X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Los casos de patología mental aumentan y se diversifican sus causas

Entre un 35% y un 50% de los pacientes con trastornos mentales no recibe tratamiento o no es el adecuado.

16/01/2020 - 

VALÈNCIA. Los trastornos mentales, neurológicos y por consumo de sustancias estupefacientes constituyen el 10% de la carga mundial de morbimortalidad y el 30% de las enfermedades no mortales, según la Organización Mundial de la Salud. Los problemas de salud mental serán la principal causa de discapacidad en el mundo en 2030.

A ello hay que sumar el estigma y la discriminación asociados, que genera aislamiento y exclusión. En muchos casos las personas con un trastorno mental dejan de hacer actividades sociales o de perseguir algún deseo por miedo al rechazo. Esos estereotipos que se asocian a las enfermedades mentales se consideran que afectan a la capacidad de decidir y a la capacidad de poder llevar a cabo una vida normal.

Según la OMS, el 9% de la población tiene algún tipo de problema de salud mental, y el 25% lo tendrá en algún momento a lo largo de su vida

Y eso que, según la OMS, el 9% de la población tiene algún tipo de problema de salud mental, y el 25% lo tendrá en algún momento a lo largo de su vida. Por ejemplo, un 6,7% de los españoles padece ansiedad y la misma cifra representa a las personas con depresión. Entre el 2,5% y el 3% de la población adulta tiene un trastorno mental grave. Y un 1% de la población mundial desarrollará algún tipo de esquizofrenia en su vida.


Muchas de estas personas no encuentran una solución en los modelos asistenciales tradicionales y precisan de un abordaje terapéutico integral y flexible, acorde a sus necesidades. De hecho, entre el 35% y el 50% no recibe tratamiento o no es el adecuado. Porque la diversa naturaleza de los trastornos mentales y los múltiples factores que interaccionan hacen que deban ser tenidos en cuenta para el diseño de los tratamientos individualizados según el paciente.

Referente de la sanidad valenciana

Con un servicio integral y que contempla todas las necesidades de estos pacientes, el servicio de Salud Mental de Vithas e Ivane Salud se ha convertido, en sus seis años de vida, en un referente, no solo en Valencia, sino en el ámbito nacional. «Nos llegan pacientes de otros hospitales, públicos y privados, y de otras ciudades. Ello se debe a que hemos creado una muy buena sinergia entre Vithas y nosotros y así conseguimos dar un buen servicio en salud mental», asegura el doctor Augusto Zafra, director de Ivane Salud y responsable de salud mental de los hospitales Vithas en Valencia. Un servicio que se caracteriza por la agilidad en la actuación y por la accesibilidad, tanto en la sencillez de los trámites como en la facilidad para acceder al servicio.

Máxima implicación de todos

La incidencia de estos trastornos ha ido aumentando en los últimos años. Estrés, síndrome de burn-out, trastornos del sueño, depresión, ansiedad… en algunos casos si no se tratan o no se tratan bien pueden conducir a problemas más graves e incluso a la muerte. Cerca de 800.000 personas se suicidan cada año en el mundo; es la segunda causa de muerte en personas de 15 a 29 años. Y por ello es importante adecuar el tratamiento dependiendo de la gravedad del trastorno.

Por ejemplo, en algunos casos se necesita el ingreso hospitalario, sobre todo en personas con patología mental aguda o subaguda, porque “necesitan un enfoque clínico-asistencial, un ambiente tranquilo donde puedan tener una rutina muy establecida”, explica el doctor Zafra, que señala que, en el caso de la Unidad de Salud Mental y Psiquiatría Hospitalaria del Hospital Vithas Valencia al Mar, el tiempo de estancia depende de tres factores: la parte clínica, hay trastornos mentales que necesitan más tiempo para tratarse; la parte funcional y socio-familiar, que debe ir enfocada a conseguir la máxima autonomía; y la tercera parte es el compromiso de mantenimiento de cuidados, a través del servicio de consulta externa de psiquiatría o de psicología y la conciencia de enfermedad.

Necesidad de atención de urgencia

Necesidad de atención de urgenciaAdemás, está Unidad de Salud Mental y Psiquiatría Hospitalaria cuenta con un servicio de Urgencia Psiquiátrica y un Hospital de Día. «Cuando empezamos, vimos que había un porcentaje de pacientes que lo que necesitaban era una asistencia de urgencias, por ejemplo si una persona está en un periodo de crisis o con ideas de suicidio. Para ello creamos el servicio de Urgencia Psiquiátrica y nos coordinamos con el resto de hospitales Vithas de Valencia, centralizando la asistencia en Vithas Valencia al Mar. Contamos con un psiquiatra presencial los días laborables y un psiquiatra localizado los festivos o fines de semana para que cualquier paciente pueda ser valorado y recibir la primera asistencia especializada lo más tempranamente posible», afirma el doctor Zafra. 

El servicio de Salud Mental de Vithas e Ivane Salud se ha convertido, en sus seis años de vida, en un referente, no solo en Valencia, sino en el ámbito nacional

En el año 2018 surgió, de la necesidad y la experiencia, el Hospital de Día, «no había un recurso privado similar en Valencia. Se planteó como un recurso intermedio entre el ingreso hospitalaria y el abordaje ambulatorio». El objetivo del hospital de día era facilitar la transición. Está muy focalizado en personas que necesitan un seguimiento más estricto, con trastornos afectivos, trastornos psicóticos u otros desórdenes emocionales de intensidad moderada grave y que no terminan de encontrar una mínima estabilidad clínica y funcional en su entorno habitual ni con el abordaje ambulatorio convencional. 

Adecuar el tratamiento a la gravedad del trastorno, personalizarlo para adecuarlo a las circunstancias de cada paciente y contar con un equipo multidisplinar es clave para ofrecer una solución integral. Porque una persona enferma no solo necesita medicamentos. También tiene que realizar un proceso de modificación conductual y vivencial. «La clave para un buen resultado radica en la máxima implicación del equipo terapéutico que forman los profesionales, el paciente y las familias, que deben ser capaces de llegar a la máxima alianza y compromiso posible en la solución de las necesidades que se detectan durante el proceso de recuperación mediante un tratamiento enfocado al individuo y a la familia», explica el doctor Augusto Zafra.

Atención a la patología mental 360º

El Servicio de Salud Mental de Vithas e Ivane Salud se estructura en torno a cuatro ejes: hospitalización, hospital de día, urgencias psiquiátricas y consultas externas. Y tiene como objetivo dar una cobertura integral a esta necesidad tanto sanitaria como social. Para ello existe un equipo multidisciplinar formado por psiquiatras, psicólogos, monitores y terapeutas ocupacionales que se centran en el tratamiento y la rehabilitación tanto psicológica, como funcional y socio-familiar del paciente.

 

Tratamiento de la adicción y patología dual

Los trastornos mentales a veces suelen llevar asociados una adicción, bien sea a sustancias como drogas y alcohol, como al sexo, alimentación, juego, etc.. Cualquier persona con patología adictiva multiplica sus posibilidades de tener un trastorno mental y hay que tratar a la persona en su conjunto, para asegurar el mejor pronóstico y la menor discapacidad posibles. Según señala el doctor Zafra, en el 80-90% de los casos la adición va unida a un trastorno mental (estrés, ansiedad, depresión, trastornos de la personalidad…) que no ha sido previamente tratado.  

Por ello, Ivane Salud y Vithas cuentan con un programa de desintoxicación de 21 días que se lleva a cabo en el Hospital Vithas Aguas Vivas. Esos 21 días «es el tiempo mínimo para adquirir unas rutinas y cambiar hábitos. En diez días una persona está limpia de sustancias (excepto en cannabis) y estabilizada clínicamente, y en 21 días, a fuerza de mucha terapia psicológica y terapia funcional para tratar también los problemas mentales, se consigue poner las bases para ese cambio de conducta. Y que cuando reciban el alta tengan un tratamiento encaminado, que puedan retomar el funcionamiento y las rutinas en casa, con un seguimiento muy controlado en un centro de día o una consulta ambulatoria», apunta el doctor Zafra. «Todo ello sin demoras, el ingreso es inmediato tan pronto como el paciente ha dejado las cosas organizadas fuera para que esté totalmente concentrado en lo que está haciendo dentro».

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email