X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

26, 27 y 28 de julio en benidorm

Low Festival intenta mantenerse fuera de la zona de confort sin olvidar su esencia pop

El cartel de este año recoge nombres clásicos como Vetusta Morla o Xoel López con las revelaciones de este año

27/06/2019 - 

VALÈNCIA. Low Festival tiene, como prácticamente ningún otro festival, que reinvindicar su identidad edición tras edición. Por Benidorm han pasado, en sus ya once ediciones, grupos como Placebo, Editors, Franz Ferdinand, Phoenix, Massive Attack, Portishead, y por supuesto, las novedades de la escena independiente nacional, que ha dado un auténtico giro de 180 grados sonora y mediáticamente. Ahora el indie español es el nuevo pop, y grupos como Izal o Love of Lesbian han roto las expectativas que había del género cuando solo eran un puñado de canciones pegadizas que no paraban de sonar en Radio 3. Low Festival es heredera de toda aquella escena, pero a la vez que recoge este movimiento popular, también reivindica, cartel a cartel, que también tiene una obligación prescriptora para con su público, recogiendo así a artistas emergentes, nacionales e internacionales. 

Este año, ante una realidad musical completamente atomizada, el cartel del festival no deja la premisa con la que ha programado los anteriores años para la edición que se celebrará del 26 al 28 de julio en la Ciudad Deportiva Guillermo Amor de Benidorm. En este sentido, siempre cabe empezar a destacar los grandes nombres internacionales, que en este caso lideran con diferencia New Order, la banda de Salford, salida de los míticos Joy Division (cuyo Unknown Pleasures cumple 40 años), que repasará las identidades que ha ido desarrollando desde los 80 hasta hoy. La de New Order es la discografía de una banda que se ha sabido adaptar a los tiempos musical sin ir al rebufo, sentando cátedra de vez en cuando.

También pasarán por Benidorm Foals, la banda liderada por Yannis Philippakis, que se ha sabido abrir un hueco disco a disco para estar en la tête de la course del indie-rock internacional. En su directo caben clásicos como My Number o Mountain At My Gates con ejercicios rítmicos más complejos como Spanish Sahara o A Knife in the Ocean. Completan la cabeza del cartel The Vaccines, cuyas melodías pegadizas del primer disco se han sabido transformar en una carrera más o menos sólida, que sigue trayendo novedades. Su último trabajo, Combat Sports es un paso adelante y no un estancamiento. Y aunque la sombra del primer trabajo es muy alargada, ya hay nuevos hits que acaban conformando un show más que digno.

En un segundo plano, se encontrarían bandas de pop muy bailables como Bastille, rinôcérôse, Ladytron (que ya son unos clásicos), Cut Copy o Fischerspooner. Su sonido los hacen primos hermanos en sus carreras, aunque en su mayoría, han sabido encontrar un hueco para diferenciarse de otros cientos de bandas en el inmenso oceano de lo que se conoce como indietrónica (que como neologismo deja mucho que desear). 

En el terreno de los emergentes, se encuentran varias sorpresas positivas, empezando por Mattiel, que es una joven promesa de la radio británica que aspira a ser aquello que fue The Vaccines en 2011 pero con una voz propia, heredera del camino sonoro que ha abierto en estos últimos años la brillante Angel Olsen. Los singles de adelanto del que será su primer LP se han recibido con entusiasmo en Gran Bretaña, y el Low Festival será el momento de verle para poder decir más tarde aquello de "yo le vi primero".

Otra mujer que siempre da el cante, aunque ya ha abandonado el terreno de los emergentes, es , que presenta su último disco, Forever Neverland con el que sigue diferencia su impulso creativo personal de los grandes éxitos en los que ha colaborado estos últimos años. Fuera de toda tendencia pop se encuentran White Fang, que serán la nota de ruido discordante en el cartel internacional. Su último trabajo, Still Stupid les aboca a hacer un directo para el recuerdo.

Clásicos de ayer y hoy de la escena nacional

El grueso del cartel lo forma un menú prácticamente irresistible para el festivalero medio de España. Los nombres hablan por sí solos: Dorian, Fangoria, Viva Suecia, Zahara, La Casa Azul, Second, Varry Brava... La primera línea del indie nacional se vuelve a dar cita con la fuerza mediática y el respaldo creciente que han recibido del público. Todos los clásicos sonarán, y la gente se dejará la voz. En un plano más discreto se encuentran los autores como Xoel López y The New Raemon, que aducen a otro sonido que en España también se hace muy bien.

Y, sin duda, un nombre que les sobrevuela, Vetusta Morla, el grupo titánico que ha roto cualquier marca de éxito comercial con cuatro discos. Este año se cumplen 10 años de su primer paso, Un día en el mundo, que ya les reservó un sitio en la vitrina de himnos del imaginario del público nacional. 

Pero otra vez, el festival compensa esa esencia pop intentando salir de la zona de confort de la manera más segura posible: programando algunos de los nombres que más suenan en las diferentes escenas emergentes. El primer nombre a destacar es, obviamente, Cupido, la revolución que ha unido dos mundos -el llamado trap y el bedroom pop- en un mismo destino. Préstame un sentimiento es una colección de canciones pegadizas, muy bien hechas, creadas para gustar y cantar sin que suenen facilonas. Sus hermanas parecen ser Cariño, que también hay dado un golpe en la mesa con Movidas y el desenfado con el que cantan letras sinceras muy ligadas a la generación millenial.

Para quién quiera seguir explorando en las músicas urbanas, La Zowi será una ocasión de lujo para su inmersión. Uno de los grandes nombres de la discográfica La Vendición, que ha generado el movimiento trap en España. Ella es conocida como "la matriarca", y cuenta con no pocos éxitos que pinchar y cantar. 

Por otro lado, encontramos a Texxcoco, Carolina Durante y Mourn, un perfil más rock que tiene reservado un hueco que no es menor. Los tres grupos, desde escenarios diferentes, han publicado sendos trabajos muy sólidos que les alejan de la percepción de "grupo festivalero" al uso pero sin dejar de ser una apuesta segura de entretenimiento. Los tres grupos recuerdan a la escena que no hace falta perder un pelo de autenticidad para poder abrirse al gran público. Que siga existiendo esa frescura es una suerte.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email