Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

rossini, a través de los ojos y oídos de  laurent pelly y carlo rizzi

Les Arts pinta de rosa flúor el mundo onírico de 'La Cenerentola'

4/12/2020 - 

VALÈNCIA. El Palau de les Arts  se ha tomado como pilar de su programación de esta temporada un axioma: si la ópera ya se ha visto y escuchado otras muchas veces, ¿por qué no hacerla diferente esta vez?. La dirección de escena se ha convertido en el principal atractivo de muchas de sus grandes apuestas, que intentan ser diferentes a las más tradicionales y con una huella muy importante de autor. Es el caso de La Cenerentola, que se podrá ver del 10 al 23 de diciembre. Una ópera original de Rossini, que se verá con los ojos y los oídos de Laurent Pelly (dirección de escena) y Carlo Rizzi (dirección musical). Esta es "la primera gran coproducción internacional de la etapa que se inició en 2019" en Les Arts, junto a la Dutch National Opera y Grand Théatre de Genève.

La Cenerentola es en realidad la interpretación que hizo Rossini de La Cenicienta con 25 años, tras su éxito con El barbero de Sevilla. Los personajes, eso sí, cambian respecto al cuento original, con una Don Magnífico que será un malvado padrastro, por ejemplo. A su vez, y a pesar de que esta versión no busca ser una ruptura con la obra original, se han actualizado algunos de los elementos originales de la obra: ahora Angelina es una kelly, que canta a sus amores y desamores rodeada de lavadoras y frigoríficos.

En lo musical, la obra de Rossini es ambiciosa, tanto a nivel vocal como instrumental. Por eso el maestro Rizzi destacaba ayer dos cuestiones sobre lo que se verá en Les Arts: "primero, la importancia de trabajar en equipo, y en este sentido, quiero destacar que he trabajado muy bien con la Orquesta de la Comunitat Valenciana, que ha sabido resolver y con ligereza el libreto". "Por otra parte, el elenco es imprescindible. Sin unos buenos cantantes, Rossini no se puede hacer", a lo que el director de Les Arts, Jesús Iglesias Noriega, ha añadido que "esta obra cuenta con una parte de dramaturgia muy importante, por lo que además de buenos cantantes, tienen que ser buenos actores".

En la puesta en escena, Laurent Pelly, que no ha estado presente en la rueda de prensa, propone dos mundos totalmente diferenciados. Uno ligado a la realidad y otro marcado por un filtro de flúor rosa, onírico e impactante. Las escaleras por las que irán transitando los personajes también será una dificultad añadida, algo que Carlos Chausson ha señalado explicando que "eso se resuelve ensayando mucho". La cantidad de elementos de la escenografía propuestos por Pelly están a la altura de la complejidad musical.

Anna Goryachova encabeza el elenco como Angelina, que completan Lawrence Brownlee como Don Ramiro y Carlos Chausson en el rol de Don Magnifico. Cierran la lista Carles Pachón, Riccardo Fassi y las cantantes del Centre de Perfeccionament Larisa Stefan y Evgeniya Khomutova.

La obra ya ha pasado por Amsterdam y Ginebra con "éxito de crítica y público". El vocalista Carlos Chausson ha querido aprovechar la rueda de prensa para agrdecer a Les Arts el esfuerzo porque no pare la oferta cultural, en un momento en el que solo están funcionando los coliseos de Madrid y Les Arts en toda España.

Asuntos pendientes

Por su parte, Iglesias Noriega -a preguntas de la prensa- ha actualizado algunos de los asuntos pendientes del Palau de Les Arts. En primer lugar, preguntado por la situación de las coproducciones con otros centros internacionales de música, el director artístico ha confirmado que "obviamente" la pandemia ha pospuesto y retrasado muchos proyectos. Es el caso del Réquiem de Mozart bajo la puesta en escena de Romeo Castellucci que se ha proyectado junto al Festival d’Aix-en-Provence, Adelaide Festival, Theatre Basel, Wiener Festwochen y La Monnaie, y que estaba previsto para abrir este curso, pero que finalmente se ha retrasado hasta la próxima temporada.

"Todo lo que se pueda preguntar de si se ha visto afectado por la pandemia va a ser un sí. Pero la intención de seguir potenciando las coproducciones internacionales y retomar el contacto con otras instituciones musicales está ahí, y eso es lo importante", ha señalado.

Por otra parte, también se ha pronunciado por el puesto aún vacante de la dirección de la Orquesta de la Comunitat Valenciana desde la marcha de Roberto Abbado hace ya año y medio. En este sentido, Iglesias Noriega avisa que "sin menosvalorar la tarea" no es un asunto que "le preocupe excesivamente", ya que -según él- "no es una decisión sencilla" y hay que "dar tiempo" para que pasen muchos directores invitados e ir probando quién podría ser mejor: "la persona más talentoso puede tener poca conexión con la Orquesta, por ejemplo". De esta manera, avisa que no se ha puesto plazos para resolver esta cuestión.

Finalmente, y a partir de los abandonos del público en las diferentes funciones de Fin de partie, desde la prensa también se le ha preguntado si se replantea seguir abriendo el repertorio a estas propuestas más contemporáneas. Por su parte, Iglesias Noriega se ha sentido muy seguro de la línea tomada: "no soy afín a la idea de que al público se le tiene que educar, pero sí ofrecer una programación más completa. No puede ser que solo se hubiera hecho una obra barroca en la historia de Les Arts. Al final, los abandonos de público siempre suceden", ha concluido.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email