GRUPO PLAZA

en función de las competencias de cada administración

Soler reclama un Pacto Federal para redistribuir los recursos que presta cada administración

12/06/2017 - 

VALÈNCIA, (EP). El conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, ha defendido este lunes la necesidad de "un Pacto Federal que permita redistribuir los recursos públicos en España en función de los servicios que presta cada Administración; un pacto de lealtad mutua, donde todas las partes, y no sólo una, opinen".

Para Soler, "esto supondría acabar con la toma decisiones de forma unilateral por parte de la Administración central, que tiene que empezar a considerar a las comunidades autónomas parte del Estado y tener en cuenta su opinión en los asuntos que les afectan".

Vicent Soler ha realizado estas manifestaciones durante la conferencia sobre financiación autonómica que ha ofrecido en la Bolsa de Valencia en el transcurso de unas jornadas organizadas por el Colegio de Economistas de Valencia en la que ha señalado que la Administración central "no puede continuar siendo juez y parte, sino que todos los territorios tenemos que participar en la toma de decisiones, y todos tenemos que ser juez y parte", ha explicado el conseller.

Asimismo, el titular de Hacienda ha abogado por un reparto de recursos "en función de las competencias de cada administración" y desde la base de la corresponsabilidad que "permita asegurar los recursos necesarios para financiar los servicios que presta cada una de ellas".

A lo largo de su intervención, Soler ha señalado también que la clave es "garantizar la suficiencia financiera de las comunidades autónomas para la prestación de los servicios públicos fundamentales". "El tiempo de los codazos entre territorios para repartirse el dinero ha quedado atrás. Tenemos que llegar a un pacto de estado para la redistribución de recursos en función de los servicios que presta cada administración", ha defendido.

En este punto, ha puesto en valor la propuesta valenciana que ha recordado que aboga por un sistema de financiación autonómica "compatible con el Programa de Estabilidad para el conjunto de administraciones públicas, que garantice un acceso igualitario a los servicios públicos fundamentales a todos los españoles, que sea sostenible a largo plazo y que fomente la responsabilidad fiscal, la lealtad institucional y la comprensión del modelo por parte de los ciudadanos".

El titular de Hacienda ha criticado también "el doble mapa de la vergüenza al que nos somete el Gobierno en las cuentas aprobadas para el próximo ejercicio, en las que nos priva a los valencianos de 1.650 millones de euros entre financiación e inversiones, en lo que supone una maltrato institucional sin precedentes".

A su juicio, los presupuestos para 2017 "evidencian la marginación del Gobierno hacia la Comunitat Valencia" porque en materia de financiación la Comunitat se sitúa la "última de la cola con una brecha de 265 euros por habitante, lo que se traduce en una pérdida total de 1.325 millones". "A esta cantidad hay que sumar el déficit en financiación por habitante, ya que somos la comunidad autónoma en la que el Gobierno hace una menor inversión, 119 euros per cápita, 66 euros menos que la media, lo que supone una pérdida de 330 millones", ha explicado Vicent Soler.

Una estrategia clara

Por ello, Soler ha resaltado que desde el Consell se está desarrollando una línea estratégica "clara y meditada" que está orientada a "hacer valer nuestra posición en la reforma del sistema de financiación autonómica fundamentada en tres hitos". Así, en primer lugar ha indicado que desde el Consell se ha elaborado una propuesta de financiación autonómica "lógica, equilibrada y de carácter global" que sea "válida para el conjunto del Estado".

En segundo lugar, ha explicado que se ha buscado el acuerdo con todos los partidos políticos e instituciones de la sociedad civil valenciana y, en tercer lugar, se está manteniendo contacto con otras comunidades autónomas para consensuar posiciones comunes.

"Por primera vez en la historia, la Generalitat no es un sujeto pasivo ante la negociación de un nuevo sistema de financiación autonómica. Hemos logrado cerrar acuerdos con cuatro comunidades autónomas: tres del Arco Mediterráneo (Murcia, Andalucía y Baleares) y una de fuera de este espacio (Extremadura) y con todas ellas hemos firmado un acuerdo de 8 puntos, porque lo que nosotros planteamos es una propuesta de Estado, válida para toda España", ha señalado Soler.

El cálculo del cupo vasco

Vicent Soler ha criticado que el Gobierno Central haya convertido la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado en "un mercadeo vergonzoso", ya que "para obtener el apoyo de un partido político ha accedido a rebajar aún más si cabe el cupo vasco, que ha quedado prácticamente convertido en un todo a cien", ha reprobado.

En este sentido, ha indicado que según las últimas balanzas fiscales publicadas, referidas a 2013, cada vasco dispuso ese año de una financiación autonómica de 4.170 euros frente a los 1.824 euros que recibió cada valenciano, lo que supone una diferencia de 2.346 euros menos para cada valenciano.

"Si a estas cifras le sumamos la rebaja del cupo vasco aprobada en los Presupuestos de ese ejercicio, la brecha de financiación de la Comunitat Valenciana con el País Vasco aumenta hasta los 2.506 euros", ha lamentado Soler, quien, asimismo, ha comparado a la Comunitat Valenciana con la media per cápita del resto de autonomías para señalar que "la brecha no es tan grande, pero también existe y se sitúa en 331 euros por valenciano, lo que se traduce en un déficit de financiación para los valencianos de 1.672 millones".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme