GRUPO PLAZA

Crónicos, enfermos mentales en pisos tutelados, asistentes, personas con síndrome de Down...

Los 'olvidados' en el proceso de vacunación de la covid

11/03/2021 - 

VALÈNCIA. El debate alrededor del proceso de vacunación se ha vuelto una constante conforme avanzan los grupos que deben someterse a la inmunización. Son varios los colectivos que han manifestado sus quejas por no haber sido todavía incluidos en los grupos principales o por haber sido relegados al vagón de cola, a pesar de la "urgencia" de recibir la vacuna, en la Estrategia de Vacunación aprobada por la Comisión de Salud Pública, en la que se encuentran representadas todas las comunidades y ciudades autónomas y el Ministerio de Sanidad.

La Plataforma de Organizaciones de Pacientes, donde se incluyen 1.400 asociaciones, ha realizado un informe en el que reprocha a Sanidad que no se incluyan entre los primeros grupos prioritarios a personas con patologías crónicas y significativas como cáncer, enfermedad renal, síndrome de Down, afecciones cardíacas, personas inmunodeprimidas por transplantes, enfermedad cerebrovascular, fibrosis quística, hipertensión arterial o inmunodeficiencias, entre otras. Patologías que, como ocurre con la gente mayor, eleva el riesgo de muerte o de graves complicaciones de su enfermedad previa en caso de contraer la covid.

De hecho, no fue hasta el pasado 26 de febrero cuando el Ministerio de Sanidad incluía, en el grupo 7, la vacunación de las personas de menos de 60 años con condiciones de riesgo alto si se contagian de covid. Sin embargo por delante, al margen de los residentes y personal de los centros (grupo 1), personal sanitario (2 y 3), grandes dependientes (4) y personas mayores de 60 años (5), también se encuentran, en el grupo 6, colectivos de mucha gente joven y sana como las fuerzas y cuerpos de seguridad, los bomberos, el Ejército y el profesorado. 

Fuente: Ministerio de Sanidad

Otros países europeos priorizan a los crónicos

Una situación que la plataforma califica como de "desprotección" y que contrapone con la de otros países europeos como Francia, Italia y Reino Unido. En el caso del primero, fueron incluidas en la fase 1 las personas con patologías de alto riesgo, en un lugar en el orden de vacunación que vendría a equipararlos, como máximo, con el grupo 3 de la estrategia española.

En Italia, tras abordar en la primera fase la vacunación de personas mayores de 80 años, trabajadores sanitarios y sociales, y a personal y huéspedes de residencias de mayores, a continuación se priorizaban los grupos más vulnerables, incluyendo a las personas con patologías graves. En Portugal, aquellos con patologías de este tipo y más de 50 años empezaron a vacunarse en el mes de febrero. Mientras, en Reino Unido se incluyeron en el cuarto grupo de vacunación hasta el 6. En algunos países se separan las patologías en dos grupos, según su riesgo en caso de contraer covid, pero en ambos están por delante del grupo 7 de España.

"Más de 19 millones de personas padecen una enfermedad crónica en España", recoge el informe. "Los pacientes crónicos están viviendo una doble pandemia, la causada por el parón de la asistencia sanitaria que, en algunos casos, ha generado un empeoramiento en el estado de su salud; y el riesgo de complicaciones graves e incluso de fallecimiento con motivo de la covid-19 por su situación clínica y una adversa respuesta inmunitaria", apuntan. 

Otros 'olvidados' en las prioridades del Gobierno

Mientras, la Asociación Empresarial de Residencias y Servicios de Atención a la Dependencia de la Comunidad Valenciana (Aerte) denunciaba otra vez este miércoles que los profesionales de viviendas tuteladas de salud mental y de ayuda a domicilio, y las personas a las que atienden, "siguen sin recibir la vacuna contra la covid-19 a pesar de ser personal prioritario".

En este sentido recordaba que los profesionales de atención domiciliaria se encuentran pendientes de recibir la vacuna, y aunque en un primer momento se planteó que se vacunarían en el mismo momento que las personas que atienden, la última actualización del protocolo indica que se encuentran en el grupo 3B de personal sociosanitario. En la misma situación se encuentra la mayoría de residentes de viviendas tuteladas, que la consellera de Igualdad, Mónica Oltra, ya señaló que debían haberse equiparado a las residencias en el grupo 1.

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, este miércoles. Foto: R. RUBIO/POOL

Otro colectivo al que se ha relegado es el de personas con síndrome de Down que no se hallen en centros ocupacionales públicos o no tengan un grado de dependencia 2 o 3. La consellera de Sanidad, Ana Barceló, justificó este martes que tengan que estas personas tengan que esperar a que se vacune a su grupo de edad porque priorizar su inmunización "no está en la estrategia" aprobada por la Comisión de Salud Pública, que encabeza la ministra Carolina Darias y en la que están representadas todas las CCAA y el Ministerio de Sanidad. Según un estudio internacional publicado en febrero, los adultos con síndrome de Down tienen más probabilidades de morir por covid-19 que la población en general. Concretamente, tres veces más, ya que una persona de 40 años con síndrome de Down tiene un riesgo similar de morir por coronavirus a alguien de 30 años mayor en la población general.

También ha manifestado quejas el personal técnico del laboratorio, ya que según la estrategia todo el personal de la empresa debería estar considera como Grupo II, pues en el acuerdo se explicita que dentro de este grupo se incluye a personal que no estando en primera línea es personal de riesgo. Sin embargo, desde la mutua les señalan que es desde el departamento de vacunación de donde deben recibir la orden. El caso es que la estrategia de vacunación ya va por el Grupo 6, el del personal educativo, estos profesionales de los laboratorios que atienden a posibles infectados siguen sin vacunar.

Mientras, este viernes la Comisión de Salud Pública, en la que están representadas las comunidades autónomas y el Ministerio de Sanidad, se reunirá para valorar de nuevo si se administra la vacuna de AstraZeneca en personas de entre 55 y 65 añosUna medida seguiría a las que se está estableciendo en algunos países europeos tras los últimos estudios que avalan su uso en personas de mayor edad. Eso podría suponer modificar el orden de vacunación vigente desde el pasado 26 de febrero.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email