Hoy es 18 de julio
GRUPO PLAZA

La Mesa de la Automoción valenciana acuerda radiografiar la situación para buscar medidas de choque

Mazón pide por carta a Sánchez una reunión para abordar la crisis de la automoción

José Cuéllar - CORTS
5/07/2024 - 

VALÈNCIA. El presidente de la Generalitat Valenciana, Carlos Mazón, ha pedido por carta al jefe del Ejecutivo central, Pedro Sánchez, una reunión de trabajo para abordar la crisis de la automoción que, solo en el caso valenciano, ha conllevado que Ford Almussafes, principal empresa tractora en la región, haga un ERE para 626 trabajadores y un ERTE para otros 1.000. Además, desde hace años ha habido una cascada de cierre de empresas y las previsiones para los próximos años son de una dura travesía. 

Una terremoto en un sector clave para la región, ya que la industria del automóvil aporta un 8% al PIB de la Comunitat Valenciana, representa casi el 16% de las exportaciones y factura 8.500 millones de euros anuales. Además, engloba en torno al 6% de la población activa de la autonomía con casi 30.000 empleos directos. Todo ello ha llevado al jefe del Consell a remitir una carta a Sánchez con el fin de poder abordar esta situación para buscar medidas y soluciones, según explican fuentes de la Generalitat Valenciana a este diario.

Lo cierto es que la complicada situación del automóvil es a nivel global, pero la región es uno de los principales motores de España en este sector. Y es que, aunque la automoción ha intentado anticiparse a los cambios, transformándose y dirigiéndose hacia lo que el mercado y la demanda parecía que exigían, las condiciones no han acompañado. La electrificación se erigía como el nuevo paradigma de la movilidad y la mayoría de fabricantes había dirigido a ello su estrategia, pero esa reorientación no ha ido acompasada con una buena infraestructura y unos precios que animen a la demanda. 

Tampoco está siendo fácil esa readaptación en un contexto mundial inflacionista, de falta de materiales y tras dos grandes crisis como la pandemia y la invasión de Ucrania. Factores que han hecho que las ventas no sean las deseadas y que han provocado que las empresas rediseñen estrategias. Este es el caso de Ford, que ha frenado sin fecha la electrificación de Almussafes. Ahora su hoja de ruta se encamina hacia los híbridos con un nuevo modelo, todavía sin concretar, que llegará en 2027 con 300.000 unidades anuales. Pero, hasta dentro de tres años, la factoría se va a resentir porque solo fabrica un coche, una reducción de carga de trabajo que ha propiciado el nuevo ajuste en la planta. 

Y si la firma del óvalo enferma, la industria auxiliar se resiente porque, aunque cada vez más las empresas han intentado minimizar su dependencia de la multinacional, Ford sigue llevando el peso del automóvil valenciano a la espera de que Volkswagen construya su gigafactoría de celdas de baterías en Sagunt. Un proyecto que no estará listo hasta 2026. 

Reunión de la mesa de la automoción valenciana para buscar soluciones

Por tanto, la situación preocupa y ocupa a la Generalitat Valenciana. Tanto es así que, además, de la petición de reunión con el presidente del Gobierno esta semana se celebraba un encuentro del grupo de trabajo de la automoción valenciana para buscar soluciones. Este cónclave reunió tanto a la Administración como patronales y asociaciones vinculadas al sector, sindicatos y empresas. Así, participaron el secretario autonómico de Industria, Felipe Carrasco; el secretario autonómico de Hacienda, Eusebio Monzó; así como representantes de Ford, Femeval, la CEV, UGT-PV y CCOO-PV, Ateval, Quimacova y Avep, y el alcalde de Almussafes, Toni González. 

El propósito es buscar soluciones y lo que se acordó es realizar un estudio para hacer un análisis de la industria del sector de fabricación de componentes y accesorios para vehículos a motor en la Comunitat Valenciana con el objeto de poder proponer acciones de choque de recualificación y empleo, según explican desde la Generalitat.

Este análisis "permitirá obtener un mapa de riesgos y conocer en profundidad el alcance la situación del sector y las necesidades de cualificación y de inversiones necesarias para que la región siga siendo la referencia nacional en movilidad". Y es que todos los asistentes coincidieron en la urgencia de realizar este análisis para poder disponer de la información "lo antes posible y poder proponer acciones de choque". De esta manera, las asociaciones empresariales integradas en la mesa recabarán la información para poder procesarla este mismo mes.

Asimismo, en la reunión se acordó la creación de dos subcomisiones como la de “plan de choque”, centrada en el apoyo a las empresas afectadas por los bajos niveles de actividad y que incorporará planes de formación y recolocación. Igualmente, se constituirá la comisión de “impulso a las inversiones” en la que se identificarán proyectos de inversión, mecanismo de aceleración, detección de oportunidades de diversificación, entre otras. Las próximas reuniones de esta mesa serán el 18 y el 25 de julio.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme

Acceso accionistas

 


Accionistas