GRUPO PLAZA

Juan ramón adsuara, alcalde de Alfafar

"Le pediría al PP más claridad, contundencia y carisma de cara a las elecciones generales"

Juan Ramón Adsuara, alcalde de Alfafar (EVA MÁÑEZ)

El PPCV no ha dado un giro a la derecha, según el dirigente: "Quienes estamos alrededor de Isabel Bonig estamos instalados en el centro o incluso en el centro-izquierda"

2/11/2015 - 

ALFAFAR. Juan Ramón Adsuara es, tras la debacle electoral del PP, de los pocos dirigentes populares que conservan responsabilidades de gobierno. Conservó la alcaldía de Alfafar con un resultado muy ajustado y gracias al apoyo de Ciudadanos. De hecho, como él mismo reconoce, tal vez fue crucial su cambio de parecer ante la apertura comercial en domingo. En esta misma línea, el dirigente trata de mantenerse firme frente a las multinacionales en busca de un difícil equilibrio entre las grandes empresas y las familias que cohabitan en su municipio.

-¿Se siente el gran superviviente del PP tras las municipales?

-No sé si superviviente… nosotros creemos que es fruto de las políticas que llevamos a cabo en la anterior legislatura. No es cuestión de supervivencia sino de hechos. Nosotros llevamos una política todo lo social posible porque éramos conscientes de la situación por la que estaba atravesando la gente y los ciudadanos la han valorado y han vuelto a confiar en nosotros. Aunque es verdad que, viendo el panorama político, somos los únicos que gobernamos en la provincia en municipios de más de 15.000 habitantes...

-¿En qué se equivocó su partido el pasado 24-M?

Yo creo que en centrarnos demasiado en los datos, en la macroeconomía, en dejar a un lado los problemas sociales de las personas. Nosotros, por ejemplo, decidimos en Alfafar reinvertir el superávit en lugar de lo que mandaba Montoro, que era entregar el dinero a los bancos para ir amortizando deuda. Nosotros lo que hemos hecho es, dentro de la legalidad, buscar recovecos para transformarlo en servicios que requería y requiere la sociedad en momentos de dificultad.

"Una vez se rearme el partido, Bonig empezará a proponer ideas y a aportar su programa para concurrir a 2019"

-¿Está corrigiendo su formación estos errores de cara al 20-D?

-A nivel nacional yo pediría más claridad, más contundencia y un poco más de carisma. Contar que se ha hecho una buena gestión y que se ha salvado al país de un rescate me parece correcto, pero la gente no es consciente de cómo ha derivado en la sociedad esa política. Habría que comunicar con más carisma y de una forma más didáctica a la población.

-¿Y a nivel autonómico? ¿Qué piensa del liderazgo de Isabel Bonig?

-A nivel autonómico pienso que está haciendo un buen trabajo para rearmar el partido y que, una vez se rearme el partido y pasen los congresos, empezará a aportar ideas, a aportar su programa para concurrir a 2019.

-Hay quien critica, sin embargo, que se está produciendo un giro muy acusado hacia la derecha…

-Yo pienso que no, yo pienso que está siendo crítica con ciertos gestos del Consell que no llevan a ninguna parte y que no abordan los problemas fundamentales de la Comunidad Valenciana. Quienes estamos a su alrededor creo que somos personas que estamos instaladas en el centro. Yo estoy en el comité ejecutivo regional y me siento instalado en el centro; a mi jefe, al presidente provincial, Vicente Betoret, lo veo en el centro; a mis compañeros de diputación los veo en el centro… hay gente alrededor de Isabel, que es la que conforma su equipo, que estamos instalados en el centro, o incluso…

-¿De izquierdas?

-A mí, por mis políticas, me tildan de centro izquierda. Creo que la política no entiende de izquierda ni de derecha, pero, por poner un ejemplo, el otro día tuvimos una reunión con las plataformas antideshaucios de la comarca y el único grupo del PP era el de Alfafar, pero éramos pioneros en lo que se estaba tratando, al lado de gobiernos de Compromís y del PSOE. Si eso es de centro-izquierda, pues soy de centro-izquierda. Pero yo pienso que es política de personas.

Juan Ramón Adsuara, alcalde de Alfafar (EVA MÁÑEZ)

-Sumó usted mayoría gracias al apoyo de Ciudadanos. ¿Fue crucial cambiar de criterio y oponerse a la apertura del comercio en domingo para llegar a gobernar?

-Parte de la población vio que defendíamos los intereses de las familias, la decisión se tomó en base a los testimonios de las familias de alfafar que trabajan en la zona comercial. Cuando escuchamos de primera mano la falta de conciliación familiar que supone trabajar un domingo, que te den fiesta un lunes cuando el niño está en el colegio y que encima no te remuneran el festivo trabajado como se debería remunerar, vimos que era una medida que iba contra la unidad familiar.

-¿Qué le llevó a cambiar de opinión? ¿Puede hacernos una breve cronología del conflicto?

"Nos dimos cuenta de que las grandes firmas no iban a crear empleo, que simplemente querían abrir los domingos para engordar sus resultados"

-Las empresas solicitaron la apertura en domingo al ayuntamiento. Nosotros les comunicamos la posibilidad de abrir de forma estacional -en verano, Navidad y Semana Santa- y les pedimos que pusieran encima de la mesa el número de nuevos contratos que generarían en el municipio. Fue ahí donde las empresas no dieron el paso. Nos dimos cuenta de que realmente no estaban por la labor de crear empleo sino que simplemente querían abrir domingos y festivos por engordar su cuenta de resultados. Después el Consell nos permitió alegar a los dos y finalmente nos dio la razón, e Ikea recurrió esta decisión.

-Ikea, sin embargo, asegura que usted les comunicó que podrían abrir en domingo ¿entiende que se sientan engañados?

-Hubo conversaciones, y dentro de esas conversaciones pudo manifestarse la intención de aplicarlo con estacionalidad y siempre que hubiera contratación, pero las empresas no se comprometieron.

-En Valencia, el actual Ayuntamiento se encuentra en un debate similar al que tuvo usted ¿Entendería que se cerraran todas las grandes superficies de la capital?

-Lo entendería perfectamente. Lo veo lógico. De hecho hasta hace tres años estábamos funcionando así. La liberalización horaria sólo existe en la Comunidad de Madrid, en el resto ni está en marcha ni se está planteando. No tiene ningún sentido ni existe ningún estudio que diga que contribuye a la recuperación.

Juan Ramón Adsuara, alcalde de Alfafar (EVA MÁÑEZ)

-¿Qué tal es ahora la relación con Ikea?

-Seguimos colaborando y teniendo relación. Fue un tema puntual que no tiene por qué marcar todo lo demás.

-Eso suena frío para una compañía que ha creado 400 empleos en la localidad…

-Lo que pasa es que, en el contexto de necesidades sociales en el que estamos, muchas veces se nos llena la boca de que somos una empresa o una administración responsable, pero eso hay que demostrarlo con hechos, y las medidas de responsabilidad social corporativas de las grandes firmas que están instaladas en Alfafar yo creo que se notan poco, cuando es una cosa que yo me plantearía que, por ley, no sólo fuéramos las administraciones las que tuviéramos que rendir cuentas de esta labor.

-¿En qué quedaron los mensajes de alarma sobre que Ikea destruiría el sector del mueble?

"Quizá querer recuperar la inversión ha llevado a la empresa de MN4 a encarecer los precios. Yo dejaría la gestión del centro comercial en manos de especialistas"

-Ikea es un buen punto de atracción, y ni sus productos son tan baratos ni los muebles de Alfafar tan caros como se cree. Además tenemos mucho comercio especializado que puede complementar lo que ofrece Ikea. Por otra parte, tras un año peleando con la oficina de marcas y patentes, nos han dado la marca Milla del Mueble de Alfafar, y la zona está diseñada, con algunos cambios, para que haya fluidez en toda el área comercial y para que el visitante pueda acudir con comodidad a todos los establecimientos. Nuestra intención es conformar una oferta global para que cuando los potenciales clientes necesiten mueble o menaje piensen en Alfafar.

-¿Se ha beneficiado el centro comercial MN4 de su flujo de clientes?

-MN4 acarrea problemas desde su construcción, que se encareció desde el principio porque hubo problemas a nivel freático. Yo pienso que el éxito o el fracaso del centro comercial dependerá de las políticas de marketing de la empresa que lo explota, que si no me equivoco son los mismos constructores. Quizá el hecho de querer recuperar esta inversión les ha llevado a encarecer precios. Yo lo dejaría en manos de especialistas. A este ayuntamiento han venido empresas a solicitar información para instalarse en MN4 que finalmente no lo han hecho porque los alquileres que les pedían eran incompatibles con sus planes de viabilidad, y desde que se abrió el recinto muchos locales de las plantas de arriba no se han llegado a ocupar.

Juan Ramón Adsuara, alcalde de Alfafar (EVA MÁÑEZ)

-En la actualidad es diputado provincial ¿Hasta donde llegan sus aspiraciones políticas?

-Si uno pierde el tiempo pensando en las aspiraciones no se dedica a trabajar. A mí el partido me pidió formar parte del equipo en la diputación, y he de reconocer que en un principio no estaba entre mis intenciones y decliné la posibilidad. Pero pertenezco a una formación y tuve que aceptar ser diputado provincial. De cara al futuro... no lo sé. No sé si mis aspiraciones pasan por la política o por volver a la empresa privada donde siempre he estado trabajando. También me gustaría, el día que tenga que descansar de la política, retomar estudios. No me lo plantearé hasta que no sepa si hay limitación de mandatos y si, por consiguiente, tengo que descansar de la política o seguir en el partido -si me lo piden-.

"No sé si mis aspiraciones pasan por continuar en la política o por volver a la empresa privada, que es donde siempre he estado"

-Entiendo, por lo que dice, que si no imponen limitación de mandatos le gustaría continuar…

-A mediados de una tercera legislatura finalizaría el plan europeo 2014/2022, a nivel urbano, sostenible, de movilidad, social y de empleabilidad; y nosotros tenemos las bases para concurrir a todas. Quisiera estar una tercera legislatura para ver realizados esos proyectos y luego dar un paso atrás. La tercera es la legislatura que da pie a buscar ideas de futuro y personas que las lleven a cabo.

-Se le acusa de prevaricación y realización de actividades prohibidas a los funcionarios públicos por contratar a su concejal de urbanismo como arquitecto con fondos municipales. ¿Puede frenar esta imputación su carrera?

-Hay una denuncia, presentada a dos meses de las elecciones, sobre unos hechos que ocurrieron en 2011 y que fueron aprobados en el pleno con informes favorables de la secretaria y de los equipos jurídicos. Además, en la votación, el Partido Socialista, que es el que me denuncia, se abstuvo. No impugnaron el pleno que le daba compatibilidad al concejal de urbanismo, pero no dudaron en repartir 9.000 ejemplares en la jornada de reflexión acusándome de corrupción. La juez vio que era una cosa electoral y lo aparcó, y ahora, tras las elecciones, me ha llamado para pedirme documentación. Nosotros hemos aportado los todos informes que acreditan que nunca se ha infringido la ley, y además le hemos solicitado el sobreseimiento del caso. Cuando esté archivado tomaré las medidas oportunas que tenga que tomar contra los denunciantes. Nos guardamos en su momento todos los documentos sobre lo que hicieron.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email