GRUPO PLAZA

El tribunal ha certificado que los contratos eran legales y estaban en regla

El Juzgado da la razón a los vecinos de Riba-roja y Sareb retira la demanda de desalojo

9/02/2021 - 

VALÈNCIA. Importante victoria para las 20 familias de Riba-roja que habían recibido una notificación por parte de la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) para abandonar sus viviendas. Finalmente, la entidad presidida por Jaime Echánove ha decidido retirar la petición al juzgado para comprobar la autenticidad de los contratos. Aunque, en realidad, el tribunal ya se había pronunciado sobre seis de ellos, dando la razón a los vecinos y acreditando que efectivamente estaban en regla. De este modo, quedaba paralizado cualquier intento de desalojo por parte de empresa. 

Según explica el abogado Juan Antonio Toledo, que lleva el caso y que además es un vecino afectado, "el tribunal comenzó a enviar sus autos el martes a mediodía, reconociendo que los contratos eran correctos y que todas las personas que estamos en la finca tenemos derecho a ocupar la vivienda que nos corresponde". En este mismo sentido, asegura que la Sareb ha pedido que "se congele el proceso judicial durante al menos un periodo de 60 días". 

De hecho, según puntualizan desde la entidad a este diario, su intención es "desjudicializar" la causa dado que en estos momentos se encuentran en conversaciones con el Ayuntamiento de la localidad y la Generalitat. Así, la Sareb muestra su predisposición a resolver la situación fuera de los juzgados e incluso está dispuesta a vender los inmuebles a aquellas familias que estén interesadas, algunas de las cuales ya han expresado su deseo de comprar. 

Precisamente, la entidad se encuentra ahora en un proceso de desinversión y está reduciendo su cartera de activos, por lo que la venta o cualquier acuerdo con la administración sería para ellos lo "más deseable", aseguran.

El inmueble, que cuenta con 20 viviendas, acabó en manos de la Sareb después de que la promotora inicial dejase varios pagos a deber. Así, el edificio fue absorbido a través de una subasta judicial y, en enero, efectivos de la entidad acudieron a las viviendas para pedir a los vecinos que mostrasen sus contratos de alquiler. Sin embargo, según la versión de la Sareb, algunos de ellos se negaron a hacerlo. 

Edificio de Riba-roja. Foto: Ayuntamiento de Riba-roja

Esto derivó en una denuncia por parte de la entidad en los juzgados, donde se ponía en duda la legalidad de los contratos. Así, según la documentación a la que ha tenido acceso Valencia Plaza, la Sareb consideraba que "eran fraude de ley" y que por, tanto, los inquilinos no tenían derecho a permanecer en la vivienda. Del mismo modo, la Sareb también señalaba que no habían sido debidamente inscritos en el registro de la propiedad y que, además, los precios ya no se ajustaban al mercado actual. 

"Valoramos el gesto"

Por su parte, los vecinos presentaron todo tipo de documentación para acreditar que sí que estaban ocupando legalmente la vivienda: pagos del alquiler al día o recibos del agua y de la luz, entre otros. Así, al revisar los documentos, el Juzgado número 3 de Llíria ha dado la razón a los vecinos al considerar que son veraces lo que, por el momento, elimina la posibilidad de que los vecinos puedan acabar en la calle. 

Así la jueza estima, que los seis inquilinos, cuyos expedientes ha revisado, "tienen derecho a ocupar el inmueble desestimando la petición de lanzamiento de la vivienda de la Sareb", señala en un auto al que ha tenido acceso este periódico.

"Ahora la Sareb no tiene más remedio que admitir la legalidad de los contratos. Aun así, valoramos muy positivamente que haya tomado la decisión de hacer lo que le pedimos desde el principio: sentarse a negociar", explica el abogado. Además, también añade que muchos de los vecinos están dispuestos a comprar la vivienda por un precio justo. 

También desde el consistorio valoran el gesto de la compañía. Para el alcalde de Riba-Roja, Robert Raga, se trata de una "muy buena señal". Además, señala que el consistorio junto a la Conselleria de Vivienda seguirá trabajando en las negociaciones para que "se normalice la relación y se logre una solución definitiva para nuestros vecinos".

"La situación está siendo bastante complicada para dejar en la calle familias que tienen al corriente todos los pagos y cumplen con sus obligaciones. Es una buena noticia, contenida, pero que indica el camino a seguir", concluye. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email