GRUPO PLAZA

centro cultural

La sede de la Fundación Juan José Castellano Comenge, más cerca de que ser una realidad

20/11/2021 - 

VALÈNCIA. El centro de arte de la Fundación Juan José Castellano Comenge está cada vez más cerca de ser una realidad. El sueño de la fundación, contar con una sede física en la que desplegar su colección de arte, va tomando forma, meses después de que la entidad privada adquiriera una antigua fábrica de curtidos abandonada desde hace años, ubicada en el número 4 de la Plaza del Autor. Está el espacio, está una primera propuesta de proyecto de rehabilitación pero, ahora queda el camino más complejo, el de los permisos hasta lograr llevar materializarlo. Y ese camino se está allanando. Esta misma semana la comisión de Patrimonio del Ayuntamiento de València aprobaba el primero de los informes, poniendo ya encima de la mesa un proyecto que lleva meses esperando su momento. 

Este es, en cualquier caso, el principio del proceso y se está trabajando entre la administración y la fundación para contar con el resto de informes preceptivos, pues todavía es el inicio del camino, y avanzar en la creación del nuevo centro cultural, un centro que, según ha podido saber este diario, es visto con buenos ojos por el propio Ayuntamiento. "Tener una sede no es importante, es indispensable. Tenemos más de 200 obras de pintores valencianos del siglo XX, empezando por Genaro Lahuerta hasta Keke Vilabelda. Estas obras que ahora tenemos dispersadas hay que colgarlas para que la ciudadanía pueda verlas", expresaba el impulsor de la fundación cultural, el empresario Juan José Castellano Comenge, durante una reciente entrevista con Culturplaza.

Ubicado en el número 4 de la Plaza del Autor, la sede de la fundación quiere ser un nuevo punto de encuentro del arte en la ciudad de València, una ciudad que vive actualmente su propia revolución expositiva. Horacio Silva, Manolo Valdés, Michavila, Genaro Lahuerta, Carolina Valls o Victoria Iranzo son algunos de los nombres propios que dan forma a una colección que quiere abrirse al público, una colección que se centra en la pintura y que quiere darle su espacio en el circuito expositivo local. Cabe destacar que desde 2018 la fundación impulsa, además, la Bienal de Pintura JJCC, dotada con 22.000 euros, uno de los certámenes con mayor premio del país, que en su última edición premió a Álex Marco y Toño Barreiro.  

La puesta en marcha de este proyecto supondrá un nuevo punto de atracción cultural a un mapa artístico valenciano que está mutando a marchas forzadas. Para muestra, un botón. Hace apenas una semanas el Ágora abría sus puertas -de manera excepcional- para mostrar los avances de sus obras, que convertirán el gigante de Santiago Calatrava en sede del nuevo Caixafòrum, un espacio que verá la luz en un año y que ya suma en su nómina a creadoras locales como Anna Talens e Inma Femenía, que realizarán un proyecto específico para el lugar. Por otra parte, la ciudad también espera la próxima apertura del Centro de Arte Hortensia Herrero, que se ubicará en el Palacio de Valeriola. El espacio prevé abrir sus puertas en 2023, tras un profundo trabajo de rehabilitación, convertido en una nueva catedral para el arte, con una colección que suma a artistas como Manolo Valdés, Tony Cragg o Jaume Plensa, entre otros.

Para saber más

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email