X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 24 de septiembre y se habla de LA RUTA DEL BAKALAO CÓMICS MESTALLA atitlán
GRUPO PLAZA

La fiscalía anticorrupción negoció con el director para conseguir permisos de salida

Malestar en el órgano que autoriza los permisos en Picassent por la presión del director para beneficiar a Blasco

3/07/2018 - 

VALÈNCIA. Las presiones a favor de la salida de prisión del exconseller Rafael Blasco, que cumple seis años y medio de condena por malversación en las ayudas al Tercer Mundo, no han sentado nada bien en el órgano encargado de valorar y autorizar los permisos penitenciarios en la cárcel de Picassent. Hasta ahora, la Junta de Tratamiento de este centro se ha opuesto a todos los permisos que ha solicitado el exconseller, la última vez por riesgo medio-alto de reincidencia, pero esta situación puede cambiar en breve si se firma el acuerdo que la Fiscalía Anticorrupción ha alcanzado para su conformidad en las piezas 2 y 3 del caso Cooperación sin necesidad de celebrar el juicio.

Tal y como publicó Valencia Plaza este lunes, el fiscal del caso, Vicente Torres, se reunió con el director de la cárcel en la que Blasco cumple su condena para interceder a favor de la concesión de esos permisos, que son una de las condiciones que Rafael Blasco exige para conformarse y aceptar una condena de 2 años y medio de cárcel, muy por debajo de los 16 que le reclamó la propia Fiscalía en el momento de formular la acusación.

Pese a que en la reunión se negoció el asunto de los permisos de salida de Blasco, Anticorrupción actuó al margen de los fiscales específicos de Vigilancia Penitenciaria. A ello se suma, además, el carácter cuando menos irregular de este encuentro, ya que se está condicionando ese acuerdo de conformidad a la concesión de permisos penitenciarios de otra pena que ya está en ejecución.

Tras el encuentro, según ha podido saber este periódico, el director de la prisión transmitió a la Junta de Tratamiento de Picassent instrucciones para que desde ahora informe a favor de los permisos penitenciarios del exconseller de Cooperación, que no ha mostrado arrepentimiento ni ha devuelto un solo euro de la responsabilidad civil a la que se le condenó en la primera pieza de este caso más allá de lo que se le ha embargado.

Esta circunstancia ha generado malestar entre los integrantes de la Junta de Tratamiento, un órgano colegiado entre cuyas funciones se encuentra proponer la concesión de los permisos de salida previo informe del equipo técnico, solicitando la autorización del Juez de Vigilancia Penitenciaria o del Centro Directivo.

Este órgano, que se rige por criterios técnicos y está integrado por profesionales del centro como médicos, trabajadores sociales o educadores, está presidido por el propio director de cada centro penitenciario. Las decisiones se toman por mayoría de sus miembros tras las oportunas deliberaciones. En caso de empate, el director tiene voto de calidad. Esto es, puede decantar el signo de la decisión.

EL DIRECTOR DE LA CÁRCEL ES TAMBIÉN EL PRESIDENTE DE LA JUNTA DE TRATAMIENTO Y TIENE VOTO DE CALIDAD EN CASO DE EMPATA

Dado que apenas ha pasado un mes desde que al exconseller se le negó por última vez un permiso, el problema sería cómo justificar un eventual cambio de criterio a favor de los permisos si no han cambiado las circunstancias objetivas que obligaban a denegarlos.

La garantía de acceso a permisos en el futuro es una de las condiciones que el exconseller de Cooperación ha puesto antes de firmar el acuerdo de conformidad que le propone la Fiscalía Anticorrupción, que está dispuesta a rebajar la petición de pena de los 16 años que reclamó inicialmente a 2 y medio, a pesar de que Rafael Blasco solo ha ofrecido como reparación del daño económico causado un chalet embargado por el Tribunal de Cuentas y a pesar de que la condena que potencialmente le puede caer en el juicio que Anticorrupción busca ahorrarse está muy por encima de lo que le ofrece: hasta 9 años y medio más sumados a los 6 y medio por los que ya está condenado.

Prisión de Picassent

En los tres años que ya lleva en prisión, la única vez que Blasco disfrutó de un permiso fue a finales de 2017 porque lo autorizó el juez de Vigilancia Penitenciaria, pese al informe en contra de la Junta de Tratamiento de Picassent. La Audiencia Provincial de Valencia lo revocó posteriormente, pero cuando Blasco ya lo había disfrutado. Desde entonces, todas las solicitudes le han sido denegadas.

De ese modo, sin un informe a favor por parte de la Junta de Tratamiento de Picassent y el visto bueno de los fiscales de Vigilancia Penitenciaria –cuyo criterio general es el de no apoyar los permisos a reclusos que, como Rafael Blasco, ni pagan ni muestran arrepentimiento– es muy improbable que el juez conceda un permiso al exconseller del PP. Por ello, la vía que le quedaba al fiscal Vicente Torres para desbloquear la condición de Blasco para firmar el acuerdo que le ha puesto sobre la mesa era intentar el cambio de criterio a través del director de la cárcel.

Trato de favor en el 'caso IVAM'

Además de los permisos, sin los que el exconseller no está dispuesto a conformarse, también ha solicitado a Anticorrupción compromisos concretos de trato de favor a su mujer, Consuelo Císcar, y a su hijo, un joven artista conocido como Rablaci, ambos imputados en el caso IVAMCíscar tiene pendiente de depositar una fianza de 4,1 millones de euros que la jueza le reclama junto a otros imputados, pero la exdirectora ha solicitado una prórroga para evitar el embargo de bienes.

CONSUELO CÍSCAR, MUJER DE BLASCO, TIENE PENDIENTE DE DEPOSITAR UNA FIANZA DE 4,1 MILLONES PARA EVITAR QUE LE EMBARGUEN BIENES

El abogado de la exdirectora del IVAM, Juan Molpeceres, es una de las personas que estuvo en la reunión con los fiscales anticorrupción y el director de la cárcel de Picassent. Su presencia se explica también por ser el abogado de Rafael Blasco para asuntos penitenciarios, principalmente la petición de permisos. En esa reunión, confirmada a este diario por Instituciones Penitenciarias, también estuvieron el fiscal Anticorrupción Pablo Ponce, el abogados del exconseller, Javier Boix, y la mujer de éste. 

Un portavoz de Instituciones Penitenciarias reconoció a este periódico que este tipo de visitas no son habituales, pero el director del centro penitenciario accedió a reunirse con los dos fiscales Anticorrupción y los abogados del interno por "cortesía" y "colaboración institucional" al tratarse de una autoridad judicial.

Además de recibir a los dos fiscales y a los abogados, el director de la prisión de Picassent accedió a su petición para que les habilitase una sala de gran tamaño y con buena iluminación para reunirse con Blasco en lugar de usar los locutorios, cuya capacidad está limitada a cuatro personas.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email