GRUPO PLAZA

el ivie cifra en 11.000 millones el déficit comercial de la comunitat valenciana con madrid

Los madrileños concentran el 47% del capital de otras regiones invertido en empresas valencianas

4/11/2020 - 

VALÈNCIA. Los madrileños son los principales accionistas en empresas valencianas al concentrar el 47% del capital procedente de otras Comunidades Autónomas invertido en estas compañías. A la inversa, los inversores valencianos también son los principales accionistas en empresas madrileñas, al poseer el 30% del capital procedente de otras comunidades autónomas, con un capital agregado de estas inversiones de 5.555 millones de euros.

Esta es una de las principales conclusiones del estudio La intensidad de las relaciones socioeconómicas entre Madrid y la Comunitat, elaborado por el Ivie y promovido por la Fundación Conexus cuyos resultados han sido presentados este miércoles por el investigador Joaquín Maudos.

El trabajo, que analiza y cuantifica la intensidad de los lazos entre ambas regiones desde el punto de vista comercial, financiero, de la movilidad del trabajo y demográfico procedentes de seis fuentes de información, también destaca que la balanza comercial entre las dos regiones es favorable a la Comunidad de Madrid en 11.000 millones de euros.

Los datos de la Agencia Tributaria analizados por el Ivie acreditan Madrid es la primera región de origen y destino de las compras y ventas de las empresas valencianas, ya que concentra el 33,1% de las ventas que la Comunitat realiza a otras regiones, con el comercio, automoción e industria agroalimentaria a la cabeza. Por lo que se refiere a las compras, Madrid concentra el 35,6% de las compras de empresas valencianas, con el comercio y servicios profesionales a la cabeza.

Por lo que se refiere al flujo de mercancías, un hecho a destacar es que mientras que a escala nacional el ferrocarril solo supone el 5% del total de transporte interior de mercancías, el corredor ferroviario Madrid-Valencia copa el 30% del tráfico de mercancías entre las dos regiones, "multiplicando por tanto por seis la cuota que tiene a nivel de España".

La importancia de este corredor está estrechamente ligada a la existencia del Puerto de Valencia, según el estudio.

En cuanto a los indicadores demográficos, Madrid es la tercera región española con mayor presencia de habitantes de la Comunitat Valenciana, con casi 80.000 residentes. Además, de los valencianos que trabajan en Madrid, el 68% de los valencianos que trabajan en Madrid se concentran ocupaciones de alta cualificación. El dato contrasta con el perfil de los ocupados madrileños que trabajan en la Comunitat, ya que el porcentaje mayoritario, el 20%, lo hace en puestos media o baja cualificación.

Desequilibrio en el empleo cualificado

Según Francisco Pérez, director del Ivie, esto se debe a que el tejido productivo de las dos comunidades es distinto y las posibilidades de tener un empleo de alta cualificación en Madrid "son mayores".

Pérez ha sido uno de los participantes en un debate posterior a la presentación del estudio con Rafael Doménech, responsable del servicio de estudios BBVA Researc. En conversación, moderada por Jordi Sevilla, el exministro ha explicado que Conexus está preparando una propuesta para establecer un “corredor verde innovador” entre ambas regiones que próximamente presentará a sus respectivos gobiernos.

Pérez ha destacado que la “potencia” del corredor Madrid-Valencia es consecuencia de la “calidad” de las relaciones entre las dos comunidades, pero ha señalado que esto no debe restar “urgencia” al desarrollo del Corredor Mediterráneo. Por su parte, Rafael Domenech ha opinado que estos dos corredores no compiten entre ellos, sino que se potencian, porque servirán para establecer lazos comerciales con otras regiones.

Por otro lado, respecto a la llegada de fondos del plan de recuperación europeo, Pérez ha destacado como positiva la condicionalidad de los fondos, que deben estar destinados a proyectos transformadores, por lo que la prioridad debería ser presentar “buenos proyectos”.

En cuanto a la supuesta ‘madrileñofobia’ denunciada por la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, Rafael Domenech ha reflexionado que el hecho de que las comunidades puedan “competir” fiscalmente entre ellas les impone a las propias regiones mantener la disciplina, por lo que ha abogado por buscar el “equilibrio” entre homogeneización sin uniformidad y cierto grado de competencia fiscal.

Por su lado, Francisco Pérez ha destacado que el sistema de financiación autonómica “está deslegitimado desde hace tiempo por sus propias asimetrías” y ha reflexionado que, con un estado descentralizado, hay que estar preparado para aceptar diferencias fiscales entre las regiones.

Preguntado por el “dumping” fiscal de Madrid, el director del Ivie ha afirmado que la bajada de tarifas de Madrid en algunos impuestos “puede haber tenido efectos” complicados de medir en la localización de las bases fiscales.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email