Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

análisis

Los cambios en la táctica de la Reserva Federal traen malos recuerdos

A juicio del experto, las inquietantes preocupaciones de Jerome Powell, presidente de la FED, sobre el crecimiento parecen ecos del pasado

21/12/2018 - 

MADRID. La Reserva Federal de Estados Unidos (FED) está empezando a sonar muy diferente al banco central que pensábamos que tendríamos bajo la dirección de Jay Powell. Janet Yellen atrajo muchas críticas, con razón o sin ella, por ser demasiado reaccionaria. Esto creó una profecía autocumplida en la que la volatilidad de los mercados financieros habría provocado que la FED tuviera que cambiar su táctica, lo que a su vez causaría exactamente el tipo de volatilidad que hizo que la FED cometiera un error en primer lugar.

En ese sentido, las inquietantes preocupaciones de Powell sobre el crecimiento parecen ecos del pasado. En este momento, el único signo claro de los indicadores económicos de EE UU que apunta a una desaceleración  es el que está vinculado a los tipos de interés. Si estaba preocupado por una desaceleración en esos términos, esto frustra en primer lugar el sentido de las políticas de ajuste. Igualmente, se podría decir que lo que está pasando en el precio de los activos en los Estados Unidos es lo que debería suceder cuando la Fed eleva los tipos de interés. El precio de los activos en este momento no parece ser un problema económico y, por lo tanto, la Fed no debe alarmarse por eso.

Una cosa que Powell hizo bien inicialmente fue vender las subidas como algo positivo. Dijo que estaba elevando el precio del dinero porque la economía estaba fuerte. Ese enfoque parecía sugerir que el proceso de endurecimiento sería un proceso catártico. Puede ser doloroso a veces, pero purgaría el sistema de exceso de liquidez y una mala asignación de recursos.

Preocupaciones

Pero ahora suena mucho menos confiado. En ausencia de ningún dato que respalde esas preocupaciones, parece como un tomador de precio, dándole al mercado la impresión de que vuelve a tomar el control. Le ha devuelto las drogas al adicto.

El cambio en Powell significa que volvemos a una situación en la que los inversores tienen que descontar la decisión de la FED trimestre a trimestre. Esto significa que los treasuries continúan recuperándose, una curva de tipos plana o, incluso, invertida. Esto también implica que los mercados girarán y girarán con cada pronunciamiento de la FED y los inversores intentarán determinar cómo reaccionarán a continuación.

La mayor preocupación es que las preocupaciones de Powell sobre el crecimiento comienzan a manifestarse en la actividad económica real. Su mensaje de ayer a la opinión pública fue ciertamente tan malo como lo fue para Wall Street. Jay Powell está en grave peligro de invocar a los demonios por los que de repente está tan preocupado.

James Athey es Senior Investment Manager de Aberdeen Standard Investments 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email