GRUPO PLAZA

La unidad de Oncología Radioterápica del hospital Vithas Valencia Consuelo, referente en la lucha contra el cáncer

Foto: KIKE TABERNER
31/03/2021 - 

VALÈNCIA. Si hay algo en lo que todo el equipo de la unidad de Oncología Radioterápica del hospital Vithas Valencia Consuelo está volcado es con el objetivo de dar una esperanza a los pacientes con cáncer. Por ello, desde sus inicios ha dispuesto de las mejores tecnologías, como la inclusión de un TAC en el acelerador, que les permite visualizar el tumor durante el tratamiento y aumentar aún más si cabe la precisión del mismo, y también de los mejores profesionales, «de nada sirve contar con la última tecnología si no cuentas con profesionales formados que sepan sacar de ella el máximo beneficio para el paciente», apunta el doctor Luis Larrea, director de la unidad.

A través de esos dos ejes han conseguido diseñar unos tratamientos basados en cuatro principios: efectividad, reducir al mínimo las sesiones necesarias, aportar calidad de vida a los pacientes y ofrecer el apoyo humano necesario para él y su familia. «No solo se trata de tratar el cáncer de manera efectiva, sino de hacerlo con el menor daño posible, reduciendo los efectos secundarios y también los impactos psicológicos y emocionales que conlleva esta enfermedad y su tratamiento».

El servicio ha centrado sus investigaciones en áreas como la oncología radioterápica, la radiocirugía cerebral, la braquiterapia, la radio-inmunoterapia, la radio-quimioterapia y los pacientes oligometastásicos. En 2001 fueron pioneros de la radiocirugía extracerebral (SBRT-Sterotactic Body Radiotherapy) en España y Europa, además fueron de los primeros en iniciar los tratamientos de pacientes oligometastásicos, que han supuesto un cambio en el paradigma para controlar la enfermedad. También han sido pioneros en los tratamientos de braquiterapia de próstata, que ofrecen menos complicaciones y efectos secundarios.

Foto: KIKE TABERNER 

Todo este trabajo ha sido reconocido en multitud de publicaciones y artículos científicos a nivel internacional. A ello se suma que, tanto el doctor Luis Larrea como su equipo, participan activamente en congresos internacionales donde se analizan los últimos avances en técnicas y enfoques terapéuticos y las últimas tecnologías que ayuden a mejorar los resultados para los paciente. Además, el doctor Larrea pertenece al comité editorial de ecancer (ecancer.org), que es la mayor publicación multimedia sobre cáncer dirigida tanto a profesionales como a público en general y es director de la Revista Española de Radiocirugía.

Así, en la unidad de Oncología Radioterápica del hospital Vithas Valencia Consuelo enfocan los tratamientos de manera multidisciplinar «trabajar conjuntamente entre distintas opciones terapéuticas nos permite aprovechar las sinergias que puedan derivarse para ofrecer un tratamiento personalizado y con la mayor celeridad posible». Y es que para el doctor Larrea el tiempo lo es todo e investigan para conseguir la mayor efectividad reduciendo los plazos de cada tratamiento. «En los tratamientos contra el cáncer no podemos permitirnos ningún retraso, hay que preparar un buen cronograma, donde ser establezcan los plazos, el tiempo, el modo y la forma de cada terapia para que sea efectiva y no cause efectos negativos en el paciente».

Foto: KIKE TABERNER  

Éxito en los tratamientos

Y lo están haciendo con éxito. Han sido miles los pacientes tratados por este servicio del hospital Vithas Valencia Consuelo a lo largo de los años, «tanto propios como procedentes de otros centros, de España y de otros países, que nos consultan para que les demos una segunda opinión independiente», en los que han conseguido controlar el avance del cáncer con dosis extremadamente focalizadas en la lesión, reduciendo los tiempos y también los efectos secundarios.

Uno de sus últimos avances lo han conseguido con la radioterapia Lattice (LRT). El doctor Larrea y su equipo han conseguido excelentes resultados con la radioterapia Lattice (LRT) en tumores voluminosos, concretamente en las tumoraciones de pulmón, que no han respondido previamente a los tratamientos de quimioterapia, radioterapia e inmunoterapia. La radioterapia Lattice (LRT) es una técnica novedosa, segura y efectiva que puede usarse para el tratamiento de tumores de tamaño mayor de 5-6 cm, que permite la administración de una dosis muy alta de radioterapia en pequeñas zonas dentro de ellos. Esto conlleva un mayor control local sin agregar ninguna toxicidad adicional en las regiones periféricas del tejido normal, además de un cambio en la respuesta inmunológica del paciente.

Según el especialista, los buenos resultados obtenidos se han visto reflejados en la remisión de la tumoración en un 80% en los pacientes sometidos a este tratamiento tanto mujeres y hombres mayores de 60 años.  «Esta nueva modalidad, -subraya el doctor Larrea-, mejora mucho la respuesta a la radioterapia de grandes tumores no operables y resistentes a tratamientos convencionales y prácticamente carece de toxicidad, ni riesgos añadidos, consiguiendo resultados espectaculares».

Otro ejemplo son los tratamientos de radioterapia estereotáctica en los que se irradian tumores pulmonares o hepáticos con altas dosis de radiación emitidas por un acelerador en 1 o 3 sesiones de tratamiento, que exigen un control milimétrico para garantizar su máxima eficacia, sin dañar los órganos sanos. «Este tipo de radioterapia implica muy pocos días de tratamiento y se aplica desde el año 2001 para tumores pequeños inoperables en el resto del cuerpo y evita la cirugía mayor. Está indicada especialmente para tratar el cáncer de pulmón, metástasis de columna, de hígado, recidivas tumorales y metástasis, entre otras indicaciones».

Por otra parte, en el caso de algunos meningiomas es muy difícil realizar una resección completa sin secuelas. Tal como comenta el doctor Larrea, «en determinados meningiomas de la base de cráneo (seno cavernoso, esfenoorbitario, etc.) es preferible completar con radiocirugía una resección parcial, cuya extirpación quirúrgica completa puede suponer un alto riesgo de ocasionar serios déficits neurológicos» y afirma que «las resecciones parciales tratadas con radiocirugía, han demostrado que en los casos practicados en Vithas Valencia Consuelo hemos obtenido un 90% de éxito con una disminución al 7% de los efectos secundarios leves en los pacientes tratados».

Y en casos de cáncer de mama, la radioterapia con braquiterapia se irradia la mama de forma parcial y su administración se efectúa solamente de 1 a 5 días. «Nos permite utilizar una dosis total de radiación más alta para tratar un área más pequeña en menos tiempo. Por lo tanto se consigue reducir el tratamiento, disminuir la toxicidad cutánea y mejorar la calidad de vida de las pacientes y con mejores resultados estéticos», subraya el doctor Larrea.

 

Nuevas líneas de investigación

Ahora están trabajando en una nueva línea de investigación centrada en el abordaje y tratamiento del Alzheimer. «Hay diversos estudios con animales que han demostrado que la radiación en dosis bajas, en estados iniciales, bloquean las sustancias amiloides que se pueden acumular en el cerebro y que pueden ser una de las causas de la enfermedad, sin causar daños ni efectos secundarios», comenta el doctor Larrea. La unidad está preparando el protocolo para conseguir la autorización para investigar si esos resultados se pueden conseguir en humanos.

Por todo ello no es de extrañar que a las becas de la Fundación Vithas, con la colaboración de Messer, para la formación e investigación en la Unidad de oncología radioterápica del Hospital Vithas Valencia Consuelo (y que acaban de anunciar una nueva convocatoria) se presenten cada vez más facultativos especialistas en oncología radioterápica graduados en los dos últimos años, o residentes en formación en los dos últimos años de MIR, tanto de España como de otros países. «Ofrecemos una formación clínica y práctica para impulsar, potenciar y favorecer la investigación en el campo de las nuevas tecnologías y el desarrollo de técnicas de formación e investigación clínica en radiocirugía», apunta el doctor Larrea quien señala que desde 2012 se han concedido cinco becas y algunos de los doctores galardonados continúan en la actualidad con sus labores de investigación dentro de su servicio.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email