Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Les Corts piden impulsar el teletrabajo con garantías, voluntario, reversible y sin "jornadas sin fin"

21/07/2020 - 

VALÈNCIA. (EP) Les Corts instan a la Generalitat a impulsar el teletrabajo tanto entre los funcionarios como en las empresas, mediante acuerdos con patronales y sindicatos, para garantizarlo de manera voluntaria, reversible, sin "jornadas sin fin" ni desigualdades, y compatible con la conciliación familiar.

Esta propuesta de Unides Podem, debatida en el pleno de este martes para su votación en la sesión del jueves, cuenta con el previsible apoyo de los otros dos grupos del gobierno valenciano (PSPV y Compromís) y de la oposición (PP y Cs) frente al rechazo de Vox.

 Los 'morados' han aceptado una enmienda de Compromís para elaborar una estrategia de usos del tiempo con perspectiva de género. También otras de PP y Cs para promover la adaptación de puestos de trabajo, la transformación digital de las pymes y ayudas para personas con menores o mayores a su cargo.

En concreto, la proposición no de ley (PNL) establece un acuerdo para potenciar el teletrabajo en base al marco europeo y que la Generalitat lo potencie entre los funcionarios con más herramientas telemáticas.

Otras medidas que plantea son una guía práctica de adaptación para trabajadores y empresas en consonancia con la futura ley española de trabajo a distancia, un informe para prevenir riesgos ergonómicos y psicológicos y un seguimiento de impacto de género a cargo de la Conselleria de Igualdad.

Como impulsor, el portavoz de Economía de Podem, Ferran Martínez, ha defendido que la cuarentena ha puesto de relieve que el teletrabajo está lejos de llegar a su máximo potencial, apuntando que la proporción de valencianos que podrían acogerse sería de un 20,9% (437.000).

Riesgos: aislamiento y horarios asfixiantes

Pero ha advertido que no está exento de riesgos: solapamiento, jornadas interminables, disponibilidad permanente, aislamiento, desequilibrios, falta de control sobre las condiciones de salud y seguridad, asunción de costes como el pago de facturas y horarios "más asfixiantes" para las mujeres: "Puede ser una oportunidad de progreso para todos o una nueva forma de regresión".

El PSPV recuerda que algunas medidas ya las recoge la normativa del teletrabajo de la Generalitat y pide que vayan acompañadas de un "cambio cultural" y de un pacto de jornada con mínimos y máximos. Esto pasa, ha expuesto la socialista Rosa Peris, por no olvidar la protección de datos, el respeto a la privacidad ni "atrapar de nuevo a las mujeres en los hogares".

Compromís ve con buenos ojos esta iniciativa "útil y positiva" tras el estado de alarma pero reclama que no deje de lado a las mujeres que asumen las tareas del hogar. "Que no caiga sobre nosotras, por ahí no pasaremos", ha reivindicado la diputada Mònica Álvaro.

De oposición, el PP recuerda que el teletrabajo ya existía antes del coronavirus y se pregunta si "solo va a ser una simple guía de buenas prácticas". También rechaza que la Comunitat tenga el "triste honor" de ser la primera autonomía en dictar el regreso al trabajo presencial tras el estado de alarma.

El 'popular' Juan Carlos Caballero ha definido así la PNL de Podem como una "reprobación mayúscula" al departamento de Gabriela Bravo: "Tras la orden de volver al cien por cien hubo un brote en la Conselleria de Justicia con la cuarentena de 40 funcionarios tras un positivo", sumado al reciente envío a casa de trabajadores de la Conselleria de Igualdad por el contagio de un familiar.

Cs, en la misma línea, ve necesario digitalizar más la administración para teletrabajar y que el Gobierno lance de una vez la ley para toda España. "Esa silla de comedor no es tan cómoda cuando llevas más de ocho horas. Menos samba y más trabajar", ha reclamado Fernando Llopis.

 Y Vox cree que la propuesta esconde prejuicios ideológicos al hablar de igualdad de género y visos de intervencionismo, cuando sindicatos y empresas ya son "mayorcitos" para negociar. Si se aprueba antes de la ley nacional, ha alertado José María Llanos, "sería como elaborar una guía de gramática valenciana para cuando gobierne Vox y destierre el catalán".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email