GRUPO PLAZA

Mercedes-Benz presenta la nueva Clase C en Berlina y Estate

26/02/2021 - 

VALÈNCIA. Anunciar una nueva era, más digital y eficiente que nunca, sin renunciar a todo lo que nos es familiar y querido. La nueva Clase C cumple ambos objetivos, y crea de ese modo una zona de confort con garantía de futuro en todas sus dimensiones en una época marcada por profundos cambios en todo el mundo. Gracias a la propulsión híbrida parcial con tecnología de 48 voltios y alternador arrancador integrado, así como tecnología híbrida enchufable, la nueva Clase C es la primera serie clásica de turismos de Mercedes-Benz completamente electrificada. Un sistema de baterías altamente eficiente confiere al híbrido enchufable una autonomía eléctrica del orden de los 100 kilómetros (WLTP[1]). Esto es algo que no se había conseguido nunca en esta categoría. Al mismo tiempo, establece un nuevo referente por su sostenibilidad. Si tenemos en cuenta que la Clase C es una de las series con mayor volumen de ventas de la empresa, esta electrificación sistemática tiene una gran repercusión en la huella de CO2 de la automoción. Entre los componentes técnicos destacados cabe mencionar asimismo algunos equipos opcionales, como DIGITAL LIGHT y la dirección del eje trasero. La Berlina y el Estate celebrarán su debut simultáneamente, podrán solicitarse a lo largo del mes de abril y llegarán a los concesionarios en el verano de 2021.

El diseño: claridad sensual en una expresión especialmente estética y deportiva

La nueva Clase C ostenta dimensiones claramente dinámicas, incluso a vehículo parado, fruto de la combinación de un voladizo delantero corto, una batalla larga y el voladizo trasero. Este ímpetu, perceptible a primera vista, está subrayado por el deportivo capó con resaltes longitudinales. El parabrisas y el habitáculo adoptan una posición más atrasada. Los especialistas denominan «cab-backward-design» a estas proporciones clásicas. La anterior generación de esta serie supuso ya un importante salto cualitativo en cuanto al valor intrínseco del habitáculo. La nueva Clase C va aún más allá en el capítulo del lujo moderno. En el habitáculo se han adoptado algunos aspectos destacados de la nueva Clase S, si bien interpretados en una clave más deportiva.

Diseño exterior: silueta con un juego de luces especial


Las superficies de la carrocería, con una sofisticada conformación escultural, generan un singular juego de luces en la vista lateral. Al mismo tiempo, los diseñadores han reducido a un mínimo las líneas características en la chapa. De esa manera adquiere mayor protagonismo la línea de cintura. En la vista lateral del Estate, el trazo moderno del techo y la luneta trasera inclinada subrayan el carácter deportivo del vehículo, sin que ello conlleve restricciones en la funcionalidad. Otros atributos de la presencia deportiva y dominante del vehículo son el ancho de vía amplio y las ruedas de diseño moderno enrasadas en el exterior (en formato de 17 a 19 pulgadas).

La calandra del radiador típica de la marca define la fisonomía del frontal. Todos los modelos poseen una estrella central, mientras que la ejecución y el efecto óptico de la calandra muestran diferencias en sus detalles. El modelo básico cuenta con una estrella central con lamas. En la versión AVANTGARDE se añaden elementos ornamentales en las lamas y un marco cromado en torno a la calandra del radiador y el faldón. Un distintivo que permite identificar a los vehículos con la línea AMG Line es la parrilla de efecto diamante en diseño de estrella en cromo.

La configuración de la zaga incluye los rasgos típicos de una berlina Mercedes-Benz. Al mismo tiempo, las luces traseras fascinan por su configuración con gran profusión de detalles y un diseño inconfundible, tanto de día como de noche. La berlina cuenta por primera vez en la Clase C con luces traseras de dos piezas. Las funciones de iluminación están divididas entre la pared lateral y la tapa del maletero. Gracias a la distribución precisa de los elementos interiores, las luces traseras hacen gala de un especial valor intrínseco en cada uno de sus detalles. Los elementos de adorno opcionales o específicos de las líneas en el parachoques trasero completan de forma estética la vista trasera. Tres nuevos colores —azul espectral, plata high-tech y blanco opalita— completan la paleta de pinturas para la carrocería.

Diseño interior: ambiente más deportivo gracias a la distribución centrada en el conductor

El tablero de instrumentos consta de dos secciones, una superior y una inferior. La sección superior es un perfil en forma de ala con nuevos difusores redondos, más planos que hasta ahora, que recuerdan a las barquillas de los reactores de una aeronave. La sección inferior incluye un elemento de adorno de generosa superficie. Este componente se prolonga sin solución de continuidad desde la consola central hasta el tablero de instrumentos. Otro rasgo que acentúa el cariz deportivo es la disposición de determinados componentes en torno al conductor. El tablero de instrumentos y el visualizador central están orientados ligeramente hacia él, en un ángulo de seis grados.

En el puesto de conducción destaca la pantalla LCD de alta definición. Este visualizador exento parece flotar por delante del perfil de ala y la superficie del elemento de adorno. De ese modo, el visualizador del conductor se distingue claramente de los puestos de conducción tradicionales con relojes clásicos. Los compradores pueden elegir entre una ejecución de 10,25 pulgadas (26,0 cm) y otra de 12,3 pulgadas (31,2 cm).

El visualizador central refleja asimismo el cambio de paradigma en el marco de la digitalización progresiva. Las funciones del vehículo pueden controlarse por medio de una pantalla táctil de alta calidad. Su formato vertical ofrece ventajas patentes, sobre todo para la navegación. La pantalla táctil parece también suspendida por encima de la superficie del elemento de adorno. Al igual que sucede con el tablero de instrumentos, la superficie de la pantalla está orientada ligeramente hacia el conductor. El visualizador central cuenta de serie con una pantalla de 9,5 pulgadas (24,1 cm) de diagonal. Como equipo opcional está disponible una versión con pantalla de 11,9 pulgadas (30,2 cm) de diagonal.

Un aplique cromado de alto valor divide la consola central en una sección posterior, con el acolchado suave del apoyabrazos, y una sección anterior en color negro profundo brillante. A partir de esta superficie tridimensional nace sin solución de continuidad y sin intersticio alguno el visualizador central, aparentemente suspendido en el espacio.

Los modernos revestimientos de las puertas, con diseño moderno y muy reducido, envuelven el tablero de instrumentos. Los paneles centrales de las puertas con apoyabrazos integrados se desarrollan en dirección horizontal a partir de una superficie vertical. En analogía a la configuración de la consola central, también aquí se distinguen dos secciones, con un elemento metálico de alta tecnología en la parte delantera. Esta sección asume la función de un asidero para sujeción y para cerrar la puerta, y sirve de soporte a los interruptores para los elevalunas. Otro detalle destacado es el panel de mandos sobresaliente, en el que se han integrado el tirador para la puerta y los mandos para las funciones del asiento.

El diseño particular de los asientos opcionales —AVANTGARDE o deportivos— de la nueva Clase C utiliza capas y superficies envolventes, lo que les confiere una gran ligereza óptica. Los reposacabezas y su integración en el respaldo del asiento responden a una configuración completamente nueva, con un revestimiento cerrado que cubre los elementos mecánicos de ajuste.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email