Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

La reconversión de pubs en cafeterías genera división: salvación para unos, "calderilla" para otros 

24/10/2020 - 

VALÈNCIA. Los locales de ocio nocturno en la Comunitat Valenciana llevan desde agosto, cuando se decretó el cese de su actividad, totalmente cerrados. Un parón que se prolonga varios meses y no hay visos de un regreso temprano. Los empresarios tienen miedo al futuro. Los costes fijos de los negocios tienen que abonarse, pero no hay ingresos. Muchas empresas ven cada día más probable bajar definitivamente la persiana si no hay una salida a esta difícil encrucijada. "Las ayudas tampoco llegan. Necesitamos un plan de rescate", denuncia el sector que advierte de que de continuar esta situación "dos de cada tres empresas en la Comunitat Valenciana se verá abocada al cierre permanente".

Fue a mediados de agosto cuando la Conselleria de Sanidad aprobaba la orden que decretaba el cese de la actividad de discotecas, bares y salas de baile durante 21 días. Pasado ese tiempo, sacó una nueva resolución que prorrogaba el cierre. Un jarro de agua fría para el sector cuyo futuro ahora se antoja más incierto ante el anuncio del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, de declarar en los próximos días un 'toque de queda' en la Comunitat Valenciana entre las 12 de la noche y las 6 de la mañana y hasta el 9 de diciembre, un medida que disipa cualquier esperanza de reabrir en el corto plazo.

Ante la asfixia del ocio nocturno, muchas administraciones han buscado vías de salvación para estos negocios. Así, en comunidades como Madrid o municipios como El Perelló, se ha permitido a pubs y discotecas reconvertirse en cafeterías. El objetivo es claro: que vuelvan a dar algún tipo de servicio para ser viables, pero no todos comparten esta alternativa. Algunos la aplauden, pero otros creen que es "calderilla" que no soluciona el problema. El sector está dividido al respecto.

Varios municipios valencianos autorizan la reconversión

En el Perelló, por ejemplo, los establecimientos que quieran tomar este nuevo rumbo deberán obtener la nueva licencia comercial, hacer una declaración responsable, y pasar una inspección del técnico industrial del consistorio. No podrán servir comida si no están habilitados para ello y abrirán en el mismo horario que resto de bares y cafeterías: de ocho de la mañana a una de la madrugada. 

Una iniciativa que también se ha puesto en marcha en Novelda que ha autorizado que los establecimientos de ocio nocturno pudiesen retomar su actividad bajo esta nueva nomenclatura. Elda, Calp o Elche han sido otras de las ciudades alicantinas que han decidido apostar por esta fórmula legal que permite a pubs, discotecas, bares de copas y salas de baile reabrir modificando su actividad. 

Lo cierto es que esta posibilidad en este momento no está encima de la mesa en el Ayuntamiento de València, explican fuentes municipales, que señalan que una decisión de esta envergadura debería adoptarla la Generalitat Valenciana como ha pasado en Madrid. "Es por una cuestión jurídica. Aquí, los pueblos que lo han hecho ha sido bajo la responsabilidad personal de los alcaldes", puntualizan.

Pese a ello, ya hay colectivos que reclaman a la administración valenciana que tome medidas en este sentido. En este sentido, la Coordinadora de Hostelería de los Barrios de València considera esencial que los locales de ocio vuelvan a abrir sus puertas y cree que su reconversión a la hostelería como una buena fórmula para "evitar su ruina definitiva". "El 'toque de queda' anula cualquier posibilidad de reabrir en horario nocturno y es necesario que desde la Generalitat y los ayuntamientos, faciliten los mecanismos jurídicos necesarios para su readaptación", defienden en declaraciones a este diario.

Balón de oxígeno para las empresas

A su juicio, la posibilidad de poner en marcha el servicio durante el día, tal y como se ha hecho ya en otras comunidades, supone "un balón de oxígeno para las pymes del sector, que llevan cerradas y sin poder ejercer su actividad desde el mes de agosto". Y es que argumentan que para los negocios supondrá facturar un 20%, según los datos que disponen de regiones donde están abiertos con esta modalidad.

Eso sí, puntualizan que estos establecimientos "no deben perder ninguno de sus derechos como locales de ocio, tanto a nivel de actividades desarrolladas como de horario, que podrán recuperar cuando salgan de esta crisis". Sería, por tanto, una medida puntual para hacer frente a la actual situación. Defienden, además, que se debe garantizar los ERTE por fuerza mayor, una de las principales preocupaciones que existe entre los locales que sí quieren o necesitan acogerse a estas ayudas para recuperar de alguna manera su actividad.

"Tras estudiar los diferentes decretos publicados en otras comunidades, la prestación de servicios de hostelería y restauración puede hacerse perfectamente sin contar con la instalación de cocinas, teniendo en cuenta que, tanto a nivel de regeneración de alimentos de cuarta y quinta gama, como a través de la contratación de los servicios del catering, es una posibilidad para prestar estos servicios con completa garantía y calidad", subrayan.

FOTO: KIKE TABERNER

Por otro lado, la Coordinadora pone el acento en la posibilidad de que abran utilizando las terrazas, como sí se ha hecho en otras comunidades donde a los locales se les ha permitido instalar mesas en los espacios exteriores para poder reabrir. Una reconversión de pubs a cafeterías que defienden para 'salvar' a las empresas que necesitan un pulmón financiero. En este sentido, desde la Coordinadora piden una reunión con las diferentes administraciones para analizar esta medida.

"No es viable"

Sin embargo, no todo el sector se muestra partidario. A La Federación de Ocio, Turismo y Juego de la Comunitat Valenciana (Fotur) no le convence esta "posible salida" ya que considera que lo que realmente les salvará es abrir de nuevo. "No creemos que sea viable. Nosotros tenemos que ejercer nuestra actividad de ocio nocturno que para eso están acondicionados nuestros locales", recalca el presidente de la entidad, Víctor Pérez. "Queremos abrir como lo que somos y cumpliendo la normativa", reivindica.

Admite que la situación es desesperante y entiende que haya propietarios que quieran probar, pero no cree que sea la solución más adecuada. "Respetamos la decisión de quien quiera hacerlo, pero no la compartimos. Si una persona estudia para ser ingeniero y tiene una plaza, no ejerce de camarero. En este caso es lo mismo: queremos abrir ejerciendo nuestra actividad", señala. 

Además, puntualiza que muchos locales de ocio nocturno no tienen licencia para manipular alimentos y, por tanto, no podrán servir comida. Tampoco cree que haya suficiente demanda. "¿Quién va a querer ir a cenar a una discoteca? La gente querrá ir al bar que es el que está condicionado para prestar ese servicio", afirma para subrayar que esta vía "es calderilla para malvivir" y no sería "justo" hacer esa competencia a los locales de hostelería. "No creemos que vaya a funcionar", concluye. El debate está abierto.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email