GRUPO PLAZA

LI CONGRESO NACIONAL DE LA SEMICYUC 

Las novedades en medicina intensiva del siglo XXI se analizan en el Palacio de Congresos de Valencia

Más de 2.000 especialistas en medicina intensiva de España y del extranjero expondran los últimos avances en esta especialidad, crítica en el tratamiento de los pacientes

20/06/2016 - 

VALENCIA. El Palacio de Congresos de Valencia acoge, del 19 al 22 de junio, el LI Congreso Nacional de la Semicyuc (Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias), "Construyendo futuro a través de la formación y la tecnología responsable" ("Medicina intensiva: formación y tecnología responsable"). Esta sociedad está formada principalmente por médicos especialistas en Medicina Intensiva y trata de promover la mejora en la atención al paciente críticamente enfermo.

La importancia del evento radica en dos aspectos. Por un lado la repercusión económica que tendrá en la ciudad de Valencia. Al congreso está previsto que asistan unos 2.000-2.500 médicos especialistas, lo que supondrá un impacto económico de unos 2,5 millones de euros, “son personas que vienen de todas partes de España y del extranjero y mostramos nuestra ciudad, nuestra cultura y eso tiene un impacto, quizá sea más intangible y más difícil de calcular, pero ahí está. Es un escaparate muy importante para la ciudad”, comenta el doctor Manuel Cervera, presidente del comité local de la Semicyuc y jefe de servicio de Medicina Intensiva del Hospital Universitario Doctor Peset.

Por otro lado, la relevancia de los temas que se van a tratar para el futuro de la profesión, principalmente la formación y la tecnología responsable, dos de los pilares fundamentales en los se sustentará el futuro de la especialidad. “La formación es crucial en cualquier especialidad médica pero sobre todo en cuidados intensivos porque el nivel de competencia científica, técnica y humana tiene que ser tan importante que hace que estemos constantemente formándonos”, asegura el doctor Cervera.

Esa formación debe ser segura, tanto para los profesionales como para los pacientes, por eso es fundamental conocer y controlar las nuevas tecnologías como la simulación. Como explica el jefe de servicio de Medicina Intensiva del Hospital Universitario Doctor Peset, en su especialidad se realizan muchas intervenciones que “invaden” al paciente y que pueden acarrear efectos secundarios no deseables. “Hoy en día, gracias a las nuevas tecnologías y a la simulación, tenemos la posibilidad de abordar todos esos aspectos de la formación sin necesidad de invadir al paciente”.

Además esas nuevas tecnologías ayudan al control de la formación y buena prueba de ello es el programa europeo en el que están inmersos, Cobatrice, que consiste en un portfolio en el que existen unos escalones de formación, cada uno de los cuales tiene perfectamente definidas las competencias a alcanzar y estas tienen que ser perfectamente evaluables y evaluadas. “Esas competencias se alcanzan a través de un programa de aprendizajes teóricos y de prácticas constantes, en el caso que sea posible por simulación, sino con modelos biológicos o en el propio paciente si no hay mas remedio”.

Eso sí, como apunta el doctor Cervera, siempre “es el paciente el que elige y se respeta su voluntad”. Por eso es importante saber comunicar qué van a hacerle y porqué, tanto a los pacientes como a los familiares, “para que coparticipen en la toma de decisiones en lo que se respecta a tratamientos y diagnóstico, después de una correcta información y su consentimiento. Siempre partiendo de la base que nunca se hace un proceso invasivo a un paciente por el simple hecho de enseñar una técnica. Lo que sí que se hace es realizar la técnica porque el paciente la precisa y dependiendo del nivel de capacitación del residente la realiza él, siempre autorizado por el especialista correspondiente, siempre”.

- El programa del Congreso es muy extenso y muy intenso, ¿qué temas son los más significativos?
- Cuando se organiza un congreso nacional se intenta que los pilares fundamentales de la especialidad siempre estén representados. En nuestro caso son los derivados de la insuficiencia respiratoria aguda y la ventilación mecánica. También toda la fisiopatología derivada de la función pulmonar. Es crucial el manejo del control hemodinámico de los pacientes graves y de la situación de shock. La insufiencia renal es otro de los pilares.

También es fundamental dentro de nuestra especialidad el manejo algo tan importante y que provoca tanta mortalidad como es la sepsis y las infecciones severas que abocan a una sepsis. Otros pilares son el trauma o el sostén nutrometabólico de aquellos pacientes que no pueden comer. Hay que tener en cuenta que todo esto puede juntarse en un mismo paciente y el reto de los cuidados intensivos es el manejo de estos pacientes tan complejos y que tienen lo que llamamos una disfunción o un fallo multiorgánico.

- El congreso cuenta con ponentes provenientes de otros países…
- Sí. Vienen tanto de Francia, como de Inglaterra, Bélgica, Portugal, Israel, Suecia, Italia o Estados Unidos. Son especialistas con prestigio internacional y que pueden colaborar en alguno de los pilares específicos que hemos elegido para este congreso y aportando algún hecho diferencial por ejemplo en la sepsis, en la monitorización no invasiva, en la ventilación mecanica o en la insuficiencia renal.

Estos especialistas también van a explicar su experiencia en un tema que nos preocupaba al comité organizador y científico del congreso, el cáncer. La misión de los cuidados intensivos es cuidar y tratar a los pacientes que están en un riesgo actual y potencial de muerte, independientemente de la patología. El cancer solía tener un pronóstico infausto, algo que ha mejorado muchísimo en los últimos veinte años y eran pacientes que no eran susceptibles de ingresar en las unidades de cuidados intensivos (UCIs). Esto ha cambiado radicalmente y sobre todo en los cánceres hematológicos, como la leucemia o los linfomas.

Ha progresado tanto la quimioterapia que muchas de estas enfermedades, dependiendo del estadio y de la característica concreta, tienen un pronóstico y unas posibilidades de curación amplias. De tal forma que suelen fallecer de las complicaciones derivadas del tratamiento antes que del propio cáncer, ya que estas complicaciones pueden provocar un fallo multiorgánico.Y ahí es donde los cuidados intensivos somos especialistas y podemos ayudar y cuidar de estos pacientes.

En este congreso va a tener una focalización importante en este tema. Podíamos simplificarlo diciendo algo así como las UCIs del siglo XXI en el tratamiento del cáncer.

- Esta es una especialidad complicada, primero por el tipo de enfermos y segundo por los conocimientos que hay que adquirir.
- Para simplificarlo podríamos decir que somos como los médicos generalistas pero altamente sofisticados. Los intensivistas tienen que saber o entender de todo, con un nivel tanto de gravedad de los pacientes, en riesgo vital, y de tecnología muy importante. Una de las cosas que más puede caracterizarnos es la densidad de decisiones que tenemos que tomar en un paciente por unidad de tiempo. Y para eso hay que estar muy preparado para no sentirse bloqueado ni excesivamente estresado.

- Ha destacado varias veces la importancia de la actualización constante en su especialidad. Con tanto avance tecnológico ¿hay tiempo para adquirir todos los conocimientos?
- La verdad es que es un no parar. Hay un término que se llama Medicina basada en la Evidencia. De lo que se trata es aplicar aquellos saberes, conocimientos, tecnología, hechos científicos… hechos que son efectivamente demostrables y que se han demostrado a un paciente. En el acuerdo que podamos llegar en la sesión clinica vamos a basarnos en datos, en bibliografía, en definitiva, en evidencias y pruebas de que aquello funciona y que repercusiones puede tener sobre el paciente.

Eso sí, si tenemos en cuenta la cantidad de artículos de investigación que salen diariamanente, tanto los que tienen que ver de una manera directa con nuestra especialidad como los tangenciales, de otras especialidades que tienen que ver con nuestro quehacer diario, tenemos que saber elegir y aprender hacer una lectura crítica y una selección de los artículos científicos porque si no sería inabordable. Es donde actúan las técnicas de medicina basada en la evidencia.

- ¿Qué importancia tiene este congreso?
- Cualquier congreso de esta especialidad tiene como mision fundamental la actualización de todos los saberes que se han incorporado de una manera vertical u horizontal a nuestra especialidad y siempre teniendo en cuenta la eficiencia y la seguridad de los pacientes. Además uno tiene la oportunidad de encontrarse con otros compañeros lo que ofrece la posibilidad de intercambiar ideas y mejorar los procesos que tratamos.

Y es una oportunidad para que todo lo que hacemos, también el trabajo de investigación clínica, esté en un foro de expresión y de intercambio y de contrastar los datos que uno tiene con los que aportan el resto de congresistas.

- ¿Por qué se eligió Valencia y el Palacio de Congresos?
Cuando propusimos Valencia se tuvo en cuenta que los servicios que nos implicamos eramos capaces de organizarlo. A ello había que unir las facilidades hosteleras, de organización y de comunicación que hacían que tuviese cierta garantía de éxito.

¿Por qué el Palacio de Congresos? Aparte de otros eventos que hemos realizado allí, hace ocho años tuvimos la experiencia de organizar este Congreso Nacional y tanto su implicación como su profesionalidad nos hizo quedar muy satisfechos y eso ha sido clave.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme