GRUPO PLAZA

Los viveros de flores y plantas se modernizarán con 120 millones en ayudas directas de los fondos europeos

16/10/2021 - 

BRUSELAS. Cuando España estaba totalmente confinada, otros países del norte de Europa exoneraron los centros de jardinería y las floristerías del cierre sufrido por otros sectores, al considerar que el cuidado de las flores era una terapia necesaria durante el confinamiento. Ahora, viveros e invernaderos de hortalizas, plantas y flores ornamentales pueden solicitar subvenciones hasta 2023 para modernizar sus instalaciones o transformarlas con criterios medioambientales, según el plan de recuperación post covid de la Unión Europea (UE), al que el gobierno español ha destinado 120 millones de euros en ayudas directas. Este sector agrícola experimentó un crecimiento del 30% desde la pandemia en la Comunitat Valenciana, con clientes más jóvenes, lo que supone además un cambio sociológico en el consumidor.

La Comisión Europea ha dado vía libre al plan español de 120 millones de euros del Fondo de Recuperación y Resiliencia (RRF), incluido en los criterios de transición ecológica, para apoyar la transformación o modernización integral de invernaderos que producen hortalizas, flores cortadas y plantas ornamentales, por estar en consonancia con las normas sobre ayudas estatales de la UE.

En mayo, la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja) y la Asociación Profesional de Flores, Plantas y Tecnología Hortícola de la Comunidad Valenciana (ASFPLANT) constataron la revitalización del sector despuntes de la pandemia, al pasar de destruir plantas a no alcanzar para cubrir toda la demanda debido al “boom” de la jardinerнa en casa. El informe revelaba que se había aumentado en un 30 por ciento las ventas de plantas, respecto a los niveles previos a la covid-19, como ya informó Valencia Plaza.

El plan de mejora del sector verde se financiará a través del RRF, tras la evaluación positiva de la Comisión del plan español de recuperación y resiliencia, y su adopción por el Consejo. El programa, que se extenderá hasta el 31 de diciembre de 2023, tiene como objetivo mejorar la competitividad y la sostenibilidad de los productores primarios de hortalizas, flores cortadas y plantas ornamentales, apoyando su transición ecológica. La ayuda pública adoptará la forma de subvenciones directas y se destinará a inversiones destinadas a mejoras estructurales y de eficiencia energética.

La Comisión evaluó el régimen de conformidad con las normas de la UE sobre ayudas estatales, en particular las Directrices para las ayudas estatales en los sectores agrícola y forestal y en las zonas rurales, que permiten a los Estados miembros conceder ayudas para garantizar una producción alimentaria viable, y promover el uso eficiente y sostenible de recursos para lograr un crecimiento inteligente y sostenible.

Todas las inversiones y reformas que impliquen ayudas estatales incluidas en los planes nacionales de recuperación presentados en el contexto del RRF deben notificarse a la Comisión para su aprobación previa, a menos que estén cubiertas por una de las normas de exención por categorías de ayudas estatales. El fin es preservar la igualdad de condiciones en el mercado único y garantizar que los fondos del RRF se utilicen de forma que se minimicen las distorsiones de la competencia y no desplazar la inversión privada

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email