GRUPO PLAZA

nuevo estudio dirigido por la Universidad de Bristol (Reino Unido)

Las personas que hacen ejercicio con regularidad pueden reducir el riesgo de desarrollar neumonía y morir por esta causa

11/01/2022 - 

MADRID. Las personas que hacen ejercicio con regularidad pueden reducir el riesgo de desarrollar neumonía y morir a causa de ella, según un nuevo estudio dirigido por la Universidad de Bristol (Reino Unido) y publicado en 'GeroScience', que ha analizado por primera vez diez estudios de cohortes poblacionales con más de un millón de participantes.

Investigaciones anteriores habían sugerido que el ejercicio regular podría estar asociado con un menor riesgo de neumonía, pero los estudios habían tenido resultados mixtos, ya que algunos reportaron evidencia de una relación y otros no.

Así, estos investigadores realizaron un análisis conjunto de todos los estudios publicados para reevaluar la relación entre el ejercicio regular y el riesgo de desarrollar neumonía.

De esta forma, el estudio pretendía saber si existía una asociación entre la actividad física regular y el riesgo futuro de neumonía y, en caso de que sí, quería profundizar en la naturaleza de la asociación y si esta es más fuerte o más débil en grupos específicos de personas.

El estudio ha descubierto que las personas que hacen ejercicio con regularidad tienen un menor riesgo de desarrollar neumonía y muerte relacionada con esta en comparación con las que son menos activas o no son físicamente activas.

Además, los resultados no cambiaron al tener en cuenta los factores conocidos que pueden afectar a la neumonía, como la edad, el sexo, el índice de masa corporal, el nivel socioeconómico, el consumo de alcohol, el tabaquismo y las enfermedades preexistentes. La fuerza de la asociación no varió según la edad o el sexo.

El doctor Setor Kunutsor, profesor titular de Síntesis de Pruebas en la Facultad de Medicina de Bristol y autor correspondiente del artículo, ha señalado que, en este primer análisis conjunto de todos los estudios realizados sobre el tema, "se encuentran pruebas sólidas y convincentes de la relación entre el ejercicio regular y la reducción del riesgo de que una persona desarrolle neumonía, así como de la muerte por esta enfermedad".

"Aunque nuestro estudio no pudo determinar la cantidad e intensidad de la actividad física, que es esencial para prevenir la neumonía, algunos de los resultados sugieren que caminar durante 30 minutos una vez a la semana tiene un efecto protector sobre la muerte por neumonía", detalla.

Así, ha recordado que, durante los meses de invierno, y con la Covid-19 todavía circulando, desarrollar una neumonía grave por este motivo y por otras enfermedades respiratorias es "algo habitual". "Realizar actividad física con regularidad podría reducir el riesgo de padecer enfermedades respiratorias como la Covid-19, especialmente en los grupos de riesgo, como los adultos mayores y los que padecen enfermedades subyacentes", expresa.

La investigación no demuestra la existencia de una relación de causa-efecto y se necesitan más estudios para demostrar si las asociaciones demostradas son causales. Además, deben realizarse trabajos adicionales para confirmar la cantidad e intensidad de la actividad física, que es esencial para la prevención de la neumonía o de las muertes relacionadas con ella.

Por último, dado que el ejercicio regular fue autoinformado, los valores podrían estar sesgados, por lo que los estudios futuros deberían centrarse en evaluar con precisión la actividad física con el uso de acelerómetros o podómetros.

La neumonía es una infección del tejido pulmonar causada generalmente por bacterias o virus y es una de las principales causas de muerte entre las personas mayores, los jóvenes y las personas con condiciones de salud preexistentes. En 2016, la enfermedad fue la cuarta causa de muerte en el mundo.

La neumonía también está asociada a la mala salud, la reducción de la calidad de vida y los elevados costes sanitarios. Se sabe que el tabaquismo, el consumo excesivo de alcohol, las afecciones respiratorias como el asma y las enfermedades crónicas como la diabetes y las enfermedades renales aumentan el riesgo de padecer neumonía, que es una causa prevenible de muerte y discapacidad.

Los resultados del estudio se suman a las pruebas bien documentadas de que la actividad física regular tiene el potencial de reducir el riesgo de varias enfermedades crónicas, enfermedades infecciosas como la neumonía, así como la muerte. Además, actividad física tiene enormes beneficios para la salud en general, así como para reducir los costes sanitarios causados por enfermedades preexistentes.

Imprimir

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email