GRUPO PLAZA

autoras de los tres carteles de 2018

Las Fallas según Yinsen: "Hay que hacer un trabajo profesional pero que conecte con su público"

25/01/2018 - 

VALÈNCIA. Decía Aristóteles que en el término medio está la virtud. Este parece ser el punto de partida que el estudio de diseño Yinsen ha tomado a la hora de enfrentarse al encargo más mediático de su carrera: la campaña de Fallas de 2018. El punto medio en muchos aspectos. Entre el único cartel que históricamente se venía haciendo y los cinco que propusieron tanto Ibán Ramón en 2016 como Luis Demano y Joan Quirós en 2017, el estudio compuesto por María Pradera y Lorena Sayavera propone para las fiesta de este año tres imágenes. Tres son los carteles con los que este año se presentan las Fallas, una imagen creada a partir de papel y que se basa en tres siluetas que sirven de marco para presentar distintas escenas relacionadas con la festividad: un corazón que contiene una mascletà; una peineta que presenta a un músico y una llama en cuyo interior se encuentra un ninot. A estas imágenes les acompañarán los lemas ‘som foc’, ‘som pólvora’ y ‘som tradició’, frases a las que se sumará ‘som art’ en el caso de la comunicación de la Exposició del Ninot.  

También resulta la propuesta un punto medio estéticamente entre las propuestas de 2016 y 2017, un proyecto que es resultado de una suerte de ‘negociación’ creativa en la que han tenido muy en cuenta el cliente y el contexto concreto que refleja la campaña. “Es importante ser humilde con el diseño, hay que hacer un trabajo profesional pero que conecte con el público al que se dirige. Ha pesado que le gustara a los falleros”, explican desde el estudio. Efectivamente, cuentan que en el proceso han contado con distintas opciones, algunas más cercanas al minimalismo, que “quizá no habría tenido tanta aceptación”, y otras en las que se sumergen de lleno en el colorido y el papel que, por ejemplo, reinó en su propuesta para la Gran Fira de València. “Ha sido un proceso muy complicado, hemos hecho muchas propuestas, por caminos muy diferentes. El resultado es una mezcla de todo. Nosotras tenemos un estilo más conceptual y minimalista, menos ilustrativo, que chocaba un poco con lo que se quería”.

Finalmente se ha dado con esa tierra común formada por tres carteles que tienen como elemento idéntico una tipografía de palo en color rojo en la que se puede leer ‘Falles de València’ y los diferentes lemas de cada uno de los carteles. Si el proceso creativo, aquello que no se ve, ha sido lo más costoso, una vez concluyeron los proyectos la creación física de los mismos fue cuestión de un día. Física, sí, pues aunque hay algunos detalles digitales, los tres carteles son una fotografía de un dibujo realizado con papel, un proceso artesanal que, explican, también resulta en un guiño a la propia creación de fallas. Con una gama cromática con 18 colores diferentes, las componentes del estudio Yinsen destacan que el eje que vertebra la propuesta es el “sentimiento fallero”, un amor que “no entiende de generaciones” y que resulta en una campaña, como los principales colores utilizados, cálida y cercana, un punto en común con la propuesta de 2017.

Según explican, en los carteles, el fuego aporta los colores cálidos con un ninot y un personaje que representa el artista fallero; el corazón, con tonos azules y turquesas, nos recuerdan el Mediterráneo y el cielo del día, con una escena con humo que representa el momento de la mascletà; y en el interior de la peineta fallera, del tercer cartel, se han incluido elementos tradicionales, flores que recuerdan la Ofrenda y una chica tocando la dolçaina. Sobre la decisión de emplear tres carteles, María Pradera destaca que esta elección de permite “contar otras cosas”, una solución que responde a la necesidad de comunicar no solo las Fallas como un todo sino distintos proyectos concretos como puede ser la Exposició del Ninot o el propio programa pirotécnico. "Se podría haber hecho un cuarto, el de 'som foc'. Con la llama presentamos un ninot que sirve para la exposición. Hemos intentado reducir carteles, pero menos de tres no podíamos", indican.

El binomio formado por Pradera y Sayavera es consciente de la presión que supone el proyecto -"tiene mucha visibilidad. Existe esa presión porque está todo el mundo muy pendiente"-, aunque también es cierto que vienen rodadas por una campaña para la Gran Fira de València que fue premiada por su propio sector. "Deseamos para este cartel la misma suerte, reconocimientos y premios, que los conseguidos por el cartel de 2016 -diseñado por Ibán Ramón-, que fue reconocido con el premio de los diseñadores valencianos, entre otros premios internacionales. El hecho que Yinsen fueran premiadas con este mismo galardón por su cartel de la Gran Fira de València en 2016 es un buen augurio", destacó por su parte el concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, durante la presentación de la imagen. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme