GRUPO PLAZA

CRÓNICA POR LOS OTROS / OPINIÓN

Los cuentos de la Fundación Mainel

La Fundación Mainel nació en diciembre de 1990 de la mano de José Rodrigo Rosalén y Carmen Orts Bayarri, un matrimonio valenciano que quiso dejar su legado a beneficio del fomento de la cultura y la ayuda a las personas que más lo necesitan, principalmente en países donde las oportunidades son mucho más escasas. Este año la fundación celebra su 30 aniversario

31/10/2020 - 

Jose y Carmen eran un matrimonio valenciano sin hijos.  José Rodrigo —Pepe para los amigos— era médico, especialista en Radiología. Dicen que destacaban en él su bondad, su sencillez, su entrega a los demás, a la vez que sobresalía por su formación profesional. Aseguran quienes le conocían que Carmen Orts vibraba más con el arte y la cultura. Pintora aficionada en su juventud, siempre quiso promover oportunidades entre los jóvenes con la ilusión de construir un mundo, una cultura, más acorde a la dignidad humana.

José y Carmen habían decidido constituir una fundación en los últimos meses del año 1990, pero dudaban mucho sobre el nombre. No deseaban que respondiera a sus apellidos familiares y no terminaban de dar con un término que les satisficiera. El arquitecto Juan María Dexeus, amigo del matrimonio, al saber que la fundación tendría dos líneas de trabajo (cultura y cooperación al desarrollo), sugirió que un nombre adecuado podría ser Mainel. Este término define un elemento arquitectónico, largo y delgado, que divide verticalmente un hueco en dos partes.

Según cuentan los que les conocieron, los fundadores de Mainel eran un matrimonio de gran corazón. Vicente Emilio López Castell, presidente de la Fundación en la actualidad, afirma: “En una edad de la vida que no invita a muchas aventuras, ellos dos se lanzaron con ilusión al reto de mejorar el mundo en el que les había tocado vivir, y a dejar abierto un surco para que otros pudieran después continuar con su tarea”. 

En 2005 Mainel obtuvo el reconocimiento como ONGD por la AECID, lo que reforzó su trabajo como agente de cooperación internacional al desarrollo y permitió ampliar el alcance de sus proyectos.

Muchas de las actividades que realiza Mainel  en España cuentan con dos décadas de trayectoria ininterrumpida. Es el caso del Premio de Cuentos Fundación Mainel, que ya va por su vigésimo tercera edición.

Los cuentos

El certamen busca promover la creatividad literaria de los jóvenes de todo el territorio nacional, además de la reflexión en torno a temas vitales como la solidaridad, los derechos humanos o la cooperación internacional, en línea con el deseo de los fundadores de apoyar iniciativas dirigidas a los más jóvenes. Es una de las actividades más especiales para la Fundación, puesto que aúna sus dos grandes áreas de trabajo, la cultura y la solidaridad transformadoras, y que culmina con la publicación de los cuentos en un libro.

El jurado está compuesto anualmente por escritores y escritoras, docentes y periodistas. Y en cada edición, la entrega de premios reúne a las familias y profesores de los ganadores en un acto que cuenta con una conferencia de algún escritor o periodista. El viernes 30 se celebró en la sede de Mainel la entrega de premios de la última edición, que este año fue si cabe más especial, ya que en el libro también participan con sus cuentos jóvenes de El Salvador, que participan en un proyecto de cooperación para la prevención de la violencia juvenil, uno de los grandes retos del país. 

Este año tuve el honor de formar parte del jurado y realmente leer y tener la oportunidad de valorar la narrativa, temática y expresión de los y las jóvenes a través de estos cuentos ha sido maravilloso.  

Lo más importante ha sido la participación conseguida en este tipo de iniciativas donde se trabajan temas imprescindibles como los derechos humanos, por ejemplo, para un mundo más justo en edades tan delicadas como la adolescencia. 

El premio se convocó en el curso 2019/2020 bajo el lema «El mundo que quieres», y con él se invitó a estudiantes de secundaria y bachiller a reflexionar sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible, y lo que podemos hacer como sociedad para construir un mundo mejor y con mayores oportunidades para todas las personas.

Esta edición del Premio de Cuentos incluye una gran novedad: además de contar con los nueve relatos ganadores de estudiantes de España, en el libro participan con sus cuentos seis jóvenes de El Salvador. A través de sus historias podemos comprobar que los chicos y chicas comparten inquietudes globales, y que su interés por crear una sociedad más justa es el mismo desde un lado y otro del océano.

La internacionalización del premio se ha realizado como parte del proyecto de cooperación internacional que realiza la Fundación con  con CESAL y Agape para prevenir la violencia juvenil en El Salvador, y que cuenta con la financiación de la Conselleria de Participación, Transparencia, Cooperación y Calidad Democrática de la Generalitat Valenciana.

Junto a la publicación también se ha trabajado la exposición #SomosSalvador, una muestra de fotografías, texto y contenido multimedia con la que se visibilizan diferentes iniciativas que se están impulsando en este país latinoamericano para combatir la violencia, especialmente a través del trabajo educativo que se realiza con la juventud, principal objetivo del proyecto que estamos desarrollando.

La semana que viene… más!

* La versión electrónica se puede descargar en la web https://mainel.org/premio-de-cuentos  y quien quiera copia en papel puede solicitarlo por email a fundacion@mainel.org o llamando a 963924176.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email