Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

El Consell, obligado a rascarse el bolsillo tras obtener financiación de europa y España

La T2 y el Parque Central: dos logros sobrevenidos con un coste de 135 millones para la Generalitat

13/06/2017 - 

VALÈNCIA. En poco más de un mes València ha visto reactivadas dos de sus principales infraestructuras pendientes. Primero fue el Parque Central, con un acuerdo entre Gobierno de España, Generalitat y Ayuntamiento para soterrar el canal de acceso por el sur de la ciudad y desarrollar el parque previsto en superficie. Este lunes, en la misma línea, era el turno de la T2 -la línea fantasma de Metrovalencia- con el anuncio de su acceso a los fondos europeos Feder.

En ambos casos se trata de una gestión exitosa que trae a la Comunitat fondos de España y Europa -respectivamente- para el despertar de dos proyectos que hibernaron durante la crisis por su elevado coste. Pero el doble triunfo supondrá también un doble esfuerzo para las maltrechas cuentas de la administración autonómica, que al lograr financiación externa adquiere el compromiso de rascarse también el bolsillo. Entre ambas actuaciones la administración autonómica se enfrenta a una inversión sobrevenida de alrededor de 135 millones de euros.

Metro entre Bailén y el Oceanogràfic
50 millones antes del año 2023 

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y la consellera de Vivienda y Obras Públicas, María José Salvador, detallaron este lunes que la T2 de Metrovalencia va a retomarse con la finalización de las obras entre la calle Alicante y el Oceanogràfic, un tramo que se realizará en dos fases con dos presupuestos diferenciados. El inicial es de 50 millones de euros, de los que la administración regional tiene que poner un total de 30 y Europa los 20 restantes. 

La segunda ascenderá a 33 millones, y el Consell espera volver a recibir un 40% a través de los fondos Feder. En consecuencia, la actuación tendrá un coste total de 83 millones de euros de los que cerca de 50 serían asumidos por la Generalitat, y cabe subrayar que deberá aportarlos antes del año 2023 por imposición de Europa.

Fase 1 del Parque Central
85 millones -salvo que se estire el Gobierno-

En el caso del Parque Central el compromiso arrancado al Gobierno de España asciende a 170 millones de euros, el 50% del total de la primera fase de la actuación. La intención del Estado es que los 170 millones restantes los pongan entre la Generalitat y el Ayuntamiento, lo que elevaría a 85 el coste para la administración autonómica, que pretende que el ejecutivo de Mariano Rajoy 'se estire' y reduzca la carga para las arcas valencianas.

La misma reivindicación fue trasladada este martes al Gobierno para la T2 del metro, con el argumento de que el Estado ha aportado fondos para el transporte metropolitano en otras grandes ciudades de España.

No es la única similitud entre ambos casos. Los proyectos para retomar las dos infraestructuras han supuesto importantes renuncias. La actuación del Parque Central posterga a una segunda fase la estación de Portela y el túnel pasante de acceso norte, del mismo modo que se ha dejado sin fecha el tramo Oceanogràfic-Nazaret de la línea de metro. En ambos casos las circunstancias han impuesto el ahorro a la eficiencia de contar a medio plazo con las infraestructuras terminadas.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email