón sino también en otras localizaciones”, destaca el doctor Miguel Ángel Muñoz, jefe clínico del servicio de Oncología Médica del IVO. A ello hay que sumar que los fumadores de más un paquete diario durante dos décadas también pueden presentar enfermades pulmonares como el enfisema y la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC).

Por ello el pasado 17 de noviembre, con motivo del Día Mundial del Cáncer de Pulmón, se hizo mucho hincapié en la importancia de los hábitos saludables en el consumo del tabaco. Los profesionales médicos del IVO recomiendan la implantación de programas de educación de tabaco, así como su abandono entre los consumidores habituales para la prevención de este tipo de cáncer que es el más común y con el índice de mortalidad más elevado. Cada 20 minutos muere en España un persona debido al cáncer de pulmón y su incidencia ha crecido en torno a un 17% en la última década. En ese aumento ha influido el aumento del consumo de tabaco en las mujeres en las últimas décadas. “El número de mujeres afectadas ha aumentado de forma significativa, en torno a un 20%“. 

Además, una persona fumadora puede estar acostumbrada a un aumento de la tos o la tos persistente, así como pérdida de apetito o de peso y cansancio. Y estos son también los síntomas principales que aparecen con este tipo de cáncer por lo que su detección precoz se hace más difícil. “Estos síntomas pueden evolucionar a otros como dificultad para respirar, dolor torácico, afonía o esputos manchados de sangre, considerándose síntomas de un posible proceso neoplásico”, afirma el doctor Miguel Ángel Muñoz.

Aunque el consumo del tabaco es la principal causa de aparición del cáncer de pulmón, hay otros factores que también están relacionados con esta enfermedad como la exposición laboral a determinadas sustancias y la contaminación ambiental por las emisiones de gases de motores de combustión. “Es importante tener en cuenta que las personas que inhalan humo tienen entre un 20 y un 30% más de riesgo de padecer este cáncer”.

La tasa de supervivencia mejora

Según los últimos datos publicados (EUROCARE-4), un 10,7% de los pacientes que sufren un cáncer de pulmón sobreviven más de 5 años. Junto con los tumores de hígado, páncreas y esófago, son los tumores con peor pronóstico en España y en el resto del mundo, debido tanto a lo agresivo del tumor en sí, como a la dificultad de realizar un diagnóstico precoz. Aunque son malas cifras hay que destacar que la tasa de supervivencia ha mejorado en la última década y se espera que esa tendencia continúe.  

Esto es posible gracias a las armas terapéuticas utilizadas: cirugía, quimioterapia y radioterapia. Según el doctor Muñoz, la cirugía supone la mayor posibilidad de curación y está recomendada en pacientes con etapas iniciales de la enfermedad y que tienen un estado de salud general bueno. Son el 30% de los pacientes aproximadamente.

 Según el caso, la cirugía se complementa con la quimioterapia, la radioterapia o ambas. “La radioterapia puede utilizarse en casi todos los estadios de la enfermedad. En el período precoz, la radioterapia es un tratamiento alternativo a la cirugía. También se utiliza conjuntamente con la quimioterapia para reducir el tamaño del tumor antes de la cirugía o para eliminar células cancerígenas después de la cirugía. La radioterapia puede utilizarse en casi todos los estadios de la enfermedad. Y en pacientes con escaso número de metástasis la radiocirugía o radioterapia localizada es una buena opción de tratamiento”. 

Además, en los últimos años se han producido muchos avances en el proceso de tratamiento del cáncer de pulmón: la realización de TAC helicoidal y la ecoendoscopia, que permiten obtener imágenes más detalladas y de manera más rápida, lo que ayuda a planificar mejor el tratamiento y a determinar si este es eficaz; así como los nuevos métodos para administrar la radioterapia. “Pero donde se están produciendo mayores avances es en el conocimiento de los mecanismos internos que controlan el crecimiento tumoral y su propagación y ello nos está permitiendo identificar dianas terapéuticas y el empleo de fármacos más eficaces y menos tóxicos. En definitiva, tratamientos más individualizados”. 

También se han producido importantes avances con el empleo de la inmunoterapia que permite alcanzar un mayor tiempo de supervivencia. “Pero el mayor reto es la lucha contra el hábito tabáquico, dado que es la mejor manera de disminuir su incidencia y su mortalidad entre la sociedad”, concluye el jefe clínico del servicio de Oncología Médica del IVO.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email