GRUPO PLAZA

Quinta Encuesta de Percepción Social de la Innovación de Cotec

La percepción de la innovación en la Comunitat: sube en empresas y empleo, baja como motor rural

29/03/2022 - 

ALICANTE. La percepción social de la innovación en la Comunitat Valenciana sube en parámetros como el tejido productivo como innovador o la capacidad para adatarse a empleos con fuerte influencia TIC, pero baja como motor de impulso para el mundo rural. Cada año la Fundación Cotec prepara su Encuesta de Percepción Social de la Innovación con la colaboración de Sigma Dos. Por segundo año consecutivo se ha contado con una muestra ampliada -7.540 entrevistas en todo el país- para garantizar la representatividad de los resultados a nivel autonómico, según apuntan desde el estudio. El trabajo de campo se realizó entre diciembre de 2021 y enero de 2022.

En este caso, la Comunitat Valenciana ha empeorado su percepción sobre el fenómeno de la innovación en el último año, aunque no ha variado de forma drástica. En la Comunitat, según el informe de Cotec con SigmaDos, el porcentaje que considera la innovación como fenómeno positivo en 2021 es de un 75,6%, una cifra que baja un 1,3% desde el año pasado (76,9%) pero que ha disminuido menos que la media del país (-2,3%). De hecho, se observa una correspondencia "muy clara entre la autopercepción del nivel de innovación de las comunidades autónomas y su posición en el ranking del Regional Innovation Scoreboard (RIS) publicado por la Comisión Europea en 2021", según aseguran los organizadores del estudio.

Y es que, la Comunitat está entre las autonomías que perciben su tejido productivo como innovador, que coincide con las comunidades del este peninsular en 2021 y aumenta en un 4,2% con respecto al año pasado y supera el 1% de aumento de la media en España. La diferencia entre el porcentaje de población de la comunidad autónoma que piensa que sus empresas son innovadoras y el porcentaje de los que piensan que no, en puntos porcentuales es de 19,9. Asimismo, al igual que todo el eje mediterráneo, la Comunitat considera que la innovación es generadora neta de empleo. Una percepción que aumenta un 1,7% con respecto al año pasado (por encima de la media española, que baja un 2,2%). En este sentido, en la Comunitat la mayor parte de las personas cree que la tecnología crea más empleo del que destruye y creen que la pérdida de puestos de trabajo derivada de la automatización se compensará con la creación de otros nuevos en la Comunitat. 

Por el contrario, hay otros marcadores en los que las tres provincias valencianas bajan y es el porcentaje de la población activa que se considera preparada para competir en un mercado de trabajo automatizado y con fuerte presencia de las TIC en 2021. A pesar de que la mayor parte considera que está preparada (56,7%) esta cifra ha dismunuido desde el año pasado un 6,3%mientras que la media española solo ha bajado un 0,9%.  No obstante, a población activa de todas las autonomías -salvo La Rioja- se ve mayoritariamente preparada para competir en el mercado de trabajo del futuro.

Además, se deteriora en todo el país la confianza en la innovación como motor del desarrollo rural, también en la Comunitat Valenciana. Otro marcador a la baja es el que, en 2021, analiza el porcentaje de población que cree que la revolución tecnológica facilitará el desarrollo económico y social de las poblaciones rurales. Está en un 45,7% y esa percepción ha bajado un 8,3% en un año, cuando estaba en un 54%. También, el porcentaje de personas que consideran que la administración electrónica no ofrece un servicio en línea adecuado es de un 63,7% y un 35% asegura saber qué es la economía circular.

En términos generales, la encuesta también habla de que la pandemia ha empeorado las expectativas profesionales de uno de cada tres trabajadores en España: el 32% de la población activa ve hoy su futuro laboral peor que hace dos años en el país. 

El pesimismo respecto a su futuro laboral es mayor entre los parados (63%), trabajadores en ERTE (57%) o empleados con estudios secundarios obligatorios (45%). Entre los trabajadores de 18 a 29 años, la percepción de que su futuro laboral es peor ahora que hace dos años alcanza al 43%. En el lado opuesto, por debajo del 25%, aparecen los trabajadores con título universitario, los directivos y técnicos profesionales, así como los trabajadores con el mayor rango de ingresos. La diferencia entre la percepción negativa de un parado y la de una persona en el rango salarial más alto es de 46 puntos porcentuales. Entre mujeres y hombres, de 11. Entre autónomos y trabajadores por cuenta ajena, de 8. Esta percepción de desigualdad, aumentada por los efectos de la Covid-19, no afecta solo a las expectativas laborales. Dos de cada tres españoles (63%) creen que en España no se promueve lo suficiente la igualdad de oportunidades y la justicia social. Casi la mitad (48%) opina que no predomina la meritocracia, que los puestos de responsabilidad no se adjudican en función de méritos personales. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme