GRUPO PLAZA

Los agricultores celebran las "pocas" lluvias y esperan que "minimicen" los efectos de la brutal sequía

29/11/2017 - 

VALÈNCIA (EP). El presidente de AVA-Asaja, Cristóbal Aguado, cree que la lluvia que este miércoles cae sobre la Comunitat Valenciana será "positiva" para los cultivos frente a la previsible llegada del frío y ha valorado que este agua, "por poca que sea es buena para minimizar el efecto del clima y estabilizar un poco más la temperatura". Es más, "ojalá caigan 30 o 40 litros más por metro cuadrado que nos vendría muy bien, que nos deje recoger la cosecha y que se pague como toca que no está la cosa clara", ha deseado.

Por su parte, el secretario general de La Unió de Llauradors i Ramaders, Ramón Mampel, ha dado también la bienvenida a estas "pocas" lluvias en esta situación de "sequía casi estructural" que dura ya cuatro años seguidos y ante el frío puede ser un "hándicap" que puede helar algunos cultivos, aunque para esas circunstancias están los seguros agrarios, ha apuntado.

Ambos se han pronunciado en estos términos en declaraciones a los medios en las Corts, donde han estado siguiendo el debate parlamentario sobre la Ley de la Huerta.

Mampel ha aprovechado para llamar la atención sobre dos tipos de sequía: la sequía hidrológica que implica que "no tenemos reservas" y que "somos una cuenca deficitaria" y la sequía agraria o ganadera que hace "sufrir mucho" a los cultivos -la olivera ha tenido una bajada de la producción de un 30-40%, la viña probablemente en un 50%- mientras los ganaderos "no tienen pastos, están comprando forrajes y piensos y muchas granjas están llevando el agua en cubas". Todo ello "aumenta los costes de producción", ha advertido.

"Sentido común" frente ideología

En el caso de la sequía hídrica, un problema "que muchas veces se han hecho batallas y guerras que no nunca nos han gustado a La Unió", ha remarcado, Mampel ha reivindicado "un acuerdo nacional del agua y que de las cuencas sobrantes puedan venir recursos a las cuencas que no tenemos". No obstante, ha puntualizado que "también nosotros tenemos que hacer deberes" e invertir en pequeñas infraestructuras para poder recoger los recursos y uso de todos los que tenemos, desde las desaladoras, a las aguas residuales o las zonas de marjal.

El problema es de "toda la sociedad", ha subrayado, por lo que ha instado a hacer un "buen uso de recursos" y "con los estudios técnicos que pueda tener el Ministerio, en todas las Confederaciones tener mucho sentido común y no ir en batallas políticas, tenemos que gestionar los pocos recursos que tenemos", ha concluido.

Efecto de la sequía en la Comunitat Valenciana. Foto: EFE

Las Corts piden un fondo extra contra la sequía

El pleno de las Corts ha aprobado por unanimidad este miércoles instar al Consell a dirigirse al Gobierno de España para la creación de un fondo extraordinario de lucha contra la sequía y sus consecuencias, destinado a financiar medidas de ayuda para compensar las pérdidas producidas por ésta y otras adversidades climatológicas en las explotaciones agrícolas y ganaderas.

Asimismo, pide la creación de una Fondo Económico Plurianual para adaptar la agricultura y la ganadería ante los efectos del cambio climático sobre los recursos hídricos con el objetivo de "reducir la vulnerabilidad socioeconómica y ambiental de este sector y garantizar su viabilidad a largo plazo".

En ambos fondos participarán las comunidades autónomas y la Generalitat valenciana comprometerá su participación directa. Las ayudas serán para agricultores profesionales que hayan visto reducida su producción por la sequía en un mínimo de un 30 por ciento y destinada preferentemente a pequeños y medianos productores.

También pide al ejecutivo central habilitar mecanismos de subvención para que el precio del agua desalinizada para riego no exceda los 0,3 euros por metro cúbico y que se establezca un calendario y se abra una ronda de negociaciones con todas las fuerzas políticas y representantes de las comunidades autónomas para redactar y aprobar un Plan Nacional del Agua.

Este documento debe establecer "las líneas básicas de una política hídrica que, con carácter estructural, desde una perspectiva integral en colaboración con todas las administraciones públicas y partes interesadas, realice una planificación y gestión de los recursos hídricos para hacer frente a los efectos del cambio climático, que ordene los usos y los recursos hídricos desde una perspectiva de la gestión de la demanda, que extreme el ahorro y la eficiencia en los usos, que proteja y recupere los ecosistemas fluviales, acuíferos y calidad de las aguas", entre otros.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email